Policiales
Miércoles 03 de Junio de 2015

Datos confusos en la pesquisa del presunto secuestro de una mujer

Investigación. La Fiscalía trata de establecer  si una mujer habría sido raptada en Paraná y abandonada en Colonia Avellaneda. 

La familia de una mujer de la ciudad de Paraná denunció que la joven vivió un infierno entre la noche del lunes y la mañana de ayer: afirmaron que fue secuestrada por tres hombres, y horas después abandonada en un descampado de la localidad de Colonia Avellaneda. Los acusados son intensamente buscados por la Fiscalía y la Policía. Como la víctima es además denunciante en una causa de violencia de género contra su expareja, las sospechas apuntan hacia este hombre, quien está con arresto domiciliario, pero hasta ahora no hay ningún indicio en su contra. Ayer se realizaron varios allanamientos en Paraná y Colonia Avellaneda, donde secuestraron elementos de interés para la causa, que serán peritados.

Según la reconstrucción de las horas antes del hecho, por lo aportado porfamiliares de María Laura Villanueva a la Fiscalía, la mujer de 29 años fue levantada por los agresores el lunes a la tarde en un vehículo en inmediaciones de un supermercado ubicado en calles Coronel Pirán y bulevar Perette. La joven regresaba de Tribunales, donde había ido a una entrevista con psicólogos y psiquiatras para una pericia en el marco de una causa iniciada en 2014 a raíz de su denuncia, por los presuntos delitos de Amenazas y lesiones leves calificadas por el vínculo reiteradas. En ese legajo de investigación, que está en curso, está imputado Walter Javier Villagra, expareja de Villanueva, que se encuentra detenido desde el miércoles 29 de mayo, con un arresto domiciliario dispuesto por el juez de Garantías Eduardo Ruhl, según informaron desde Tribunales.

Como Laura no regresaba a su casa y tampoco atendía las llamadas al celular, el lunes a la noche su madre radicó la denuncia ante la fiscal auxiliar María Eugenia Smith, de la Unidad Fiscal de Violencia de Género, quien ordenó diversas medidas de investigación.

“Se dio intervención inmediata a la División Trata de Personas para que se inicie la búsqueda, y también a Inteligencia Criminal para obtener un informe completo sobre las llamadas recibidas y realizadas en las últimas horas”, dijo Shmith, quien además dio participación a la División Homicidios, para que se constate si la expareja de Villanueva estaba cumpliendo con el arresto domiciliario ordenada por el Juzgado. En todas las ocasiones que fueron al domicilio fijado en el barrio Paraná XX, corroboraron la presencia de Villagra, desde el momento de la denuncia hasta el hallazgo de la mujer.

La fiscal contó cómo siguió la investigación: “A las 21 volví a entrevistarme con la familia de la mujer y les informé sobre las medidas que se habían dispuesto para la búsqueda de Villanueva. Después de la medianoche mantuve otra comunicación con los familiares, a través de los funcionarios de la Mesa de Información Permanente, y a las 2.30 recibí un informe de la División Trata de Personas en mi correo electrónico personal, donde se me puso al tanto de las tareas realizadas en pos de localizar a la mujer, tanto en Paraná como en Colonia Avellaneda”.

Finalmente, a las 7 de ayer, personal de la comisaría de esta última localidad localizó en la zona de la ruta 18 a la víctima. Fue encontrada en estado de shock, en una notoria crisis nerviosa, y habría informado a los funcionarios que fue llevada hasta Colonia Avellaneda contra su voluntad, por tres hombres en la mencionada esquina del barrio Pirola. En lo esbozado ante los policías, no dio nombres y dijo que los captores eran sujetos desconocidos.

La mujer fue trasladada a Tribunales, donde luego de ser revisada por los médicos forenses regresó con sus familiares para que fuera trasladada al Hospital Escuela Salud Mental, a fin de ser contenida por personal especializado, aunque prefirió ir a su casa.

Durante la jornada de ayer, Smith ordenó una serie de medidas, que llevó adelante el personal de la Dirección Investigaciones, para esclarecer el episodio.

“Estamos en los inicios de la investigación. No hemos podido tomarle denuncia a la señora Villanueva porque está en un estado emocional muy delicado y los médicos que la vieron informaron que no está en condiciones de declarar. De todos modos estamos ante un delito de acción pública, por lo que se tomaron las medidas pertinentes desde el primer momento”, explicó Smith. 

Familia con miedo y preocupada

La hermana de la víctima, Jorgelina Villanueva, apuntó directamente la responsabilidad del hecho a Javier Villagra y su hermano Fernando: “El problema que se generó es porque él no la quiso reconocer nunca a su hija y mi hermana empezó a hacer los trámites por la cuota alimentaria. Ahí empezaron las agresiones”, por las cuales María Laura “reiteradamente hizo denuncias, a él lo detuvieron cuatro días, la fiscal pidió por favor al juez que lo dejaran en el penal, pero le dieron el arresto domiciliario”.

En este sentido, la mujer reclamó: “Lo que pedimos es la detención de los dos. Ella alcanzó a decir que había sido él. Lo único que hace es gritar: ‘Me mataban, me mataban’. La fiscal se tendría que poner en nuestro lugar, al igual que el juez”.

Al respecto, la fiscal Smith dijo: “La familia de la víctima está siendo escuchada. Ellos refieren su miedo y preocupación y nosotros estamos investigando”, y acerca de las hipótesis que se manejan, aclaró: “Por el momento no se puede descartar nada. Vamos a analizar la cuestión en su integridad. Los médicos constataron algunos signos de violencia, pero es crucial el testimonio de la víctima para saber qué es lo que ocurrió. Por el momento no podemos contar con el mismo, porque está en un estado emocional delicado y debemos resguardarla. De todos modos hay varias medidas que se pueden tomar y ya se están llevando a cabo”.

Allanamientos y secuestro de pruebas a analizar

La Fiscalía ordenó una serie de allanamientos durante la jornada de ayer, tanto en la ciudad de Paraná como de Colonia Avellaneda. En la capital provincial, el personal de la División Homicidios fue comisionado al domicilio del barrio Paraná XX, donde vive la expareja de María Laura Villanueva, Javier Villagra, junto a su hermano, desde la semana pasada que le dictaron la prisión domiciliaria por una causa por violencia de género. Aquí los efectivos secuestraron tres celulares y dos computadoras netbook del plan Conectar Igualdad, que serían de chicos que viven en la casa.

Otro allanamiento tuvo lugar ayer por la tarde en un departamento de Colonia Avellaneda, ubicado a metros del arco de ingreso a la ciudad, donde el hombre alquilaba y vivía hasta tener la medida restrictiva, y fue llevado adelante por el personal de la División Trata de Personas. En este lugar se secuestró un celular en desuso y unos papeles del auto Ford Focus, propiedad de la expareja de la víctima.

Entre otras medidas probatorias, se espera el aporte de las grabaciones de cámaras de vigilancia del 911 de los accesos a la ciudad. Se supo que los lugares referenciados donde habrían raptado a la víctima (en inmediaciones del hipermercado de calle Pirán y Perette), no existen cámaras de videovigilancia que hayan podido registrar el momento, y mucho menos en el descampado de la ruta 18 en Colonia Avellaneda. Por eso podrían ser claves las que están ubicadas en los accesos a la ciudad de Paraná. De todos modos, lo fundamental se comenzará a esclarecer cuando Villanueva esté en condiciones de declarar.


Comentarios