Fiesta de Disfraces
Jueves 06 de Octubre de 2016

Curiosidades y distintas propuestas de los stands de la Feria del Libro en Paraná

Hasta el domingo estarán abiertas las puertas de la iniciativa cultural en la Sala Mayo. Atraer a los lectores de Paraná es el principal desafío

La Feria del Libro de Paraná abrió sus puertas en la Sala Mayo. La variedad de títulos y las ofertas son dos de los aspectos que más sobresalen al recorrer los 50 stands. Entre los pasillos, ayer por la mañana cuando el público de a poco comenzaba a caminar por el lugar, hubo libreros que manifestaron sentirse cómodos con las posibilidades que brindan de las instalaciones, pero estaban preocupados por la cantidad de personas que visitarán la propuesta. Desde la Municipalidad informaron que trabajaron en el tema y que tienen expectativas de lograr una gran afluencia de lectores; el hecho, por estas horas y al parecer, se convirtió en el desafío principal.

Las ediciones de la Feria del Libro anterior fueron en la Plaza 1º de Mayo de Paraná. Los libreros decían que la gente se chocaba con las carpas, recorría algún stand y no había nadie sin llevarse por lo menos un título. Ahora, en la Sala Mayo, esta situación será diferente. De todos modos se nota de inmediato que hay más espacio en las calles que quedan entre los stands y eso quizás permita más tiempo para revisar. En 2015, por momentos y en determinados horarios, era hasta difícil ganar la primera línea de libros en los mostradores más convocantes.

Ayer por la mañana, cuando la Feria todavía no estaba armada completa y quedaban algunos lugares vacíos, había vendedores de libros y expositores que reconocían estar cómodos, pero la preocupación por la cantidad de gente que llegará hasta la Sala Mayo estaba latente. Después y a pesar de la lluvia, lento, el público comenzó a arribar. Al atardecer fue la inauguración oficial. Desde la comuna están confiados de que con el paso de los días crecerá la afluencia de visitantes.

Lo cierto es que hay de todo para recorrer y elegir. Sobresalen las librerías paranaenses como también las editoriales locales junto a otras de la provincia y de Buenos Aires. "Hicimos un trabajo de conexión con editoriales independientes que en otras oportunidades invitaron a editoriales similares de Paraná, a participar de otras ferias. Tenemos una oferta que es de bibliografía no comercial, de aquella que no circula y está acá a disposición del público para que la pueda conocer. Esto nos da el pie para que después, las editoriales de acá participen en otras provincias", dijo a UNO el subsecretario de Cultura, Pablo Canavelli.


Embed



Desde la Municipalidad esperan una gran afluencia y sobre el tema, Canavelli destacó: "En la plaza salías a hacer un trámite y te chocabas con la Feria. Fue un punto de inicio para imponerla. Que tres ediciones se hagan en la plaza principal de la ciudad fue importante. Hoy, el hecho de hacerla en el puerto, por supuesto que de entrada resta un poco de publico, eso es indudable y no lo vamos a esconder, pero sí tuvimos en cuenta que tendremos junto a la Feria del Libro, la de los artesanos y emprendedores que también atrae y genera una sinergia del público. Además tendremos el fin de semana la visita de más de 30.0000 turistas por la Fiesta de Disfraces".

Embed

Canavelli sostuvo que de ese movimiento de gente, al menos una gran parte recorrerá la costanera, el Parque y visitará también la Feria del Libro. "Si sumamos todas esas actividades durante el fin de semana compensaremos el cambio de lugar", agregó y coincidió con la opinión de numerosos expositores que reconocieron en la Sala Mayo, mayor espacios y comodidad para mostrar sus libros.

Hay stands que a partir de experiencias anteriores trabajan con tarjetas de crédito aunque no son todas. Al menos ayer había algunos que peleaban con las conexiones para poder tener los posnet listos y en condiciones. Otros ofrecen al contado.

En la mayoría de los stands hay ofertas, algunos son de un libro a 100 pesos, o dos por 150, pero también más baratos y por más cantidad, es cuestión de recorrer. Muchos publicitan con carteles de colores y llamativos esta posibilidades.


Embed


Hay libros para todas las edades y mostradores destinados a los niños. Sobresalen las publicaciones universitarias, pero también los autores paranaenses y entrerrianos con espacios particulares. Hay instituciones destinadas a promover la lectura, como también rescatadores de libros viejos, trabajos de restauración y encuadernaciones que son un lujo.

Hay un stands destinado a libros en miniatura, el comics ganó su espacio desde hace años, hay títulos religiosos, educativos, de psicología y otras ciencias, de salud alternativa y hasta los discos de vinilo tienen un rincón importante y al paso de todos, entre otras propuestas que complementan la Feria.
"Es un desafío atraer al público hasta acá. Es un trabajo no solo nuestro a través de la publicidad, sino también de los expositores a los que les conviene un boca en boca donde se diga que en la Feria se van a encontrar ofertas y libros más baratos que en una librería; también es un desafío para el librero y el editor atraer al público", reafirmó Canavelli.

Con 50 pesos, alguien puede llevarse un buen título, quizás con menos también y esa es una de las apuestas. La Feria del Libro estará abierta de corrido hasta el domingo de 10 a 22.


Embed



Habrá un conjunto de actividades


Entre otras iniciativas ayer fue la inauguración oficial. Para hoy se destacan dentro de las actividades de la Feria un curso sobre la construcción de personajes y una conferencia durante la mañana.

Por la tarde habrá un taller para docentes y bibliotecarios; una charla por parte de Orlando Vera Cruz; el Inadi tendrá su lugar; presentarán un libro infantil titulado Fotógrafo de sueños, por Carla Felicidad; a las 19, será la presentación del libro Cortito y al pie, de Abel Schaller y concluirá la jornada, a las 21, con Inés Ghiggi y Abel Schaller en el escenario.


Embed


Embed

Comentarios