Pais
Domingo 17 de Enero de 2016

Cumple años hoy un ícono del rock: larga vida a Patricio Rey

Carlos Alberto “Indio” Solari celebra los 67. Nacido en Paraná, su familia se trasladó a La Plata donde conocería a un grupo de artistas marginales y vanguardistas, encuentro del cual surgiría la banda más emblemática del rock nacional. 

El 17 de enero de 1949, nacía en Paraná uno de los músicos, cantantes y compositores de rock más populares de todos los tiempos: Carlos Alberto Indio Solari, fundador, junto con Skay Beilinson, del disuelto grupo Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, uno de los más emblemáticos y convocantes. Su voz y el uso de metáforas en sus letras lo convirtieron en un ícono de la contracultura en la escena del rock argentino.
Su imagen está caracterizada por la prácticamente nula aparición pública, concediendo entrevistas únicamente mediante la radiocomunicación. La única aparición televisada de Los Redondos se realizó en una conferencia en agosto de 1997, luego de un recital suspendido en Olavarría. 
En 1995 recibió un Premio Konex, Diploma al Mérito como uno de los mejores cantantes de la década en la Argentina y nuevamente en 2015, esta vez el Konex de Platino al Mejor Cantante de Rock de la década.
Tras la disolución de Los Redondos en 2001, comenzó una pausa que se prolongó hasta 2004 cuando junto a Los fundamentalistas del aire acondicionado presentaron su primer disco solista: El tesoro de los inocentes. En 2007 Porco rex salió a la venta, luego, El perfume de la tempestad en 2010 y, a fines de 2013, Pajaritos, bravos muchachitos. 
Al poco tiempo de vida, su familia se mudó a la ciudad de La Plata donde pasó su infancia y su adolescencia. Desde muy chico se vio influenciado con autores y poetas beatniks como Jack Kerouac, Lawrence Ferlinghetti, Gregory Corso, entre otros y, además, por cómics y libros de ciencia ficción. 
Desde joven estuvo ligado al arte: era aficionado al dibujo y las artes gráficas. En 1966 fue alumno de la escuela Nº 33 de La Plata donde conoció al baterista Isa Portugheis, su gran amigo de la infancia.
Los años 70 lo cruzaron con un grupo de artistas marginales y vanguardistas platense: poetas, músicos y actores como Carmen Castro (la Negra Poly), Eduardo Beilinson (Skay) y Ricardo Cohen (Rocambole), entre otros muchos que conformaban La Cofradía de la Flor Solar, semilla predecesora de lo que fue Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota.
La historia del nombre de la banda es un misterio, aunque hay versiones que aseguran que encontraron una receta para hacer Redonditos de Ricota de una tal Patricia Rey.  De todas formas, la anécdota forma parte del mito. Mientras, comienzan a ensayar y surge la posibilidad de tocar en Salta, adonde llegarían para saldar una deuda de Rocambole con un taller llamado El Mercurio. 
En un boliche de esa ciudad, para un público de “cogotudos y un comisario que se divertía viendo el show”, tocan canciones como Mi perro dinamita, El bazar de Wakeman y Fripp y Blues del Noticiero. Mientras, uno de los personajes ricoteros de esa época, el Doce, repartía buñuelos de ricota entre el público. 
A partir de ahí, la “fiesta ricotera”, se repetiría cada vez con más intensidad, con la formación del grupo ya estable: Skay Belinson (guitarra), Beto Verni (guitarra), Basilio Rodrigo (guitarra), Fenton (bajo), Bernardo Rubaja (órgano), Chirola (batería), Ventura (percusión), Carlos Indio Solari (voz) y Ricky Rodrigo (violín), aunque la formación variaría luego. 
La banda se separó definitivamente en 2001, luego de un fuerte enfrentamiento entre Solari y Bellinson, por motivos que saldrían a la luz años más tarde.
 
Su récord en Entre Ríos
El  12 de abril de 2014, el Indio Solari superó su propio récord de convocatoria, al reunir 170.000 personas en el hipódromo de Gualeguaychú, en su primera actuación de 2014. De este modo superó ampliamente los 120.000 que había reunido en Mendoza en 2013.
Fue un recital histórico, en el que la ciudad entrerriana fue copada por los fans del Indio, quien realizó la presentación especial de su último disco solista, Pajaritos bravos muchachitos.  Esta vez, la “misa ricotera” contaba con un atractivo irresistible para los fans de los Redondos: tres de los miembros de la mítica banda disuelta en 2001 subirían al escenario para interpretar el tema que grabaron para este último álbum, La pajarita pechiblanca: Walter Sidotti, Semilla Bucciarelli y Sergio Dawi se sumaron para aquel track nuevo y dos clásicos, Ya nadie va a escuchar tu remera y Nene nena.  
Cautivante y hasta mítico para miles de sus seguidores, la figura de Solari es mucho más que la de un músico que los representa; es un símbolo de un estilo de vida que recorre varias generaciones. 

Comentarios