La Provincia
Jueves 14 de Enero de 2016

Cuidar la imagen de los espacios públicos es clave

Vanesa Erbes/ De la Redacción de UNO
verbes@uno.com.ar


Hace unos días recibí la visita de gente de Buenos Aires dispuesta a conocer Entre Ríos. Entre otros lugares, en un improvisado tour en el que oficié de guía, el recorrido incluyó el Parque Urquiza, emblema paranaense por excelencia. Mostrar los encantos de la capital provincial era el objetivo. Sin embargo, llegar a la Costanera Baja requirió pasar por sectores que me costó reconocer. Calles oscuras y altos pastizales se convirtieron en el centro de las miradas y las críticas, y seguramente formarán parte de las impresiones que se llevan quienes llegan a la ciudad.

La situación se repite en otras arterias. Por ejemplo, Alameda de la Federación, entre Catamarca y Santiago del Estero, también tiene un sector a oscuras, donde no funcionan las luminarias. Además, una de las veredas se encuentra derruida, lindante a una obra en construcción, y a pocos metros un caño roto que a simple vista parece verter líquidos cloacales completa la escena.

Cuando el sector turístico está realizando un enorme esfuerzo por sobreponerse a la coyuntura adversa que provoca la crecida de los ríos esta temporada, sin playas disponibles y con pocas alternativas para ofrecer, focalizarse en los valores y atributos que hacen atractiva a la ciudad es una opción que debe ser prioritaria.

Esta semana el gobierno municipal anunció la compra de herramientas y equipamiento necesario para mejorar el servicio de corte de pasto y desmalezado. Desde el Centro Integrador de Servicios Ciudadanos informaron que se sigue un cronograma de trabajo para dar respuesta a la demanda de los vecinos. Bienvenida sea la medida, ya que las quejas y los reclamos de quienes viven en inmediaciones de distintos parques y paseos de Paraná se multiplican. Las redes sociales sirven para difundir más rápidamente los pedidos de quienes son concurrentes habituales no solo al Parque Urquiza, sino a otros sitios, como el Paseo Jardín Elio Leyes, o el Marcelino Román.

Más allá de lo estético y la imagen, también deben garantizarse las condiciones de seguridad en los lugares que se transitan, y en estas circunstancias muchas veces no se puede. Son cuestiones que hay que atender y que se entrelazan en la agenda de lo urgente y lo importante.

Comentarios