Homicidio
Lunes 14 de Noviembre de 2016

Cuestionaron fallo que mandó a cuatro jóvenes a prisión

La Fiscalía quería perpetua. Las defensas pidieron la nulidad de la sentencia o un nuevo juicio

La causa por el homicidio de Jesús Villalba, ocurrido el 16 de noviembre de 2014 en Paraná, sigue dando que hablar en los Tribunales. Luego de la dura condena recibida por cuatro jóvenes, tanto la Fiscalía como las defensas recurrieron a Casación. La audiencia por los distintos recursos presentados se realizó la semana pasada y deberán esperar hasta el 17 de diciembre para conocer qué resolverá el Tribunal. Además, tiene la particularidad que dos de las tres defensas que actuaron en el juicio fueron reemplazadas por nuevos abogados.

En abril, los hermanos Iván y José Pereyra, de 23 y 21 años; Nicolás Mora, de 20, y Lucas Bacusa, de 21, recibieron la pena de 15 años de prisión, por el hecho ocurrido en calle Rondeau y Randisi de Paraná.

Los fiscales Juan Malvasio y Santiago Brugo llevaron el planteo que habían sostenido desde el inicio de la investigación, que se trataba de un homicidio agravado por el concurso premeditado de los cuatro imputados, y por lo tanto les correspondía la pena de prisión perpetua.

Boris Cohen, el abogado defensor de Mora, pidió la nulidad del fallo por falta de fundamentos, arbitrariedad, quebranto del principio de logicidad, entre otros fundamentos por los que consideraron que los jueces no explicaron varias cuestiones fundamentales para justificar la presencia del joven en el lugar del hecho. Al mismo tiempo, criticó que la sentencia se haya fundado en un testigo dudoso y no haya tenido en cuenta al hermano de la víctima, que también presenció el crimen y desincrimina a Mora.

Por su parte, Marcos Rodríguez Allende (quien reemplazó a Milton Urrutia y Juan Pablo Temón) en la defensa de los hermanos Pereyra, pidió que se envíen las actuaciones al Tribunal de Juicios y que con nuevos vocales se juzgue nuevamente a los acusados, para que se puedan analizar y valorar correctamente las pruebas y testimonios, ya que consideró que no se probó que ambos acusados hayan participado de la emboscada que terminó con la vida de Jesús Villalba.

En tanto que el defensor de Bacusa, José Ostolaza (en reemplazo de Julio Pedemonte y Víctor Ramírez Montiel), planteó también la nulidad del fallo y, entre otros puntos, se centró en cuestionar la prueba balística que estableció que el arma calibre 9 milímetros con que se ejecutó a Villalba es la reglamentaria del padre del imputado, que era policía. En este sentido, amenazó con la posibilidad de realizar una denuncia penal contra los peritos balísticos.

El Tribunal integrado por Marcela Badano, Marcela Davite y Hugo Perotti analizará todas las pruebas y anunciará la decisión a mediados de diciembre.

Comentarios