A Fondo
Martes 07 de Julio de 2015

“Cuéntale a los niños la verdad”

Lucía Romani / De la Redacción de UNO
lromani@uno.com.ar


Si bien los niños y niñas conforman un tercio de nuestra población, suelen verse invisibilizados en las agendas de noticias, pero no solo eso, con contenidos televisivos, gráficos o multimedia que apuntan en su mayoría a los adultos, los comunicadores y periodistas nos olvidamos muchas veces de generar productos en los que ellos puedan verse reflejados.

No hablamos de dibujitos animados que simplemente los entretienen, sino de espacios que los interpelen, donde puedan involucrarse dando a conocer sus opiniones, experiencias de vida y niveles de desarrollo. 

Persiguiendo estos objetivos, se produjo días atrás un encuentro en el que periodistas y comunicadores de todo el país, junto al reconocido filósofo Darío Sztajnszrajber, realizaron un estudio de campo por medio del intercambio de ideas y propuestas bajo el nombre de Enredados. Esta Red por una Comunicación Democrática de la Niñez y la Adolescencia, busca reivindicar el lugar de niños, niñas y adolescentes en los medios de comunicación.

Con el apoyo de UNICEF Argentina, la Defensoría del Público y la Afsca, produjeron un sitio web donde cada uno de los representantes volcó lo aprendido, en sus provincias de origen. Con guías de tratamiento, sugerencias para notas, legislación periodística, criterios de calidad y un extenso glosario, el sitio de la organización se perfila muy útil para todos.

La locutora María Waigandt integra la red por Entre Ríos y destacó: “En la mayoría de las apariciones de niños y sobre todo adolescentes, se los vincula con hechos negativos, con lo extraño o lo peligroso y esto contribuye a que se forme un imaginario social de rechazo, asumimos que debemos incorporar prácticas para respetar su intimidad”.

Apropiarse de estos principios y adaptarnos a los nuevos tiempos permitirá que todos podamos “enredarnos” y, como dijo alguna vez un músico: “Es cierto que nadie más que uno puede liberar su mente de la esclavitud. Cuéntale a los niños la verdad”.

Las cartas ya están echadas.
 

Comentarios