Policiales
Martes 01 de Marzo de 2016

Cuatro niños fueron salvados por un vecino de un voraz incendio

Se produjo esta mañana en Concordia. El fuego destruyó dos casas y varios vehículos 

En las primeras horas de la mañana de este martes, un incendio que se originó en una vivienda de calle Pellegrini y Las Palmeras, del barrio concordiense La Bianca, destruyó totalmente la casa de un Suboficial del Regimiento 6 Blandengues y la de su vecino.
Juan Rivas, el dueño de casa, estaba ausente en ese momento y sus cuatro hijos menores de edad estaban solos.
Gustavo Flores, un vecino, advirtió la situación y,  junto a otras personas, entraron a sacar a las criaturas, mientras las llamas avanzaban sobre la propiedad con voracidad debido a la presencia de elementos combustibles en un lugar utilizado por el dueño de casa como taller mecánico.
Entre las pérdidas materiales figuran dos cuatriciclos, al menos tres motos y dos automóviles que estaban en el taller.
Al llegar al lugar el hombre relató que estba en el hospital cuidando a su ex esposa, madre de los niños, quien, días atrás, había intentado quitarse la vida. "Me avisaron hace un rato que se estaba prendiendo fuego todo, llegué acá y me encontré sin nada. Pero lo importante es que mis cuatro chicos están bien, porque gracias a Dios vino un vecino que los pudo sacar. Lo material, se verá”, dijo a Diario Río Uruguay.
Rivas confirmó que, además de su puesto en el Ejército, hace trabajos como mecánico particular “y tengo el taller acá, pero ahora perdí vehículos que no son míos. Perdí absolutamente todo, no me quedó nada”.

Vecino solidario damnificado
“Estábamos durmiendo y sentimos olor a quemado, miramos para el lado del vecino y estaban las criaturas solas y nos metimos a sacarlas”, relató Gustavo Flores, el vecino que rescató a las criaturas.
“Cuando quisimos acordar ya estaba prendido fuego todo. En cinco minutos era todo llamas”, describió.
Por efecto del viento, la casa del vecino solidario resultó damnificada. El hombre perdió todo lo que tenía en dos habitaciones. “El lavarropa, secarropas, camas, ropa, garrafas, muchas cosas”, enumeró.
“El fuego estuvo a punto a entrar a la parte de material, pero por suerte vinieron justo los bomberos y empezaron a tirar agua". 
El incendio fue finalmente sofocado por tres dotaciones de Bomberos, dos autobombas pertenecientes al Cuerpo de Bomberos Voluntarios y otra unidad de Bomberos Zapadores de la Policía de Entre Ríos.

Comentarios