Barrick Gold
Martes 11 de Octubre de 2016

Cuando los jueces empiezan a ver al humano en la naturaleza

El fiscal Gómez, especialista en delitos contra el ambiente, disertó en Concordia con énfasis en delitos de peligro, con víctimas potenciales, y ponderó los fallos a favor de la salud del ecosistema aunque no haya víctimas

Violaciones a los derechos humanos, narcotráfico, delitos contra el ambiente: en muchos de estos casos y de los más sonados intervino el fiscal Antonio Gustavo Gómez.

Los entrerrianos recibimos su visita de excepción esta semana en Concordia y Concepción del Uruguay.

El fiscal general de Tucumán, Catamarca y Santiago del Estero, un gurú de los ecologistas en materia de leyes y derechos, para la prevención, llegó ayer a Concordia por invitación de la Facultad de Ciencias de la Alimentación y la Asamblea Ciudadana Concordia. Allí mostró la existencia de leyes de gran impacto para la prevención en materia ambiental, y fue crítico con los jueces que no las aplican, pero se detuvo en recientes fallos de la Cámara Federal de Casación, en línea con lo que en otros países vecinos se llaman derechos de la tierra o derechos de la naturaleza. Para Gómez, la Cámara está pidiendo coraje a los jueces en defensa del ambiente y el agua.

Desde el comienzo de su charla saludó a los asambleístas entrerrianos a quienes calificó de pioneros en la lucha contra el fracking y la conciencia ecológica.


***
En medio de la plaza


"Tenemos que mirar la administración de justicia desde un lugar distinto, sobre todo porque nos estamos jugando la vida, nos jugamos la existencia en materia de administrar justicia", comentó el fiscal Gómez.

"Si ustedes creen que la Argentina está mal en muchos aspectos de la administración de justicia, hay que mirar el mundo y darse cuenta de que hay muchísimos lugares donde están peor. Muchos conflictos internacionales como el de Siria se hubieran solucionado si tuviéramos un correcto sistema de administración de justicia internacional".

Explicó que una corte penal internacional investiga crímenes de lesa humanidad a raíz de distintos conflictos en materia ambiental, donde hay cientos de miles de desplazados por multinacionales.

"Como ocurre en Cajamarca, Perú, donde han abierto una mina en la plaza del pueblo, y empezaron a destruir las casas. Uno ve hoy la mina como un pozo y ve la coronilla de las casas que quedaron en pie y cómo la mina se ha ido comiendo el pueblo. Son conflictos ambientales que no tienen reparación", explicó, y admitió que estos temas han tomado vigencia al punto que forman parte central de una encíclica reciente del Papa.


***
Contra el ecosistema


"Hablamos de delitos contra la salud pública. Un fallo de la Cámara de Casación muy reciente dice que no es la salud de los seres humanos, es la salud del ecosistema. ¿Y por qué nos dice esto? Porque había salido unos días antes la segunda contaminación muy fuerte que se dio en Jáchal".

"Habrán escuchado hablar de la minera de Veladero, de la Barrick Gold, que justamente en Jáchal hace un desastre y tira agua cianurada a la cuenca.

¿Cuál es la defensa del gobierno sanjuanino, de la empresa, la defensa del juez de la causa que debiera estar investigando y no lo hace con celeridad? 'Eh, está a 120 km de aquí, muy lejos para que nos llegue a nosotros'. Y la Cámara de Casación Penal dijo claramente: acá no está en juego la salud humana. Está hablando de un ecosistema, un ecosistema que no necesariamente tiene que ser habitado por el hombre. Es muy importante porque nuestro tanque de agua ¿cuál es? La cordillera de los Andes. Y el tanque de agua también es el acuífero Guaraní. Cualquier actividad industrial que afecte un glaciar o el acuífero Guaraní y lo contamine es un delito federal, lo está diciendo el máximo tribunal Penal del país como es la Cámara Federal de Casación", insistió.



***
Delitos de peligro


Luego se refirió a dos leyes de drogas y de residuos, que tienen incidencia en la lucha ecológica. "Ustedes conocen la ley 23.737 (ley de drogas); esa ley castiga a los narcotraficantes, y tiene una característica especial: no es una ley que prevea penas de prisión por lo que llamamos delito de resultado. (¿Cuándo tengo delito de resultado? Cuando tengo una consecuencia concreta por el delito). Es una ley que prevé delitos de peligro. ¿A quién pone en peligro un narco que tiene 100 kilos de cocaína en su casa? Pone en peligro a los potenciales clientes. Ahora, ¿sabemos a quién? No. Y por eso se dice delito de peligro. Yo no necesito que alguien tenga una sobredosis en un hospital, que ese sería el resultado, para que tenga una causa penal y pueda ir a secuestrar la cocaína", apuntó el fiscal.

(En este punto hizo una digresión, ante una consulta del auditorio. "Podemos hablar de técnicas de trabajo porque no siempre las interpretaciones judiciales son a favor de la ley sino que son a favor de las empresas... la contaminación electromagnética no está prevista como delito, es una de las cosas que estamos reclamando, junto con la tala indiscriminada de bosques").

¿Qué pasa con la ley de residuos peligrosos, sustancias como el agua cianurada, la bitrasa que sacan de la caña de azúcar, los líquidos cloacales? Son residuos previstos en la ley 24.051 y son de peligro abstracto, no son de resultado. No necesito que alguien esté enfermo de cáncer para que el delito esté presente".


***
No esperar la muerte

Luego contó esta anécdota muy ilustrativa: "Estaba dando una charla en San Nicolás. Allí en el barrio Química hay 20 personas que fallecieron de cáncer, una tasa alta que se adjudica a la empresa Atanor que fabrica glifosato. Ellos insisten con los 200 muertos. No, esperen: yo no necesito que ni siquiera uno se haya enfermado", les sugirió.

"A mi estrategia judicial no le conviene hablar de víctimas de la contaminación. Porque un abogado defensor dirá 'bueno, muéstrame la relación causal entre glifosato y cáncer', y ahí patinamos, porque no hay médico oncólogo que pueda decir que ese cáncer fue provocado por el glifosato".

"Por eso son delitos de peligro abstracto. ¿Hay un residuo vinculado con el glifosato?, sí. ¿Está previsto por la ley 24.051? Sí. Pues, un delito federal. No me interesa si está en mi casa o no... La cámara de casación penal ha dicho: es un delito pluriofensivo, nos ofende a todos, estemos o no en el lugar. Es un delito de peligro abstracto. La sola existencia de ese residuo con la posibilidad de su vertido es suficiente para que se configure el ilícito".


***
Pocos amigos


Gómez explicó que en zonas de muchos empresarios tiene pocos amigos. "Hago mis cumpleaños en una cabina telefónica", ironizó.

"La primera crítica que me hacen siempre: ¿por qué hay un delito si usted no me puede probar las consecuencias en la salud humana? Argumento fundamental que tiran cuando ustedes van a reunirse con la mesa vinera o la sociedad rural".

"Si yo necesitara que alguien tuviera impacto en la salud por un agrotóxico sería una ley perversa, como sería perverso que alguien muriera de sobredosis para pensar que el kilo de cocaína configura un hecho ilícito. Es el peligro en abstracto", indicó.


***
Educar al juez


El fiscal Gómez centró su charla en Concordia en fallos recientes de la Cámara Federal de Casación. "¿Qué estamos protegiendo cuando hablamos de bien jurídico? La vida, la propiedad. Pero en este caso los jueces de la Cámara de Casación dijeron: se trata de una conceptualización más amplia que la salud humana, o la salud pública tradicional, es comprensiva de todos los componentes vivos que interactúan. ¿Qué tipo de delito es el peligro abstracto? El tribunal es muy claro en decir que es doloso y pluriofensivo. Este es un mensaje que los abogados leemos entre líneas. Ser pluriofensivo dice que si hay un delito de contaminación en la ciudad donde vivo, yo puedo ser querellante en la causa penal que impulso para hacer cesar ese delito. No necesito ser víctima directa".

"En la causa de minera La Alumbrera una de las personas querellantes es una organización no gubernamental que se llama Conciencia Solidaria.

Es impresionante este concepto porque lo que ha hecho fue ratificar que una ONG con asiento en Buenos Aires puede ser querellante en un delito de contaminación de Concordia ante el Jugado Federal de Concepción", dijo como ejemplo.

"Estoy hablando del máximo tribunal federal del país, pero no todos los jueces federales lo aplican: hay que educar a jueces y fiscales, y empezar a meterles estos fallos hasta que les entren, porque les cuesta comprender".


***
Déjense de joder


"¿Qué dice la Cámara de Casación a los jueces federales que no investigan y se dedican a castigar y reprimir a gente que defiende la vida en vez de castigar a los empresarios o los funcionarios cómplices? Les dice esto: ante hechos como los analizados (contaminación) los jueces no pueden convertirse en meros espectadores de la violación de derechos humanos fundamentales como el derecho al agua y a un medio ambiente sano, en aras de garantizar el éxito de una determinada actividad económica".

"Les está diciendo: che, déjense de joder, protejan los derechos de la gente en vez de proteger las industrias que dañan la salud".

Y siguió el fiscal en la lectura de fallos de la cámara: "'Ante la probada evidencia de la vulneración de derechos humanos básicos como los mencionados (está hablando de derecho al ambiente sano y al agua) deben comportarse de manera activa y no echar mano a los organismos carentes de lógica a fin de justificar atropellos contra el medio ambiente'. Más clarito echale agua".

"Lo que les está pidiendo la Cámara es coraje. Y el que es mal pensado dice que lo que está haciendo este fallo es llamar corruptos a los jueces".

Más tarde, el fiscal se explayó sobre las maneras de realizar denuncias penales.



***

Colgar el fallo en la pared

Nacido en Puerto Deseado, Santa Cruz, Antonio Gustavo Gómez vive en la provincia de Tucumán y es hombre de consulta permanente en las asambleas sociales y ambientales y en los conflictos de mayor complejidad por daños en el ecosistema.

El fiscal Gómez, como lo conocemos, da conferencias en distintos países del mundo y trabaja en un proyecto para fundar un tribunal penal europeo e internacional para los delitos ambientales, pero tiene fama entre los ecologistas además porque participa en las asambleas con sugerencias y asesoramientos, siempre atento a las novedades en las luchas sociales.



***
Concordia, pionera


El especialista en delitos ambientales expresó su alegría por la apertura de la universidad a estos temas. Dijo que no era común.

Apuntó que en la lucha contra la fractura hidráulica, los concordienses y otros entrerrianos son "pioneros", y recordó los frutos de la lucha, por ejemplo en las ordenanzas prohibiendo el fracking en cada jurisdicción.

"Los miembros de la asamblea de aquí también son pioneros en esta lucha, y tienen el triste dolor de ser pioneros en caer presos por primera vez por defender la tierra y el agua, y lo curioso es que cuando sale la sentencia en la Cámara de Paraná, cuando van en apelación porque habían sido procesados por el juez federal de Concepción por el delito de interrupción del tránsito, los absuelven casi pidiéndoles disculpas", apuntó.

"Porque justamente en ellos se estaba descansando la defensa del agua en toda la provincia. Esa audiencia, ese fallo debiera estar colgado en la pared con alguna luz intermitente que lo muestre como algo imprescindible", señaló Gómez.

Comentarios