Policiales
Lunes 28 de Marzo de 2016

Crimen de Nicolás Gabarró: Se acordaron penas para la acusada y su cómplice

Carolina Nasser, en juicio abreviado, acordó la pena de 14 años de prisión. Mientras que su cómplice, Emanuel Sosa, 5 años y ocho meses por el asesinato del joven de 25 años, el 4 de octubre de 2015 en calle López Jordán. El juez dictará sentencia el 4 de abril 

La Fiscalía y la defensa presentaron al Juez del Tribunal de Juicios y Apelaciones, doctor Miguel Ángel Giorgio, un acuerdo de Juicio Abreviado en el que solicitaron 14 años de prisión para Carolina Estefanía Nasser, acusada de matar de un balazo a Nicolás Gabarró, el 4 de octubre del año pasado en López Jordán al final de Paraná.
Las partes acordaron también una pena de 5 años y 8 meses de prisión para Alberto Emanuel Sosa, acusado de partícipe secundario, por ayudar a Nasser a borrar pruebas del hecho. La querella particular se opuso al acuerdo por considerar que se trató de un homicidio calificado y que Sosa tuvo una participación relevante. El lunes que viene se dará a conocer la decisión del juez.
Tanto Nasser como Sosa reconocieron ante el Tribunal ser consumidores de estupefacientes. Además, la mujer pidió disculpas por el crimen y dijo estar arrepentida.
Durante la audiencia quedó establecido que la distancia del disparo que dio muerte a Gabarró, fue menor a 30 centímetros, según la pericia.
De esta manera, se afirmó que el joven, de 25 años, que fue hallado muerto en calle López Jordán al final, sobre un sendero, fue asesinado por un disparo en la cabeza. 
Carolina Estefanía Nasser, de 23 años, y Alberto Emanuel Sosa, de 32, están detenidos en prisión preventiva desde el 10 de octubre de 2015, cuando la Fiscalía dispuso que declaren como imputados, a partir de una serie de evidencias recolectadas para esclarecer la muerte de Gabarró, ocurrida después de la 1 de la mañana del 4 de octubre.
La víctima, también de 23 años, fue ultimada por un disparo de arma de fuego efectuado en la cabeza, desde pocos centímetros de distancia, en la zona de barrancas de calle López Jordán al final.
Según los fiscales, doctores Patricia Yedro y Álvaro Piérola, se pudo probar que Nasser, Sosa, Gabarró y otra joven de apellido Martínez eran amigos, y fueron hasta la zona del hecho en el automóvil de la víctima (un Fiat 147) a beber y fumar.
En ese contexto la acusada baleó a Gabarró con una pistola de pequeño calibre que es de su propiedad, y luego, junto a Sosa, se alejaron del lugar en el vehículo de la víctima, al que dejaron abandonado. Los acusadores consideran probado que pocas horas más tarde, los dos imputados volvieron en remis, para prenderle fuego al Fiat 147 y así terminar de eliminar rastros.
En la audiencia llevada a cabo hoy a las 8, los fiscales y los defensores, Guillermo Vartorelli, por la imputada Nasser, y Carlos Daniel Antico, por Sosa, presentaron al juez un acuerdo de juicio abreviado, en el que ambos imputados confiesan haber tenido esa participación en los hechos, y prestan su conformidad con la calificación legal (homicidio simple) y la pena elegidas.
Al expresar su consentimiento con el juicio abreviad Carolina Nasser dijo estar “arrepentida” y pidió disculpas por el hecho.
A su turno, los querellantes particulares, representantes de la madre de la víctima, Dres. Hugo Gemelli y Matías Argüello De la Vega, se opusieron al acuerdo porque consideraron que se trató de un homicidio calificado por premeditación y alevosía, y porque estimaron que la participación de Sosa no fue secundaria.
Los letrados de la querella afirmaron que Nasser y Sosa planificaron la muerte de Gabarró y que lo ejecutaron por sorpresa, en un lugar y circunstancias en las que no podía defenderse ni recibir ayuda.
Los fiscales y defensores recordaron que si bien la víctima tiene derecho a ser oída, la oposición de la querella particular a la realización del juicio abreviado no es una posibilidad prevista por la ley procesal entrerriana. En ese sentido, citaron lo resuelto por la Cámara de Casación Penal en el caso de Silvio Díaz, y defendieron la solución acordada por su “racionalidad y razonabilidad”.
El fiscal, doctor Álvaro Piérola ,agregó que en el caso, la evidencia recolectada no permitió reunir los requisitos objetivos y subjetivos de un hecho agravado por alevosía. A su vez, el defensor de Nasser, Vartorelli recordó que el juicio oral y público es un derecho de los imputados, que en el caso del Abreviado renuncian a ese derecho luego de admitir su responsabilidad en el hecho que se les imputa.
El juez, Miguel Ángel Giorgio explicó que la complejidad del caso amerita un análisis y tratamiento profundo de las diversas cuestiones planteadas en la audiencia, por lo que dictará resolución en el plazo legal, en una audiencia a celebrarse el lunes 4 de abril a las 12.

Comentarios