La Provincia
Sábado 08 de Octubre de 2016

Cresto se distanció de la designación de Magario en la FAM

El intendente de Concordia, Enrique Cresto, criticó ayer la forma en que su par de La Matanza, Verónica Magario, llegó a la presidencia de la Federación Argentina de Municipios (FAM). Cresto, que encabeza el bloque justicialista de la FAM, no participó de la asamblea donde Magario fue electa.
"Verónica Magario es una compañera con trayectoria y experiencia que esperamos conduzca la FAM con una visión amplia y participativa. Respeto la decisión de mis compañeros intendentes que designaron a Verónica en la presidencia, pero también tengo en consideración a los más de 650 intendentes de todo el país que pertenecen al peronismo y muchos de ellos ven que la forma en que se planteó la renovación de autoridades dificulta la construcción de los consensos necesarios para posibilitar que la FAM sea una genuina herramienta estratégica de gestión".
En referencia a la condición de kirchnerista de la bonaerense, indicó: "La FAM es un espacio institucional donde el color político de los intendentes no debería ser una limitación o condicionamiento. Un ámbito de trabajo y articulación con Nación y las provincias, una plataforma de generación de proyectos y propuestas para la solución de los problemas".
Y aclaró que la designación lo preocupa. "El trabajo con Nación, con los gobernadores y con una Federación municipal enfocada en la gestión y alejada de las especulaciones políticas representaría una ayuda importantísima en los desafíos que enfrentamos. Si esas condiciones no están plenamente garantizadas los intendentes vemos con preocupación en qué lugar nos deja este escenario, principalmente frente a lo que tiene que ser siempre nuestro mayor interés: generar estrategias que nos permitan gobernar mejor, defender a nuestros municipios y beneficiar a nuestros vecinos".
Luego repasó algunas de las alternativas que se barajaron. "Hubo propuestas de una conducción compartida con representación de todas las fuerzas políticas para trabajar entre todos. Hablé con muchos intendentes de mi partido que estaban de acuerdo con analizar otras opciones, pero no pudimos lograr el consenso que esperábamos. Por respeto a mis compañeros intendentes y porque siempre en política construí desde la búsqueda del consenso y el bien común consideré que no debía participar de esta instancia".

Escasa legitimidad
Tras ello, entendió que a Magario le falta legitimidad para ejercer el cargo. "Las mejores decisiones se legitiman en el consenso y en la representatividad de la mayoría. Muchos de nosotros creemos que se podría haber planteado una situación diferente si los tiempos y las circunstancias se manejaban de otra forma".
Y agregó: "Mantenemos nuestras convicciones en cuanto a la importancia de una construcción nacional amplia y federal que represente a todos los intendentes, del mismo modo que vamos a seguir defendiendo a la FAM como herramienta de gestión, de vinculación con la Nación y de defensa del municipalismo".
"Estoy convencido de que debo ejercer la conducción del bloque que presido con la responsabilidad que indican los tiempos actuales. Esa responsabilidad me lleva a escuchar las opiniones y preocupaciones de mis compañeros intendentes de todo el país y trabajar para la construcción de un escenario de consenso amplio. A eso nos vamos a abocar de aquí en adelante", señaló finalmente.

Comentarios