Educación
Lunes 22 de Agosto de 2016

Crecer y educar en tiempos de Pokémon Go

Paraná será sede del XIV Encuentro Federal de Educación Privada. Especialista se refirió a la ausencia de proyectos y pasión de los chicos, y la necesidad de los adultos de asumir "riesgos saludables"

El licenciado Alejandro Schujman será el encargado de la conferencia inaugural del XIV Encuentro Federal de Educación Privada denominado Gestionando Escuelas Inteligentes que se realizará entre los días 5 y 7 de septiembre en la capital provincial. Se trata del evento anual en que se reúnen a propietarios, representantes y apoderados legales, administradores, directivos y docentes de escuelas privadas de todo el país.

Schujman expondrá sobre "Crecer y educar en tiempos de la inmediatez y la hiperconectividad". Es licenciado en Psicología, egresado de la Universidad de Buenos Aires con Diploma de honor en 1987.

Se dedicó al tratamiento de niños, adolescentes y familias, especializándose en el área de orientación a Padres; también trabajó en distintos programas dirigidos a la salud de jóvenes en riesgo y se especializó en el tratamiento de adicciones.

A modo de anticipo de lo que será su disertación, ante la consulta de UNO opinó acerca de qué es crecer y educar, en estos tiempos de hiperconectividad e inmediatez.

"Observo en los adultos, padres, educadores, desde ya hace tiempo, que este cambio de paradigmas con chicos que son nativos digitales, les hace parecer o tener una mirada de que han cambiado las cosas. Yo digo siempre que los tiempos cambiaron, y la esencia sigue siendo lo misma: entonces hay una mirada de desconcierto de los grandes, y uno de los males más importantes que tienen los chicos y jóvenes es la apatía, en términos generales, la ausencia de proyectos, la ausencia de pasión. Y en esto es fundamental que los adultos tengamos claro que los chicos siguen necesitando nuestra mirada, herramientas que podemos darle, enseñándoles, y sobre todo transmitirles el entusiasmo del que a veces nosotros mismos carecemos", reflexionó en el inicio de la entrevista.

En esa línea, acotó que una de las frases que más frecuentemente escucha de los chicos en su consultorio –y también en charlas– es: "Yo para vivir como viven mis padres, quiero seguir siendo chico, no quiero crecer para eso. Hay un descontento de los padres que se transmite, y también desconcierto. Entonces el objetivo de la charla es pensar juntos y dar algunas herramientas e ideas para primero, recuperar primero el propio entusiasmo como adultos, seguir pensándonos desde una mirada positivista no banal, sino más profunda, sobre un montón de cosas que podemos hacer por nosotros mismos y por los chicos.


—¿Cuáles podrían ser esas recomendaciones o estrategias a aplicar?
—Básicamente cuando hablo de reactivar la pasión. Tiene que ver con la etimología de palabra: passio en latín es espera. La generación de los chicos es una generación a la que le cuesta muchísimo poder frustrarse, poder esperar, soportar los tiempos de procesos, poder apostar al futuro. Entonces como adultos tenemos que transmitir en las familias: las tecnologías se han metido de una manera maravillosa por un lado, y complicado en nuestras vidas por otro, pero tiene que haber un momento de la vida familiar donde las familias se miren a los ojos, en lugar de mirar las pantallas de los celulares, que apaguen los aparatos. Estamos en tiempos de Pokémon Go. La charla va por ese lado: que los chicos no pierdan la imaginación, que la imaginación no sea la que presta un programador y que los chicos salgan a caminar como zombies. Los otros días, en mi barrio un chico se abrió la cabeza al chocar contra una columna siguiendo a un Pokémon. Entonces los tratamientos son apasionarnos nosotros: somos el espejo de los chicos, aunque no parezca, los chicos no nos escuchan todo el tiempo, pero no dejan de mirarnos. Entonces es mostrarles que en la escuela hay cosas interesantes.


***
Padres e hijos


Como especialista en familias, Schujman ha escrito muchos libros, y abordado temas como la Generación Ni Ni o la relación padres e hijos, la función paterna, la conformación de los personalidad de los hijos, entre otros.

Es por eso que en línea al planteo de que los adultos son el espejo de los chicos, sostuvo: "No puedo decirle a mi hijo pará de comer, si estoy con la bolsa de papas fritas en la mano. Primero lo básico, el sentido común: el ejemplo", y no dudó en remarcar ese gesto, con una experiencia propia: "En un viaje, como estaba rodeado de papeles y trabajando, mi hijo me escondió el teléfono", situó, ante la consulta de la necesidad de cambio primero, del adulto, que también está abstraído con su celular. Desde ese lugar, hay que quitar la velocidad que tiene la vida, tratar de frenar la cultura del "todo ya".

"Para proponer, que los chicos sepan que estamos ahí. No negociar con ciertas cuestiones que tiene que ver con lo saludable y con los límites: hoy los chicos tienen como contracara de la falta de pasión en muchos casos, un uso absolutamente obsesivo de sustancias psicoactivas. Hay una cultura procanábica sumamente preocupante y a mí me cuesta mucho trabajo convencer a los padres de que la marihuana no es una sustancia inofensiva, sino que mata neuronas. Yo trabajo hace muchos años con adictos".

Y se extendió sobre el rol de padre: "Hay que buscar información, convencernos de algunas cosas, y simplemente educar. No somos amigos, hay una confusión muy frecuente de los padres, que para acercarse a los hijos se vuelven amigos; y los hijos tienen un montón de amigos, y padres uno solo, entonces necesitan que nos ubiquemos como padres".


—¿Y al docente qué rol o responsabilidad le cabe en ese proceso?
—Pasa lo mismo. El desánimo, la sensación de que es muy poco lo que se puede hacer, repetir la currícula. Entonces tenemos que abrir el pensamiento lateral, la capacidad de pensar distinto; si nosotros disfrutamos lo que hacemos, el disfrute se transmite y los chicos lo perciben; los chicos están agazapados esperando ver que la vida no es esta cosa aburrida que a veces parece desde la repetición.


—¿Qué diagnóstico tiene sobre la realidad educativa? Usted abordó y escribió mucho sobre el concepto de Generación Ni Ni.
—Días atrás vi un documental sobre la educación en Finlandia... Parece tan fácil y uno se pregunta porqué no podemos nosotros. Lo que decía la ministra de Educación de ese país es que los chicos vengan tres o cuatro horas al colegio, y el resto del día sean niños simplemente. Y si trepan a un árbol y encuentran insectos, van a ir al día siguiente y seguramente hablarán de la naturaleza. Las currículas muchas veces están diseñadas para que los chicos se pasen horas estudiando cosas que se pueden googlear. Entonces el argumento para qué voy a estudiar si está ahí, en parte tiene razón, y lo que hay que tratar de hacer es que desarrollen la capacidad de pensar, más que cualquier otro concepto que no servirá mucho. Que desarrollen la capacidad dialógica; tenemos un trabajo muy grande los adultos. Y las Neurociencias abren una gran posibilidad de cambiar. Los otros días recibí a un matrimonio de un colegio en Chubut, que estarán en el encuentro de la Coordiep en Paraná. Y allí se respiran aires de cambios. Hay que correr riesgos saludables, tenemos que hacerlos. Un poco es eso: que los adultos nos animemos a correr riesgos saludables.


—Tal vez en una escuela la dificultad está, por un lado en flexibilizar contenidos y que ello sea tildado como pérdida de nivel educativo, y por el otro, qué margen de libertad de acción ofrecen y permiten las políticas educativas y las currículas obligatorias. Porque en ese nivel de incertidumbre, en los educadores puede haber dudas si realmente uno transmitiendo algo, porque al ser algo nuevo tampoco tienen modo de evaluar cómo se está haciendo, o parámetros para comparar.

—El miedo del ser humano cuando intenta hacer algo distinto es creer que va a perder algo que ya tiene asegurado. Ahí es donde vuelvo a los riesgos saludables: tenemos esa zona de confort donde nos movemos cómodamente, acostumbradamente y aburridamente, y cualquier cambio que implique una modificación sustancial de lo que conocemos, nos asusta inicialmente. El desafío es experimentar primero, y luego es esa zona de confort ampliarla con una zona de aprendizaje.

El sentido es correr riesgo, jugar la creatividad. La educación va limando la capacidad de pensamiento lateral que tenemos los seres humanos: un chico chiquito tiene un pensamiento lateral muy alto, y los adultos muy bajo. Y tiene que ver a veces con la cuadrícula que tenemos en los procesos educativos: no es culpa de los docentes ni de los directivos, sino de un sistema que pareciera que las cosas tienen que ser así. Yo digo que las cosas pueden ser de una manera distinta.

En ese sentido, suele haber más terreno para el cambio, que los que lo seres humanos creemos. Cuanta gente vive con una pareja que no es feliz o con un trabajo que no es feliz. De lo que se trata es de animarse a atravesar los miedos.


***
Temas y disertantes


El XIV Encuentro Federal de Educación Privada denominado Gestionando Escuelas Inteligentes se realizará entre el 5 y 7 de setiembre, en el Hotel Howard Johnson Mayorazgo de la capital entrerriana.

Según la información oficial, ya comprometieron su asistencia los doctores Abel Albino y Sandra Torresi, y los licenciados Florencia Salvarezza y Juan Uribe.


***
Actividades

El programa se iniciará el lunes 5 de setiembre, en horas de la tarde. Tras la apertura, la conferencia inaugural será Crecer y educar en tiempos de la inmediatez y la hiperconectividad, a cargo del licenciado Alejandro Schujman.

Posteriormente habrá un panel con autoridades nacionales y provinciales, y se inaugurará una feria para recorrer.

La jornada del martes arrancará bien temprano. Entre las actividades más destacadas aparecen de 9.30 a 11, la conferencia: Aportes de la Neurociencia Educacional al Liderazgo Pedagógico a cargo de la doctora Sandra Torresi. Y un rato más tarde, la misma profesional expondrá sobre El aprendizaje y sus dificultades: Estrategias de prevención y seguimiento en contexto educativo.

A partir de las 15, la licenciada Florencia Salvarezza hablará sobre Neurociencia y Bilingüismo. Y la última propuesta será un panel que abordará la situación actual de la enseñanza privada Nacional.

El miércoles, último día, las conferencias serán: Gestión del Talento Humano, a cargo del licenciado Juan Uribe; Redes de Escuelas Inteligentes. Puentes que construyen innovación, de la doctora Mariana Maggio; e Invertir en Inteligencia, a cargo del doctor Abel Albino.

La actividad es arancelada. Por informes e inscripción, escribir a coordiep@fibertel.com.ar.

Comentarios