Pais
Sábado 19 de Noviembre de 2016

Crean un nuevo medio de pago para débito automático

Competirá con Link y Banelco. La diferencia en la transferencia es que no será quien paga el encargado del trámite on line (CBU, CUIL, banco), sino quien recibirá acreditado el dinero.

El Banco Central (BCRA) creará un nuevo sistema de pago que buscará competir con los bancos en materia de débito automático de servicios y transferencias automáticas. El "débito inmediato" o DEBIN, como fue denominado por la entidad conducida por Federico Sturzenegger, será similar a una transferencia electrónica, pero que podrá ser iniciada por el receptor del pago, mientras quien la envía sólo debería aceptarla. En medio de iniciativas oficiales para sumar competencia en el mercado de pagos que incluye una denuncia por abuso de posición dominante contra tarjetas de crédito la nueva vía podría generar una alternativa a las redes de Link y Banelco a la hora de la cobranza, según fuentes del sector.

Se ordena a la Cámara Electrónica de Compensación de Medios de Pago minorista (COELSA) el desarrollo de la operatoria en un plazo de 240 días (debería estar terminado para julio del año próximo). A partir de ese momento sería el turno de los bancos para implementarlo.

Aunque a nivel técnico sea muy distinto, el DEBIN se puede comparar con una transferencia electrónica como la que hoy permite cualquier banco a través de su home banking. La diferencia con la transferencia es que, en el caso del DEBIN, no es quien hace el pago el encargado del trámite on line (CBU, CUIL/CUIT, banco, etc.), sino quien va a recibir el dinero, el cobrador, mientras que quien realiza el pago sólo tiene que aceptar o rechazar la operación.

Ya en un nivel más técnico, en realidad, el débito inmediato viene a remplazar o a actualizar el débito directo de cuenta.

A diferencia del débito automático (que es un servicio que ofrece cada banco o red mediante acuerdo con las empresas que lo ofrecen como vía de pago), el débito directo está manejado por COELSA independientemente de las redes de pagos existentes. Además, tarda 48 horas en acreditarse en favor de la empresa o persona beneficiaria del pago.

Inmediato, como su nombre lo indica, el nuevo sistema elimina esa tardanza para el pago al mismo tiempo que por ser ajeno a las redes Link y Banelco genera una especie de tercera red de pagos, alternativa a las existentes.

Como lo imaginan en el BCRA, el DEBIN podría permitir a todo tipo de personas y empresas manejar sus cobranzas de manera independiente o, incluso, abrir la puerta a empresas no financieras que quieran utilizar el canal para ofrecer soluciones en base a esta operatoria. Un proveedor de un comercio, por ejemplo, podría ofrecer a su cliente pasar su cuenta en forma electrónica para activar el pago con un simple visto bueno en un home banking o en la app de un celular.

Fuente: El Cronista.

Comentarios