Pais
Viernes 27 de Febrero de 2015

Córdoba: 700 personas continúan evacuadas

Como consecuencia de las últimas lluvias que inundaron viviendas de varias localidades del interior de Córdoba. Esta mañana se retomó la búsqueda de la chica de 14 años que fue arrastrada por un río en La Calera.

Alrededor de 700 personas continúan evacuadas como consecuencia de las últimas lluvias que inundaron viviendas de varias localidades en el interior de Córdoba, en tanto este viernes por la mañana se retomó la búsqueda de la chica de 14 años que fue arrastrada por un río en La Calera.


Defensa Civil provincial confirmó que, junto a un grupo de alrededor de 100 personas, se inició el tercer día de búsqueda de Aylén en la zona del dique Mal Paso, lugar donde desapareció cuando se bañaba con un amigo y fue arrastrada por la crecida de la cuenca del río Primero.



Por su parte, el ministro de Desarrollo Social de la provincia mediterránea, Daniel Passerini, informó esta mañana que la mayoría de las personas evacuadas pertenecen a la localidad de Idiazábal (departamento Unión), mientras que las restantes corresponden a poblados de los departamentos Río Primero y San Justo.



“En Córdoba estamos con fenómenos meteorológicos extraordinarios, que comenzaron en las sierras chicas y se extendieron a otras regiones, como el este provincial. Los resultados son devastadores y las persistentes condiciones climáticas no nos permiten mantener el ritmo de los trabajos de recuperación de los daños”, sostuvo el funcionario.

 


Idiazábal, Balnearia, La Tordilla, Obispo Trejo y Toro Pujio son las localidades más afectadas por la gran cantidad de agua que desde los campos bajan hacia los poblados.

 


"Estamos con acciones permanentes para asistir a los damnificados, todo lo que tiene que ver con asistencia primaria, atención sanitaria y recomposición de los servicios, particularmente el agua potable”, destacó el titular de Desarrollo Social provincial.



Por su parte, el ministro de Agricultura y Ganadería de la provincia, Julián López, estimó que son entre 200.000 y 300.000 las hectáreas productivas afectadas por las inundaciones, y anticipó que esa situación “va a tener un impacto importante” en la cosecha.



Asimismo, dijo que se están realizando monitoreos permanentes y que los datos preliminares calculan en “perdidas de hasta el 50 por ciento en la producción de leche”, principalmente por el estrés y la mala alimentación de los animales y que la región productiva más afectada es la cuenca láctea del sudeste y noreste del departamento San Justo, en el límite con Sante Fe.




Fuente: Télam

Comentarios