La Provincia
Martes 28 de Junio de 2016

Controversia por el adicional que cobra el viceintendente de Gualeguay

Concejales de esa ciudad piden un informe a raíz del aumento del sueldo de un 25% otorgado por decreto a Mauricio Balbuena.

El bloque de concejales opositores de la ciudad de Gualeguay impulsó un pedido de informe ante el Departamento Ejecutivo Municipal a raíz del aumento del sueldo de un 25% otorgado por decreto al viceintendente, Mauricio Balbuena. La medida dispuesta por el intendente, Federico Bodgan, de Cambiemos, generó controversia incluso entre los propios integrantes del bloque oficialista y reavivó el debate sobre la justificación legal en que sustentó el presidente municipal para avanzar con esta resolución. El Frente Para la Victoria (FPV) -fuerza minoritaria en el recinto- cuestionó que el incremento se haya realizado a través un decreto y no mediante la ordenanza que estipula que las dietas se fijan siguiendo ese mecanismo. UNO se ocupó del caso en su edición del 24 de mayo, en un artículo donde se contó que Balbuena con la nueva disposición pasaría a cobrar alrededor de 50.000 pesos, si se tiene en cuenta que las dietas en Gualeguay se calculan a partir del siguiente parámetro: consisten en 11 sueldos básicos del intendente municipal, y ocho sueldos básicos del viceintendente, aunque para el caso de Balbuena el aumento se fijó en 10 sueldos básicos.

El pedido de informe referido se expuso en una sesión pública, en mayo, donde el concejal Alberto Lescá fundamentó con su voto la postura del bloque justicialista. "El 351/16 es violatorio no solo de la ordenanza 2.619 sino que es violatorio de la carta orgánica de municipios 10.027 y sus modificatorias y de la Constitución de la provincia", planteó ante sus pares. Lescá, además, dijo en tono irónico que Balbuena es una persona "que no solo merece el respeto sino que tiene un trato preferencial", según se desprende del polémico decreto.

Respecto de la diferencia salarial que desde marzo -en forma retroactiva- percibe el presidente del Concejo Deliberante, Lescá cuestionó que la medida reviste carácter de gravedad dado que "recibe lo mismo que el presidente municipal. Para el edil opositor el intendente Bogdan "no puede tener injerencia en las disposiciones que dependen de este órgano (el Concejo) porque los sueldos de los concejales, o dieta de los mismos tienen que ser realizadas por ordenanza conforme lo pauta la carta orgánica del municipio y lo mismo es en los sueldos del intendente y el vice".

Un decreto "ilegal"

A medida que desarrollaba su argumentación, Lescá reflexionó acerca de la cantidad de veces que ese cuerpo debatió sobre la posibilidad de otorgarle la categoría o un adicional a un empleado municipal con una dilatada trayectoria en la planta permanente del municipio. En este contexto arribó a la conclusión de que Bogdan asumió una actitud "arbitraria, caprichosa e ilegítima".

"Este contraste no solo en lo legal sino en lo político indudablemente no va a terminar acá, no va a terminar en esta sesión", advirtió en la versión tipográfica a la que pudo acceder este diario.

En la mencionada sesión se produjo un intercambio de opiniones entre el presidente del bloque de Cambiemos, Casiano Otaegui, y Lescá. El primero consideró acertado el pedido de informe al Ejecutivo, aunque de la misma manera objetó que estaba en juego una cuestión de interpretación. En su respuesta Lescá sostuvo que el proceder de Bogdan se emparenta con un "acto unilateral", y a la vez recordó: "A tres meses de haberse producido despedidos en la comuna no solo se incrementó el sueldo sino que se le dio el adicional al presidente del Concejo del 25%; esto escapa a una cuestión meramente técnica: ¿quién nos dice a nosotros que mañana Federico Bogdan se levante con el buen humor para contigo Casiano y diga 'le voy asignar el 25% y al resto de vuestro bloque no lo haga y mucho menos a este. ¿Qué sentido de equidad, que lógica tiene para ustedes?".

Comentarios