A Fondo
Viernes 13 de Mayo de 2016

Controles a donde había un descontrol

Sebastián Benítez / De la Redacción de UNO
sbenitez@uno.com.ar


Como una muy buena medida por parte de la Municipalidad de Paraná se vienen realizando desde hace unos fines de semanas controles generales y de alcoholemia en la zona de los boliches y la Costanera Baja. Esta medida es aplaudida por parte de la sociedad porque observaba excesos todos los viernes y sábados. Y con estos controles las actitudes de los automovilistas será otra; siempre y cuando la medida siga con el tiempo. Porque como bien sabemos todos, somos hijos del rigor.

Los controles comienzan a las 2 y finalizan a las 7. Durante los primeros operativos se retuvieron vehículos por la falta de carné de conductor, documentación del vehículo y por darle positivo el control de alcoholemia. También se labraron actas por el no uso del cinturón de seguridad y por no poseer el dominio del automóvil colocado. Esta medida es buena porque los fines de semana se observaban muchos automovilistas con excesos, y como se sabe se han producido accidentes que han dejado muertos por estas terribles decisiones de manejar en estado de ebriedad. De alguna u otra manera hay que generar conciencia de que no se puede manejar de esa manera y que los controles son más que necesarios porque somos hijos del rigor y la única manera es multando y secuestrando vehículos. 

Otra medida que se dio a conocer en las últimas horas es que la Municipalidad de Paraná lanzó el programa Conductor Designado. La medida surgió como una iniciativa de la Secretaría de la Juventud y será coordinada por la Intendencia de Paraná. La propuesta será de carácter voluntaria y estará dirigida a los locales, bares, discos y salones de fiestas o establecimientos de diversión nocturna en los que se expendan bebidas alcohólicas. Los operativos de control se realizarán los jueves, viernes y sábados en los horarios de entrada y salida de los boliches. Al igual que en otros lugares de la Argentina, el conductor designado recibirá una pulsera identificatoria y se le informará de los beneficios ofrecidos. Si bien llevará el elemento clarificador, se lo someterá a pruebas de alcoholemia. En caso de dar positivo, perderá los beneficios y se dará intervención a las autoridades viales, quienes aplicarán las normas legales vigentes. Otra buena medida para aplaudir y esperemos que tenga continuidad y sobre todo cree conciencia a todos los ciudadanos.

Comentarios