Policiales
Lunes 13 de Junio de 2016

Continúa la búsqueda del conductor que amenazó a dos chicas en la calle

El hecho ocurrió el sábado. El hombre iba en un VW Polo gris sin patente e intentó secuestrar a dos jóvenes en Don Bosco y Crespo de Paraná. 

Las patrullas del 911 salieron a buscar, el sábado a las 17.07, por las calles de Paraná, al conductor de un auto VW Polo gris que fue denunciado por dos chicas de 18 y 19 años por intento de secuestro. La Jefatura Departamental de Paraná de la Policía informó a UNO que la comisaría 14ª recibió la denuncia de una chica de 19 años que detalló el episodio.

En la exposición dijo que estaban esperando el colectivo en la parada de Don Bosco y Crespo junto a su amiga de 18 años que vive en la zona de Don Bosco y Circunvalación, cuando se detuvo un auto de color gris, VW Polo, sin patente colocada y vidrios polarizados. Descendió un hombre, quien le dijo que suban al auto, situación ante la cual la amiga salió corriendo y ella empezó a gritar.  

Alertados los vecinos de la situación el hombre se subió de nuevo a su vehículo y emprendió la marcha en dirección a Blas Parera, luego de lo cual se perdió de vista.

En el medio del nerviosismo, las chicas llegaron hasta la comisaría 14ª, ubicada en Rondeau y Fraternidad, donde denunciaron la situación al suboficial que estaba de guardia. “Comunicamos al 911 la situación y el pedido de localización de la unidad con los datos aportados a las 17.07. Conforme a los registros de la sala del 911, por lo que se presume que lo denunciado habría ocurrido aproximadamente entre las 16.30 y 16.45”, informó a UNO la Policía.

Una de las víctimas relató el hecho en Facebook: “Paró un tipo al lado nuestro en un auto color gris con vidrios polarizados. Bajó y se nos acercó como para preguntarnos algo, no nos imaginamos nada, y nos dijo: ‘Yo se las voy a hacer recorta, yo estoy rejugado y tengo un fierro acá, y si no se suben al auto les meto un tiro’. Yo no tuve reacción, quedé paralizada, mi amiga salió corriendo, el tipo se me acerca y me quiere subir, comencé a gritar y correr por el medio de la calle. La gente empezó a salir y no pudo agarrarnos, se fue para el lado de Don Bosco y Blas Parera”.

Luego, cuestionó el accionar policial en la comisaría 14ª: “Los policías nos atendieron mal y con pocas ganas de querer trabajar, de mala gana. ¡Mi amiga llorando desconsoladamente, yo en shock, nerviosa y sin creer lo que estaba viviendo! Nos tuvieron cerca de una hora esperando que nos tomen la denuncia. Nos dijeron que iban a dar el aviso primero y que después nos atendían. Me crucé a contarles a mis suegros lo que había vivido, que viven enfrente a la comisaría. Sin esperar llamaron al 911 para que se movieran y pudieran encontrar el auto porque sabíamos toda la descripción y los del 911 me preguntaron cómo era el auto para empezar a buscarlo. Y los de la comisaría nos habían dicho que ya habían dado el aviso, cosa que era mentira, nunca dieron ningún aviso. ¡Luego de esperar una hora nos tomaron la denuncia! Y nos dijeron que no podían hacer nada”.

Por último la joven expresó un mensaje para todos: “Esta es la inseguridad que nos toca vivir. Hoy me tocó a mí y a mi amiga. Mañana le puede pasar a tu hija, a tu nieta, a tu sobrina, a tu hermana, a tu amiga o a tu mamá. Tomemos conciencia de lo que estamos viviendo. Agradezco poder estar contando la historia, yo no sé qué hubiera sido si nos llegaba a agarrar. ¿Qué está pasando en mi Paraná? Hoy estoy asustada, con mucho miedo, sin querer salir a la calle. ¿Cómo seguimos?”.

***
Situaciones que se repiten  


En los últimos días ya han sido varios los episodios similares en los que hombres a bordo de autos acosan o amenazan a mujeres que esperan en las paradas de colectivos en distintos puntos de la ciudad. En algunos casos se radicaron las denuncias, en otros no, o solo se difundió la situación en las redes sociales.

En la zona sur de la ciudad una chica denunció que estaba esperando el colectivo en la esquina de Sattler y Miguel David cuando pasó un hombre en bicicleta, se le acercó, le dijo que tenía plata y le ofreció tener relaciones sexuales. La joven empezó a gritar, unos albañiles que estaban enfrente cruzaron la calle para auxiliarla y el hombre escapó pedaleando. “Fue un agravio hacia su integridad en calidad de mujer”, explicó a UNO la subcomisario Galarza, de la comisaría 13ª. Otro hecho similar ocurrió el jueves en Sattler y Alfredo Palacios, donde un hombre a bordo de un auto Corsa verde oscuro se estacionó en la esquina y ofreció subir, de manera intimidatoria, a una mujer que esperaba el colectivo.

Comentarios