La Provincia
Viernes 16 de Enero de 2015

Contaminación en Colón: Informe de CARU advertía sobre la presencia de bacterias en el río

El año pasado el organismo había detectado e informado al municipio de Colón sobre la presencia de coliformes fecales y escherichia coli en valores superiores a los admitidos.

El año pasado el organsimo había detectado coliformes fecales y escherichia coli en valores superiores a los admitidos.

 

En las últimas semanas decenas de turistas que vacacionaron en Colón denunciaron intoxicación (con síntomas como vómitos, diarreas cefaleas y fiebre) por contacto con el agua del río Uruguay en las playas ubicadas frente a la ciudad.

 

Un informe de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) que data del verano pasado, advierte la presencia de coliformes fecales y escherichia coli con valores superiores a los admitidos por el Digesto sobre el Uso y Aprovechamiento del Río Uruguay”. Asimismo, se halló elevada concentración de Coliformes y Escherichia coli que ingresan por el río Uruguay desde el norte de la ciudad de Colón.

 

Se estableció que, si bien esta contaminación ingresa por el río Uruguay desde aguas arriba de la ciudad con valores superiores a los admitidos, en el tramo que atraviesa las playas, se producen nuevas evacuaciones de efluentes que aumentan la contaminación bacteriana de las aguas del río Uruguay”.

 

En esa oportunidad se informó al intendente Mariano Reobord para que se “adopten las medidas preventivas y de mitigación, necesarias para corregir esta situación por el posible impacto en la salud humana de los usuarios de la playa del balneario Santiago Inkier”.

 

El área de estudio comprende el ejido de la ciudad de Colón y se extiende al norte a la altura del arroyo Caraballo y al sur próximo a la isla de Hornos. “Se emplearon planos, imágenes satelitales y fotografías aéreas, a fin de ubicar en la playa y región aledaña, los sitios de los posibles focos de contaminación bacteriana”, indica el informe reproducido por Diario Junio.

 

En el estudio se identificaron variables como vertidos de plantas de tratamiento de aguas servidas o alcantarillas, desagües pluviales, vertidos industriales, sitios de descargas de camiones cisternas, cursos de agua menores (arroyos, cañadas) que drenan áreas de explotación intensiva de ganado vacuno, aviar y porcino o, vertidos de poblaciones rurales y embarcaderos.

 

Por esa misma época CARU emitió un informe similar para el balneario ubicado en Fray Bentos (ROU).

 

En resumen, el informe le indicaba a las autoridades que debían invertir en un sistema de tratamiento de líquidos cloacales y llevar adelante un saneamiento ambiental (ya que estas condiciones podían empeorar en el verano) con el fin de evitar enfermedades como las denunciadas por los bañistas.

 

Comentarios