Ciencia
Viernes 23 de Diciembre de 2016

Conflicto en el Conicet: Manes pidió duplicar el presupuesto para la ciencia

El neurocientífico, que suena como candidato de Cambiemos, demandó que la sociedad apoye el reclamo de más inversión.

El conflicto sigue en el Conicet y en principio hoy continuarán las negociaciones, luego de una reunión prevista entre el ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, y el jefe de Gabinete, Marcos Peña.


En el medio de la polémica por el recorte en la cantidad de ingresantes para el año próximo y el debate por algunos papers de investigadores del Conicet, el neurocientífico Facundo Manes pidió que se duplique el presupuesto para la ciencia.


En una entrevista anoche en el programa Código Político, el investigador y fundador del Instituto de Neurología Cognitiva (INECO) hizo una defensa del trabajo científico y de la necesidad de que el país invierta en ciencia.


"Los países desarrollados e inclusivos no son así y luego hacen ciencia como hobbie, son desarrollados e inclusivos porque hay inversión en ciencia y educación", afirmó Manes, que es asesor ad honorem de la gobernadora Vidal y suena para encabezar la lista a diputados de Cambiemos para las próximas legislativas. Y citó a Bernardo Houssay, investigador argentino ganador del Premio Nobel: "Una vez, un periodista le preguntó si Argentina no era un país demasiado pobre para hacer investigación y él respondió que justamente porque somos pobres hay que hacer investigación".


El investigador pidió que la sociedad toda apoye el reclamo de una mayor inversión en ciencia, como lo hizo en su momento con el reclamo por la democracia. "Hay que apoyar la ciencia básica como sociedad, que no genera una aplicación inmediata pero sí ideas exitosas que puedan transformar la economía de un país. El GPS o Internet fueron a partir de investigación básica", ejemplificó.


Manes señaló que en la Argentina el presupuesto para la ciencia es del 0,62% del PBI y que "debe ser el doble, 1,5", pero pidió que el sector privado también invierta, como el modelo que tiene Israel con una inversión del 2% del PBI pública y otro 2%, privada.


"Ojalá --respondió cuando le preguntaron si el presidente lo iba a escuchar--. Creo que lo va a hacer porque fue una de sus promesas de campaña".

Comentarios