Accidente vial
Martes 23 de Agosto de 2016

Confirman que trae problemas la pronunciada bajante del río Paraná

El río Paraná registra 2,62 metros frente al Puerto. La abrupta caída afecta la toma de agua

En poco más de dos meses, el caudal del río Paraná se redujo un 50%. Después de mantenerse desde noviembre de 2015 por encima de los 4 metros y registrar picos por encima de los 6 metros en enero, en los últimos días consolidó el abrupto y marcado retroceso, y ayer registró una altura de 2,62 metros frente al Puerto Nuevo.

En el caso de la capital provincial, volvió a exhibir el histórico inconveniente que ocasiona la retracción del río en la captación de agua cruda para ser potabilizada.

Por esa razón, durante la jornada de ayer el intendente, Sergio Varisco, estuvo en la Toma Nueva para observar los trabajos que se realizaron por los inconvenientes en una de las bombas.

El coordinador del Centro de Servicios Ciudadanos del municipio, Roberto Sabbioni, explicó que el descenso de las aguas provocó un desnivel que aisló a una de las bombas de las otras cuatro. "Esto ocasiona inconvenientes en el recorrido del agua hasta la planta potabilizadora de avenida Ramírez -zona del Cristo Redentor–". Esos problemas ya se registraron la semana pasada, que ocasionó un importante corte del suministro en la zona céntrica.

"Estos no son los trabajos definitivos. Para esto es necesario realizar un dragado y desde la comuna se llamó a licitación", precisó el funcionario. La llegada de la Corriente de la Niña –período con lluvias por debajo de la normal para la época– alerta también sobre las playas: las bajantes pronunciadas afectan fundamentalmente al balneario de la Costanera.

Comentarios