Policiales
Miércoles 22 de Julio de 2015

Condenaron a un hombre a prisión condicional por ejercer violencia de género

En un juicio abreviado se definió que Julio Alberto Roldán, de 56 años, cumplirá dos años de prisión condicional por delitos relacionados con violencia de género, entre ellos amenazas, lesiones y desobediencia judicial, en la ciudad de Gualeguaychú.

Julio Alberto Roldán, de 56 años, fue condenado en juicio abreviado a dos años de prisión condicional por delitos relacionados con violencia de género, entre ellos amenazas, lesiones y desobediencia judicial. Su familia lo había denunciado, luego se arrepintieron, pero para ese momento ya era tarde.

El 22 de junio, la hija del reciente condenado denunció lo que estaba ocurriendo en su casa. Llevó a su madre hasta la Fiscalía en Gualeguaychú para que corroborara la denuncia contra su padre, por la violencia que supuestamente ejerció desde los años 95/96 hasta la actualidad.

Al día siguiente, la fiscal Natalia Bartolo le solicitó al juez de Garantías, Mario Figueroa, la exclusión del hogar. El magistrado dispuso por 45 días la prohibición de ingreso a la vivienda familiar y de acercamiento a un radio menor a los 200 metros.

A pesar de haber sido notificado de esta resolución, el acusado continuó ejerciendo amenazas contra la mujer y sus hijos. Incluso habría cortado las líneas telefónicas de la casa de su hijo y la propia, de donde había sido excluido. Pero lo más grave ocurrió el miércoles 24 por la tarde, cuando irrumpió en el domicilio de sus suegros, a los que amenazó con incendiarles la casa y matar a su hija.

Tomado conocimiento de esto, su cuñado concurrió hasta la Comisaría de Larroque y realizó la denuncia. Esto le permitió a la Fiscal solicitarle al Juez de Garantías la detención.

El acusado fue trasladado a Gualeguaychú el viernes 26 por la madrugada y, considerando que existía riesgo procesal, se le dictó una prisión preventiva por 30 días, imputado de los delitos de “violación de domicilio, amenazas, coacciones, lesiones agravadas por el vínculo y desobediencia a demanda judicial”.

 “Conflicto familiar”

Parecía que la medida judicial había satisfecho a la familia, pero increíblemente, el 30 de junio por la mañana se presentó el abogado defensor en los Tribunales de Gualeguaychú con un escrito firmado por la mujer del acusado, su hijo y su cuñado, donde los denunciantes se desdecían de sus graves acusaciones contra el detenido y señalaban que lo que existe no es más que un “conflicto familiar” y un “enojo generalizado” con el imputado, que jamás se han “sentido atemorizados, amenazados y/o coaccionados”, que han “tenido la oportunidad de analizar la situación familiarmente”, y que sus manifestaciones “fueron formuladas con un énfasis que ha provocado el error y malinterpretación del Sr. Juez”.

Nuevo encuentro

Por esta solicitud de anular con todo lo hecho por el Ministerio Público Fiscal, se fijó una audiencia a la que concurrieron los fiscales Lisandro Beherán y Natalia Bartolo para defender sus actuaciones. Los funcionarios le recordaron al Juez de Garantías los delitos por los que fue imputado el hombre, los riesgos procesales que fueron tenidos en cuenta 72 horas antes para pedir la prisión preventiva, la cual finalmente se otorgó por 90 días.

La Fiscalía consideró que mal podían pretenderse desaparecidos esos mismos riesgos procesales tenidos en cuenta tan sólo tres días antes. El Juez de Garantías recogió esta oposición del Ministerio Público al pedido de cese de la prisión preventiva y rechazó la pretensión del defensor particular.

La investigación de la Fiscalía, por los delitos de violación de domicilio, desobediencia a la demanda judicial, amenazas, coacciones y lesiones agravadas por el vínculo, continuó porque se trata de delitos de acción pública, los cuales no pueden ser pasados por alto más allá de que la familia haya tratado por todos los medios de terminar lo que una vez empezó.

Finalmente, la semana pasada se acordó un juicio abreviado, donde Roldán reconoció la imputación y se le otorgó una pena excarcelable, que en caso de ser nuevamente denunciado por hechos de estas características o quebrante las medidas impuestas, le será revocada la condicionalidad y pasará a ser una pena efectiva.

Fuente: eldiaonline

Comentarios