Policiales
Jueves 19 de Noviembre de 2015

Condenaron a los hermanos Aguilar y a Pérez por el homicidio de Javier Pavé

Los cuatro jóvenes fueron considerados coautores materiales y responsables del delito ocurrido en calle Estado de Palestina, en Paraná. Recibieron penas que van de los 15 a los 16 años de prisión.

Este jueves el Tribunal de la Sala II de la Cámara Primera del Crimen de Paraná condenó a los cuatro jóvenes acusados por el homicidio de Javier Fabián Pavé, ocurrido la noche del 8 de mayo de 2014 en Paraná. Lucas Pérez y los hermanos Kevin, César y Ricardo Aguilar recibieren penas que van de 15 a 16 años de prisión.
Según la Justicia, en aquella oportunidad César Aguilar y Kevin Aguilar iban en motos llevando como acompañantes el primero a Ricardo Aguilar y el segundo a Lucas Pérez. Luego de detenerse frente al domicilio de Verónica Analía Aguilar, en calle Estado de Palestina entre República de Siria y General Mosconi, Ricardo Aguilar y Pérez efectuaron un número indeterminado de disparos con armas 9 mm contra la entrada de la vivienda. Un proyectil impactó en la región pectoral Izquierda por debajo de la clavícula de Pavé, lo que produjo la muerte instantánea.
La jueza Elisa Zilli, encargada de dar a conocer los fundamentos de la sentencia, a la cual el tribunal arribó por unanimidad, destacó: “Luego de analizar los argumentos de las partes y la prueba producida e incorporada durante el debate hemos llegado al estado intelectual de certeza positiva que se requiere en este estadio para afirmar la existencia del hecho atribuido a los imputados, como también la vinculación subjetiva o autoría responsable de su parte del delito de homicidio”.
Asimismo destacó que no se concordó con lo propuesto por el Ministerio Publico Fiscal en relación a que resulte aplicable el tipo de homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas. Esto en razón de que “la reconstrucción histórica de los hechos llevada a cabo durante el transcurso de las audiencias de debate no permitió, a criterio de este Tribunal, acreditar, al menos con el grado de certeza exigible para un pronunciamiento condenatorio, la concurrencia de voluntades o confabulación con fines letales en cada interviniente en el hecho, como lo exige la figura agravada de que se trata”.
Ese tipo de calificación exige una convergencia intencional previa, un acuerdo o planificación en actuar conjuntamente para matar. En consecuencia el tribunal consideró que corresponde subsumir el hecho en el delito de homicidio simple. 
Al momento de fijar la pena para los inculpados, y teniendo en cuenta los agravantes y los atenuantes del hecho y de cada uno de los participantes, se resolvió imponer las penas de 15 años de prisión efectiva a Kevin Alan Aguilar y a César Maximiliano Aguilar; de 16 años de prisión efectiva a Ricardo Rubén Darío Aguilar, comprensiva de la condena anterior que le fuera impuesta por la Sala I de la Cámara Primera en lo Criminal en 2013, cuya condicionalidad se revocó; y de 15 años y un mes de prisión efectiva a Lucas Juan Pérez, comprensiva de la condena impuesta por el Juzgado Penal de Niños y Adolescentes en febrero último cuya condicionalidad también se revocó.
El Tribunal dispuso también mantener la prisión preventiva de los imputados y fijó audiencia para el martes 24 de noviembre, a las 8, con el fin de dar lectura íntegra a la sentencia.

Comentarios