La Provincia
Lunes 23 de Noviembre de 2015

Condenaron al escribano Mayor de Gobierno de la provincia

Francisco Gastaldi fue sentenciado a 4 años de prisión efectiva por estafa y falsificación de instrumento público. El juicio se desarrolló en Gualeguay.

El escribano Mayor de Gobierno de la provincia, Francisco Gastaldi, fue condenado este lunes por el tribunal de Gualeguay a cuatro años de prisión efectiva por estafa y falsificación de instrumento público. Una hija del funcionario, la también escribana Laura Gastaldi, fue sentenciada con tres años y seis meses de cárcel; mientras que su otro hijo Francisco Gregorio Gastaldi recibió tres años de prisión condicional.
Los condenados evalúan apelar la sentencia dictada por los jueces Javier Cárdenas, Darío Ernesto Crespo y María Angélica Pivas. Los fundamentos de la sentencia se darán a conocer el 2 de diciembre.
El coordinador de la Fiscalía, Dardo Tórtul, y el fiscal Agustín Gianini, indicaron que los escribanos fueron inhabilitados por seis años para ejercer la profesión, publicó el sitio Análisis Digital.
La condena también comprende a Jorge Rodríguez, que recibió la pena de 3 años de prisión efectiva; y a Francisco Ascar -sobrino del fallecido hacendado Héctor Alfredo Ascar, considerado autor del delito que se juzgó- y María Cristina Almeira -pareja de Francisco Ascar-. Los últimos dos imputados fueron sentenciados con 3 años de prisión condicional.
Todos fueron considerados por el Tribunal Oral de Gualeguay como partícipes necesarios del delito que cometió el hacendado fallecido, pero la diferencia en las penas se dio a partir del rol que cumplieron cada uno. 
El fiscal Tortul explicó que el sobrino del hacendado y su pareja Almeira, recibieron prisión condicional “al límite”, lo que implica que “si en los próximos 4 años cometen un delito, así reciban 1 mes de prisión se les sumará a la pena anterior”. “Ellos fueron partícipes necesarios pero en una escala menor al resto, haciendo figurar a sus hijos como beneficiarios de los bienes. Mientras que el resto tuvo un rol más activo, y el autor era la persona que falleció”, detalló.
En esta causa, el querellante fue Leopoldo Lambruschini y los defensores Raúl Berisso, Francisco Perier y Rubén Gallardo. Los primeros dos abogados representaron a los Gastaldi y el tercero al sobrino del hacendado y su pareja.
El caso
Héctor Ascar falleció el 31 de enero de 2011. Según reconstruyó Página Judicial, antes de su deceso, su hija no reconocida, María Andrea Martínez, promovió una demanda de filiación en su contra -Expediente Número 4.235- que tramitó en el Juzgado Civil y Comercial Número 1 de Gualeguay. Según la acusación, los Gastaldi fraguaron documentos públicos para quedarse con propiedades de Ascar.
Francisco Gregorio Gastaldi, hijo del funcionario, y Jorge Mario Rodríguez, se pusieron al frente de la maniobra financiera para que todos los bienes del hacendado quedaran fuera de la herencia de su hija. El fideicomiso incorporaba 37 inmuebles, en su gran mayoría rurales, con excepción de tres inmuebles urbanos, como surge del detalle del “Contrato de Fideicomiso Productivo Sujeto a Plazo”. La escritura fue realizada por Silvina Lacorazza, en el estudio de Gastaldi, según contó la propia escribana. La misma llevaba el Registro de Protocolo Número 16, que corresponde a Gastaldi padre.
También se informó que Gastaldi corrió a la pareja del hacendado y destinataria por testamento de los bienes -Rosa Argentina Ahibe-, para quedarse las propiedades. Cuando Ascar estaba enfermo, y para obstaculizar cualquier reclamo filiatorio, el funcionario y exintendente de Gualeguay le pidió a Ahibe que cremara el cuerpo del hacendado. 

Comentarios