Policiales
Martes 10 de Febrero de 2015

Condenan a tres años y diez meses de prisión efectiva al autor de un “secuestro virtual”

El hecho ocurrió el 16 de octubre del año pasado, en Paraná. Otro imputado ofreció una reparación económica a la víctima. Fue condenado a tres años de prisión condicional.

El otro imputado ofreció una reparación económica para la víctima y recibió una condena de tres años de prisión, de cumplimiento condicional, como partícipe secundario.

 

El juez de Garantías Nº 2, doctor José Eduardo Ruhl, condenó a tres años de y diez meses de prisión efectiva a Gabriel David Papadopulos, un hombre, acusado por la Fiscalía como autor del delito de “extorsión en grado de tentativa”.

 

La condena fue acordada por el Ministerio Público Fiscal y el defensor de los imputados, doctor Carlos Antico, en el marco de un juicio abreviado. El otro imputado, Pedro Kwiek, de 57 años, ofreció una reparación económica para la víctima y recibió una condena de tres años de prisión, de cumplimiento condicional, como partícipe secundario.

 

 

El hecho

 

Papadopulos fue imputado, junto con Kwiek por el presunto delito de extorsión, previsto en el artículo 168 del Código Penal. Se los acusó de haber llamado por teléfono a una anciana de 89 años, domiciliada en calle Manuel Galvez, de Paraná, para decirle que tenían secuestrado a su nieto y exigirle la entrega de 10.000 pesos en efectivo, y todo el oro que tuviera en su casa, en un hecho de los que comúnmente se denominan “secuestro virtual”.

 

La mujer, atemorizada, llamó a un hijo, y éste dio aviso a la Policía. Los efectivos se apostaron en inmediaciones de la vivienda de la víctima y arrestaron a los sospechados, cuando llegaron a la casa de la anciana a retirar el botín, en un Ford Focus que conducía Kwiek.

 

Ocurrió el 16 de octubre de 2014, y al día siguiente, el juez José Eduardo Ruhl dictó la Prisión Preventiva de Papadopulos y el arresto domiciliario de Kwiek, medidas cautelares que luego fueron prorrogadas.

 

Lo acordado por las partes fue una condena por “extorsión en grado de tentativa”, y una pena de prisión de 3 años y 10 meses para Papadopulos (que por tratarse de una condena de más de 3 años, deberá ser cumplida en la Unidad Penal Nº 1, donde el joven está alojado desde hace 3 meses y medio), y 3 años de cumplimiento condicional para Kwiek.

 

El doctor Brugo explicó que para estimar el monto de ambas sanciones tuvo en cuenta que el imputado más joven fue el autor de las llamadas telefónicas extorsivas, en tanto que Kwiek tuvo una participación menor y sin incidencia directa. Además, explicó que este último ofreció el pago de 10.000 pesos a la víctima como reparación por el daño causado.

Por su parte, la Defensa adhirió a lo expuesto por la Fiscalía, y ambos imputados expresaron al juez su conformidad con dicho acuerdo.

 

El Juez de Garantías Nº 2 explicó en la audiencia que luego de analizar las pruebas y constancias que existen en el caso, y el cumplimiento de los requisitos del Juicio Abreviado, llegó a la conclusión sobre la razonabilidad y legitimidad de lo pactado. Por último, dio a conocer la sentencia condenatoria.

Comentarios