Pais
Viernes 06 de Febrero de 2015

Condenado por femicidio se pinchó los ojos con un alfiler

La autoagresión ocurrió en una cárcel cordobesa. El hombre sufrió graves lesiones y fue internado. Debe cumplir prisión perpetua.

Un preso de 51 años que cumple una pena perpetua en la cárcel de la localidad de Bouwer por femicidio se perforó las pupilas con un alfiler, por lo que fue internado en el Hospital de Clínicas, de la ciudad de Córdoba.

Según fuentes del Servicio Penitenciario de Córdoba (SPC), la llamativa autoagresión ocurrió alrededor de las 21.30 del jueves en el interior del módulo MD2 de Bouwer, donde Alberto Gonzalía se pinchó los ojos con un alfiler.

Un interno que se comunicó por teléfono con el diario La Voz aseguró que se trató de un momento de "locura", con gritos de espanto. Aseguró, al igual que el SPC, que fue una autoagresión y que no medió una tercera persona.

Gonzalía fue llevado por los guardiacárceles a la enfermería del penal y desde allí trasladado al Hospital de Clínicas, donde quedó internado hasta la tarde del viernes. Los médicos, tras las curaciones de rigor, le indicaron lentes terapeúticos especiales y antibióticos, además de un control permanente. Ya fue regresado a la cárcel de Bouwer.

Gonzalía está detenido desde el 15 de febrero de 2013, tras atacar esa madrugada a su exmujer Julia Torres en un domicilio de barrio José Ignacio Díaz, 3ª sección, en la ciudad de Córdoba.

El caso se transformó en un ícono de la violencia de género, ya que Julia antes de ese ataque lo había denunciado 25 veces sin que la Justicia ni la Policía pudieran brindar una contención adecuada para lograr que las agresiones cesaran.

Pese a que sobrevivió a este último ataque, Julia sufrió graves heridas que cinco meses después le costaron la vida, publicó el medio cordobés este viernes.

Comentarios