Policiales
Sábado 04 de Julio de 2015

Condena condicional para un acusado de golpeador y ladrón

Villagra cumplirá una pena de tres años de prisión en libertad, a pesar de su amplio prontuario. Entre 2012 y marzo de este año fue acusado de violencia de género, robo, amenazas y lesiones. 

A pesar de no acatar jamás las restricciones impuestas por la Justicia y tener un frondoso prontuario, Adrián Alberto Villagra logró una condena condicional. 

Villagra se acogió al beneficio del juicio abreviado y logró que por una decena de delitos le dieran la pena de tres años de prisión de cumplimiento condicional. Además, la Justicia le fijó la prohibición de consumir alcohol y drogas durante dos años en la vía pública. También en la sentencia se le prohíbe acercarse o molestar a su exmujer o a algunos de sus familiares.   

Los delitos que se le endilgaron a Villagra son: encubrimiento, tenencia ilegítima de arma de guerra, abuso de armas, tenencia ilegítima de arma de fuego de uso civil y lesiones leves todos ellos bajo las reglas del concurso real de delitos.  Sin embargo, el acusado no solo cometió delitos fuera de su casa, ya que por violencia de género también fue juzgado: lesiones leves calificadas por el vínculo, amenazas simples, amenazas simples y hurto simple en concurso ideal, desobediencia judicial, portación ilegítima de arma de fuego. 

El abogado defensor Boris Cohen fue quien logró el beneficioso acuerdo para el acusado, que para acceder al juicio abreviado tuvo que reconocer todos los delitos. Tras acordarse con la Fiscalía se celebró el jueves la audiencia oral y pública donde se informó al juez Daniel Malatesta sobre el acuerdo arribado entre las partes. Tras analizar que todo se haya realizado bajo los parámetros establecidos por el Código de Procedimientos Penales el juez aceptó el acuerdo de las partes.  

 
Todo por tres años 
Según los datos obtenidos por UNO, Villagra comenzó problemas con la justicia en 2012. O mejor dicho en ese momento comenzó a ser detenido por la Policía. Según la requisitoria de elevación a juicio, el 7 de julio de ese año, aproximadamente a las 14.45  junto a otros dos individuos dispararon contra un grupo de personas que estaban en una vivienda de calle Lebhenson al final, en la zona sur de la capital entrerriana. A raíz de los tiros  resultó herida Julia Inés Leguizamón. El autor de los tiros según la acusación fiscal fue un tal Suárez. Sin embargo, Villagra tomó la escopeta recortada con la que disparaba Suárez y se la llevó del lugar, para posteriormente esconderla. 

El segundo hecho imputado sucedió dos días después, a las 13.20, en circunstancias en que personal policial encontró en la casa de Villagra  en calle Lebhenson, entre sus similares Pascual Uva y Juan B. Justo un arma de fuego, tipo escopeta, recortada, calibre 16 y municiones varias, sin poseer la debida autorización legal.

El tercer delito imputado sucedió el 23 de setiembre a las 15.30, previo a que Juan José Suárez y Mariela Gómez concurrieran al domicilio del acusado, en calle Lebhenson y le reclamaran por la sustracción de una garrafa. Tras hablar con Villagra, este ingresó a su vivienda y sacó un arma de fuego de hombro de un caño, calibre 22 largo marca Mahely  y  efectuó cerca de 10 disparos hacia la humanidad de Suárez y Gómez, impactando uno de ellos en el cuadrante inferior interno del glúteo derecho de Suárez, causándole en el mismo una lesión. Por la herida, Suárez tuvo que recibir atención médica en el hospital San Martín de la capital entrerriana. 

El cuarto hecho acusado ocurrió el 25 de setiembre, con motivo de un nuevo allanamiento realizado en su domicilio sito en calle Lebhenson pasando Pascual Uva - excamping Municipal- de Paraná, por orden del Juzgado de Instrucción Nº 7. En ese lugar la Policía halló en poder del procesado una escopeta de caño marca Ulisses J. Pesce calibre 16, industria argentina, número de serie 30110, la cual se encontraba en condiciones técnico-mecánicas para realizar disparos, arma que, al ser peritada, se estableció que pertenece a la categoría legal de arma de uso civil.

El quinto y último hecho cometido fuera de la casa sucedió el 1º de febrero de 2013, cuando Villagra atacó a Juan Carlos Argüello. Ese día a las 23.10, la víctima estaba en la puerta de una casa ubicada en calle García Lorca cuando el acusado lo lesionó con un machete con el que le provocó cortes en la cabeza, brazos y estómago.

Violencia de género 
Villagra no solo logró una pena condicional por su accionar violento fuera de casa, sino también por lo que hacía en su vivienda. 

Según la información recabada por UNO el 17 de diciembre de 2014,  a  las 8.30, mientras se encontraba con su señora en el comedor de la vivienda que compartían comenzó a golpear la mesa con su puño, golpeando luego a su pareja, produciéndole las siguientes lesiones: inflamación dolorosa en el rostro  -pómulo y mejilla-, observándose además un hematoma en el pómulo y equimosis en la parte superior y media del hombro.  

Los episodios de violencia no cesaron, ya que el 9 de marzo de 2015, cuando se encontraban en la casa, Villagra comenzó a golpear en la cara a su mujer delante de sus hijos, quienes defendieron a su madre. Villagra lejos de recapacitar amenazó a todos con matarlos.        

Villagra siguió con su accionar violento el 11 de marzo pasado,cuando a las 13 mientras su mujer se encontraba en la puerta de la casa de la hija de ambos la amenazó diciéndole: “Ahora vas a ver, te voy a romper más la boca de lo que te la rompí”. Luego de eso, el imputado se metió en la casa del hijo en común, donde está parando la mujer y sustrajo la cartera.                   

Por último, Villagra fue acusado de desobediencia judicial, ya que a pesar de las restricciones impuestas por la Justicia continuó con su violencia sobre su familia.  

Villagra dejó la vivienda que compartía junto a exmujer e hijos. La sentencia le prohíbe el acercamiento familiar. 

Según los informes médicos la mujer de Villagra sufrió graves lesiones cada vez que el hombre la atacaba a golpes de puño.                              

Comentarios