San Cayetano
Martes 09 de Agosto de 2016

Concordia y San Cayetano

Muestra de fe fue lo que sobró el domingo en una nueva celebración de San Cayetano. La parroquia ubicada en Villa Zorraquín de Concordia albergó a una verdadera multitud que desde el sábado recibió a miles de peregrinos.

En los últimos años, el templo que está en la zona norte de Concordia se convirtió en uno de los puntos de referencia para cada 7 de agosto, porque llegan fieles de toda la provincia y otros que también se interesan y lo hacen desde la hermana República Oriental del Uruguay. Este año no fue la excepción, porque en un año tan especial debido a la crisis que se vive, fueron muchos los que se acercaron a pedirle al patrono del pan y el trabajo, como también fueron más los que decidieron ir a agradecer.

"Todos los años vengo a San Cayetano para agradecerle y pedir para que el país se recupere", fueron casi por unanimidad las palabras puestas de manifiesto por parte de las personas. Muchos recorrieron a pie los casi 10 kilómetros que separan a la ciudad de la parroquia y otros lo hicieron en otros medios, pero todos con la firme convicción de estar presentes.

El clima estuvo propicio, sumado a un domingo, lo cual lo hace más aliviador, fue el resultado de más de 35.000 personas que llegaron hasta Villa Zorraquín. Toda una organización a la altura de las circunstancias con el accionar de la Policía de Entre Ríos, la Central de Tránsito, Bomberos Voluntarios, Cruz Roja Argentina y más de 100 cordoneros que son los servidores de la parroquia de Villa Zorraquín. Además, las misas presididas por el obispo diocesano monseñor Luis Armando Collazuol, y concelebrada por el cura párroco presbítero Rodolfo Rapuzzi, tuvieron como fin el de venerar a San Cayetano, que teniéndolo todo para ser exitoso en la vida prefirió entregarse a Dios y a sus hermanos. Desde un buen tiempo a esta parte, la parroquia se convirtió en uno de los sitios más requeridos por los fieles que todos los años llegan por esta celebración. Pero lo importante también es que se demuestra a la hora de ayudar al prójimo. Fueron cientos de puestos de feriantes que tuvieron su oportunidad de ofrecer sus artículos, como para demostrar que nada está perdido y siempre hay una posibilidad. Además se recibieron donaciones que la parroquia se encargará de distribuirlas entre los más necesitados.

Los espectáculos artísticos con la presentación de músicos y artistas de la región fueron parte de una jornada inolvidable para miles de peregrinos que llegaron a San Cayetano. La fe sigue intacta en miles de concordienses, que una vez más le dijeron presente a una fiesta que cada vez está más presente.

Comentarios