Espectaculos
Lunes 27 de Abril de 2015

Concordia reeditó su 5º simposio de escultura con éxito

Los artistas coinciden en que es uno de los mejores a nivel mundial. Dejaron obras para la ciudad

Finalizó ayer la quinta edición del encuentro que reúne a escultores de todo el mundo en Concordia. Los artistas coincidieron en que, tras haber participado de varios simposios en todo el mundo, el de Concordia se ubica como “uno de los cinco mejores del mundo”, por su organización y calidad de convocatoria.

El 5º Simposio de Esculturas de Concordia comenzó el 16 de abril en la Peatonal del Bicentenario y concluyó ayer con los artistas finalizando
sus obras que serán luego emplazadas en distintos puntos de la ciudad.

Establecido como patrimonio artístico de la ciudad, el evento convoca a alumnos de distintas escuelas y público en general que se congregan para ver el proceso artístico de las obras y dialogar con los escultores.

La palabra de los artistas

La artista mexicana María del Carmen Rossette trabaja sobre su escultura titulada Un Campo de Sueños de Amaranto, en diversos materiales. En ese  contexto, entrega a los alumnos de las escuelas que la visitan semillas de amaranto para que las cultiven bajo la premisa de que su obra “inspire vida”.

“Creo que el arte debe manifestarse en diversas expresiones por eso acompaño el proceso de mi obra con este regalo para los más chicos de Concordia, que tan bien me ha recibido”, contó.

Said Rumi Bazarra, de Valparaíso, Chile, participa por primera vez del Simposio y destacó la buena interacción que percibió entre los artistas y el público. “Es un ida y vuelta muy cercano, muy real, charlamos, nos ofrecen un mate y los chicos son muy curiosos y eso es lo que más nos entusiasma”, contó.

Esta es la tercera edición para Anahí Villarruel, la representante entrerriana de Nogoyá, quien aseguró que “este Simposio debe ser un orgullo para los concordienses, porque es considerado el segundo en el país con tan pocos años de organización”. En su obra, la artista entrerriana trabaja con chatarra, en este caso con caños y una rueda, que terminarán convirtiéndose en una escultura de tamaño considerable.

Sergio Olivera es uruguayo nacido en Colonia. Es su segunda vez en Concordia y también puso de relieve la magnitud internacional del evento “por la calidad de las obras y porque enriquece culturalmente a la ciudad al permitir que su gente pueda ver obras de arte moderno contemporáneo”.

Finalmente, para el español José Carlos Cabello Millan, lo que más lo motiva a venir a Concordia “es encontrar en la organización un equipo de trabajo que apoya al artista, además de la conexión que hay con el público que se acerca”. Quien es oriundo de Madrid, reconoció: “Todo artista que participa en este tipo de eventos valora que haya soporte técnico y ayuda al artista, cosas fundamentales debido a que hay muy poco tiempo para realizar la obra y las cosas tienen que estar todas disponibles para no perder tiempo”.

Y sentenció: “Concordia se dirige a estar en un altísimo nivel artístico en cuanto a organización, lo que he encontrado aquí me ha sido de gran sorpresa debido a todo el apoyo logístico que tenemos los artistas. He participado en más de 45 eventos de este tipo y puedo animarme a colocar a los simposios de aquí entre los mejores 10 o 5”.
 

Comentarios