La Provincia
Miércoles 15 de Abril de 2015

Concejales quieren dejar sin efecto la suba del boleto

En la sesión de ayer votaron un proyecto de Comunicación. Sin embargo, la facultad de fijar la tarifa fue delegada por los ediles al Ejecutivo en 2006.

El Concejo Deliberante de Paraná aprobó ayer un proyecto de Comunicación impulsado por el concejal justicialista Juan Enrique Ríos en rechazo al incremento del transporte urbano de pasajeros establecido en el decreto N° 700 del 10, rubricado por la presidenta municipal, Blanca Osuna.

La norma contó con la adhesión de otros 10 ediles pertenecientes a la bancada del Frente para la Victoria, Unión Cívica Radical, Frente Amplio UNEN y Recuperación Peronista. En el texto de dicha iniciativa se solicita a la intendenta que convoque a la Mesa de Acuerdo que incluya a representantes de usuarios frecuentes del servicio de colectivos y a una audiencia pública para discutir sobre la problemática integral de esta cuestión.

La iniciativa fue rubricada además de su autor por los ediles Alicia Portillo, María Elizabeth González, Miguel Rettore, Marcelo Haddad, Graciela Berón, Adriana Torner, Roxana Villagra, Gustavo Guzmán, Verónica Martínez y Juan Manuel Huss.

Sobre el mismo tema el cuerpo dio curso a dos pedidos de informes dirigidos al Ejecutivo municipal.

El presidente del Concejo Deliberante, Gastón Grand, señaló: “La medida fue tomada de manera unipersonal, cerrada, en una mesa con tres o cuatro funcionarios, sin escuchar la voz de los vecinos, sin haber convocado previamente a una audiencia pública, a una reunión de la Mesa de Transporte y sin contar con datos técnicos y de opinión que fundamentaran una idea certera para tomar tal decisión”.

“Estas decisiones son consecuencia de un modelo de gestión que no compartimos y que pretendemos que sea más abierto”, concluyó.

Por su parte el secretario de Hacienda, Nicolás Brunner, señaló: “La ordenanza que rige la fijación de tarifas del transporte urbano de pasajeros, es la Ordenanza N° 8.570 del año 2006, que trasladó la responsabilidad de la fijación del precio del boleto desde el Poder Legislativo (el Concejo Deliberante), al Departamento Ejecutivo, condicionando la presentación de estos aumentos a la formalidad de cumplimentar por parte de las empresas un análisis de su estructura de costos, que es lo que se conoce como la polinómica de la Secretaría de Transporte de la Nación”.

En cuanto al proceso y evolución de los aumentos del boleto, el funcionario sostuvo que “las empresas, en junio del año pasado, habían hecho la presentación, solicitando una tarifa en aquel entonces de 5,25 pesos. Ese pedido fue reiterado en octubre y luego en marzo de este año. Habiéndose sucedido un año desde el último incremento al actual, entendimos que era viable dar lugar a este pedido. Hay que consignar también que esto se ha dado dentro de medidas legislativas y legales en las cuales se ha enmarcado la medida, que tiene que ver con lo que se ha trabajado en el municipio en materia de controles vinculados a frecuencias, que han dado lugar a una serie de multas que hoy la Municipalidad tiene firmes contra la empresas de transporte, y además también venimos tratando de congeniar algunas acciones, de las cuales muchas están próximas a implementarse”.

Brunner señaló: “Tomando como referencia la actualización en las tarifas del boleto de la gestión anterior, el aumento fue realizado en agosto de 2010. Desde ese momento hasta ahora se han dado tres aumentos en la tarifa a lo largo de casi cuatro años de esta gestión municipal. El incremento anual promedio que ha tenido el servicio de transporte en estos últimos cinco años ha sido en torno del 20%, un valor por debajo del salario mínimo, vital y móvil, que marca un incremento de alrededor del 27% interanual. Hoy, en términos reales, es más barato viajar en colectivo que en agosto de 2010, y esto indicaría que la tarifa está en un nivel acorde al que se venía desarrollando a lo largo de este tiempo”.

El funcionario remarcó que Paraná tiene tarifas diferenciales. “Estas tarifas son por mucho las más económicas de la región. Más allá del boleto estudiantil Primario, que hoy pasa a ser gratuito para todos los chicos de ese nivel en la ciudad, podemos citar como ejemplo el Secundario, que está ahora con la nueva tarifa a 1,25 pesos; en Santa Fe está a 2,50; en Concordia a 2; y en Rosario también a 2,50 pesos. Lo mismo sucede con el boleto jubilado o el obrero, es decir que Paraná tiene en el cuadro tarifario de estos boletos diferenciales, por mucha diferencia, la tarifa más económica”, dijo el secretario de Hacienda.

 

Comentarios