Policiales
Viernes 06 de Mayo de 2016

Concedieron la prisión domiciliaria a la esposa del narco Gonzalo Caudana

María Laura Sporturno, condenada por narcotráfico, dejará la cárcel durante un mes para cuidar de sus hijos, ahora que su marido fue nuevamnete detenido. Le denegaron la libertad condicional.

La jueza de ejecución del Tribunal Oral Federal de Paraná, Noemí Berros, resolvió conceder la detención domiciliaria a María Laura Spoturno, esposa del tres veces condenado por narcotráfico Gonzalo Caudana. El beneficio rige desde este viernes y hasta el día 29 de mayo, tiempo durante el cual deberá permanecer en su domicilio de calle Francisco De Bueno, en la capital entrerriana, según se lee en el fallo al que tuvo acceso UNO. En tanto, la magistrada rechazó el pedido de libertad condicional efectuado por la defensa.
Spoturno, también condenada por tráfico de drogas, accedió a la prisión domiciliaria con el requisito de que designe una persona responsable del cumplimiento de la medida durante la vigencia del régimen. También se dispuso el control y supervisión, por parte del Servicio Social de la Unidad Penal Nº 6, de las condiciones de detención domiciliaria, con remisión de informes de los resultados de las visitas.
Berros hizo saber a la detendia sobre su obligación de permanecer en el domicilio autorizado, bajo apercibimiento de revocar el beneficio otorgado y regresarla a la cárcel de mujeres.
El viernes pasado, cuando Caudana fue detenido en el marco de una causa por explotación de prostitución, Spoturno presentó a través de su abogado Marcos Rodríguez Allende el pedido de prisión domiciliaria para atender a sus hijos menores de edad. 
El fiscal José Ignacio Candioti se opuso a lo reclamado por Spoturno, tanto a la libertad condicional como la prisión domiciliaria. Sobre ésta última, según se lee en el fallo, manifestó que los hijos menores poseen dos de ellos nueve años –son mellizos– y la restante 16, por lo que sus edades no encuadran en el requisito etario que exige la ley. Además, indicó que existen abuelas y tíos que podrían hacerse cargo del cuidado de los menores ante la privación de la libertad de los padres. Sin embargo, la jueza del TOF privielgió el interés superior de los niños e hizo lugar al arresto hogareño.
Spoturno fue condenada por el Tribunal Oral Federal de Paraná el 22 de octubre de 2015 a las penas de cinco años de prisión y multa de 8.000 pesos, por ser considerada autora material y responsable del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.
"Involución"
La jueza Berros rechazó el peido de la libertad condicional. Citó el informe criminológico que dictaminó que “…En este último trimestre la interna Spoturno se ha mostrado muy demandante con el personal penitenciario, incurriendo muchas veces en faltas de respeto, manifiesta su enojo y disconformidad con cualquier orden impartida por la autoridad penitenciaria, instando siempre al resto de las detenidas a sumarse a sus reclamos, creando situaciones de tensión dentro del penal…”.
La magistrada agegó: "Ha ido paulatinamente exhibiendo un comportamiento dentro del ámbito penitenciario de clara involución, lo cual surge de manera prístina del informe de seguridad interna". Y más adelante precisó: "Ha mantenido una actitud apática y desinteresada por su inclusión en actividades laborales, tanto las que se realizan dentro de la unidad penal, como fuera de ella. En este último sentido, no es un dato menor que, pese a contar holgadamente con el recaudo temporal habilitante, Spoturno no ha solicitado su incorporación al régimen de semi-libertad, ni autorización para buscar trabajo, pese a contar con un emprendimiento comercial (fábrica de hielo “Karito”) de su titularidad sobre cuyo desenvolvimiento exhibe marcado desinterés y que le permitiría la obtención de ingresos lícitos para proveer a sus necesidades y las de los suyos. Todo ello permite avizorar un pronóstico desfavorable respecto de una adecuada reinserción social de su parte en su ingreso al medio libre".

Comentarios