La Provincia
Miércoles 01 de Junio de 2016

Con paso firme, los jinetes de Villaguay van hacia Tucumán

Partieron a caballo hace una semana para participar en los festejos oficiales por el Bicentenario. Llegarán a principios de julio

La idea de llegar a Tucumán a caballo para participar en los festejos del Bicentenario de la Independencia nació hace unos cinco años. Partieron el 26 de mayo desde Villaguay con este objetivo y ni el frío ni la lluvia lograron menguar el entusiasmo de Héctor Morínico y de Rubén Debrandevere, quienes desde su infancia en Jubileo cultivaron una férrea amistad. Los jinetes no van solos: los acompaña en una camioneta la esposa de Héctor, Alejandra Gonzalve, quien se ocupa de la logística y de gestionar contactos para que alguien los espere en cada pueblo al que llegan a descansar.

Hoy inician su séptimo día de cabalgata y en el camino van cosechando amigos y anécdotas que nunca olvidarán. “Esta iniciativa comenzó a gestarse hace cinco años, cuando mi marido y yo nos conocimos. Los dos somos amantes de las tradiciones y del acervo cultural y gauchesco. Héctor es oriundo de Jubileo, al igual que su amigo Rubén; y yo crecí en Mojones Norte y fui a una escuela rural. Lo que se cultiva en la infancia, por más que luego nos vayamos a vivir a una ciudad, se lleva adentro, y lo quisimos plasmar cumpliendo este sueño”, contó a UNO Alejandra, y agregó: “Por otra parte, en 1816 Entre Ríos, al igual que Santa Fe y Corrientes, no mandaron representantes al Congreso de Tucumán porque pertenecíamos a la Unión de los Pueblos Libres, bajo el mando de José Gervasio Artigas. Entonces pensamos en lo bueno que sería que 200 años después la provincia pueda estar presente en forma simbólica. Eso nos motivó muchísimo”.

Los jinetes avanzan entre 25 y 30 kilómetros diarios para cuidar a los caballos. La camioneta donde va Alejandra lleva enganchado un trailer con una identificación para dar a conocer este emprendimiento adonde vayan. Si bien lamentan que las autoridades de Villaguay hayan estado ausentes el día que partieron, destacan el acompañamiento de sus amigos, de la asociación tradicionalista 20 de Noviembre y de la Policía de esa localidad, que los escoltó varios kilómetros el primer día de la travesía. Son cuatro caballos los que llevan, para alternarlos y que no se cansen de transportar a quienes se animaron a unir la ciudad del centro de la provincia con San Miguel de Tucumán. 

“Si todo sale bien, pensamos llegar unos días antes del 9 de Julio. Sin embargo, ahora no estamos buscando el camino más corto, sino el más seguro, porque sabemos que la crecida de los ríos afectó las banquinas en muchos lugares”, comentó a UNO Rubén, en una de las paradas que van haciendo para reponer energías y seguir. La de ayer fue en la localidad de Recreo, en la provincia de Santa Fe, donde una persona que se enteró de esta odisea y los contactó a través de Internet los invitó a quedarse en su casa. Se trata de Fabricio Burafatto, quien casualmente festejaba junto a su familia su cumpleaños e invitó al convite a los valientes entrerrianos que avanzan a paso firme. “En Facebook creamos un grupo, que se llama Agrupación Independencia camino a Tucumán 2016. Allí nos contactó Fabricio y sin conocernos nos invitó a su casa. Y posiblemente más adelante se sume también a la cabalgata”, señaló Alejandra, quien agradeció a todas las personas que de una forma u otra los ayudan a seguir adelante en esta aventura: “En Villaguay tuvimos la generosa colaboración de muchos negocios y un supermercado que nos ayudó con mercadería. Y en la marcha estamos conociendo gente maravillosa, que nos acerca una estampita con 20 pesos, o nos trae un paquete de arroz para que tengamos qué comer, nos invita a su casa o nos brinda un abrazo que nos reconforta”, dijo emocionada.

***
Destacan la solidaridad de la gente a su paso


Tras recorrer durante cinco días con lluvia o llovizna las rutas de Entre Ríos y Santa Fe que lo acercan a San Miguel de Tucumán, ayer el sol bendijo a los jinetes en su llegada a la localidad de Recreo. El paso se hace más cómodo sin las inclemencias del tiempo, destacaron. 

También hizo frío, pero la calidez humana de quienes en su peregrinación al lomo de un caballo llevan su testimonio hasta la Cuna de la Independencia les abrigó el paso. Al respecto, Héctor Morínico señaló a UNO: “Todos nos han tratado muy bien en el camino. Hay mucha solidaridad de la gente que nos brinda su casa para que logremos descansar nosotros y los caballos y así poder seguir el día siguiente”. 

Asimismo, comentó: “Nunca habíamos hecho una travesía tan larga, atravesando otras provincias. Son alrededor de 1.000 kilómetros para llegar a Tucumán y será emocionante lograr concretarla”.

Por su parte, su esposa Alejandra Gonzalve, quien los acompaña en una camioneta para que nada les falte en el camino, reflexionó: “Nos damos cuenta de que no se necesita tener tanto dinero para emprender algo así, sino simplemente tener ganas”. 

Los esperan dos meses más de trajín hasta llegar a destino, pero tranquilos van. En cada pueblo o cuidad por la que cruzan la gente los espera con los brazos abiertos. “No esperábamos estos recibimientos y estamos muy contentos. Muchos se sacan fotos, nos prestan un lugar donde enchufar la luz, nos ofrecen un sitio para quedarnos”, comentó Rubén, y concluyó: “La verdad, venimos muy bien gracias a Dios. Los caballos están en muy buenas condiciones y la gente nos trata de manera excelente. Solo podemos estar agradecidos”.

***
Cómo ayudar en la travesía


Para la travesía a caballo desde Villaguay hasta Tucumán no cuentan con ningún tipo de apoyo oficial, a pesar de que fue declarada de Interés Cultural por el Concejo Deliberante de su ciudad. Héctor, Rubén y Alejandra llevan adelante este emprendimiento a pulmón, con las donaciones que les hizo la gente. 

Saben que no será fácil, pero confían en que aparezca más ayuda, ya que para regresar tienen que hacerlo en un camión que transporte los caballos y para eso necesitan unos 25.000 pesos. “Todo suma. Incluso mi marido es plomero y trajo la valijita con las herramientas para hacer algún trabajo si necesitamos recursos”, contó Alejandra como anécdota.

Quienes quieran ayudarlos colaborando para que lleguen a destino, pueden escribir al grupo de Facebook Agrupación Independencia camino a Tucumán 2016 o llamar al teléfono (03455) 15524233.

Comentarios