La Provincia
Viernes 18 de Diciembre de 2015

Con nuevas medidas de tránsito, sumarán inspectores a las calles

Servicios Públicos de Paraná aumentará unos 30 inspectores por turno. Todavía no harán multas

Con la optimización de los flujos de tránsito vehicular en el casco céntrico de la ciudad a partir de las medidas dispuestas por el intendente, Sergio Varisco, en el primer día de su gestión de gobierno, la Municipalidad de Paraná continúa con la evaluación y monitoreo del impacto de  esas decisiones. Se trata de la eliminación de los estacionamientos a 45º en calles 25 de Mayo, Salta y Colón; y  la intermitencia de los semáforos colocados hace pocas semanas.

Se sabe que en el municipio preparan nuevas medidas tendientes a potenciar  lo que entienden que son mejoras recepcionadas gratamente por la sociedad paranaense.

Para acompañar las acciones instrumentadas y las que se anunciarán la semana próxima, la Municipalidad sumará más inspectores de Tránsito en las calles. El secretario de Servicios Públicos, Rubén Amaya, adelantó que serán entre 25 y 30 agentes de Tránsito –por turno– los que recorrerán las distintas arterias, para asegurar el correcto funcionamiento del tránsito y la tranquilidad tanto de automovilistas como peatones para trasladarse por la zona.

“A partir del lunes habrá más personal en las calles. Los inspectores tienen la orden de salir, pero no de multar, porque la Municipalidad no vive de las multas. La principal función del inspector de Tránsito es ordenar, controlar; la multa, la boleta, queremos que sea como última opción, no es la intención que de primera vaya y labre la multa, ese no es el objetivo”, explicó el funcionario. 

“Debe ordenar, acomodar, esperar si alguien baja a retirar un bulto en un comercio, o si alguien se detiene para recoger a un familiar con regalos, velando para que no sea un estacionamiento permanente. Debe aconsejar e instruir”, graficó Amaya.

En ese sentido, adelantó que la semana próxima habrá nuevas medidas de tránsito, que están siendo aún evaluadas y que tras ser resueltas por el intendente serán anunciadas y puestas en práctica.

De todos modos, adelantó que el área municipal se está preparando para lo que será el movimiento comercial por las Fiestas de fin de año. Al respecto, indicó que se coordinarán con el Centro Comercial operativos especiales de tránsito ante la realización programada de eventos por parte de esa institución, previstos para la semana próxima. 

“Vamos a coordinar con ellos para saber qué necesitan. Estamos buscando que la gente llegue al centro, por eso no vamos a generar mayores inconvenientes para que los automovilistas puedan levantar y recoger los regalos”, remarcó.

Éxito de las medidas

En cuanto a las acciones dispuestas desde el lunes, y que continuaron hasta ayer con la adecuación de la señalética, sostuvo:  “Se nota que hay muchísimo más fluidez, dejaron de existir colas al liberar el carril norte de calle 25 de Mayo. La gente se está acostumbrando a circular por esa vía, y así se libera toda la parte izquierda de 25 de Mayo. Por lo que conversamos y hablamos en la calles, están todos contentos con la medida del intendente: taxistas, remiseros, vecinos y comerciantes. Ha sido acertada y entendemos que las futuras acciones que estamos esperando tendrán los mismos buenos resultados”.

El impacto positivo se pudo ver en calle 25 de Mayo, entre Ferré y Su Santidad Francisco, por la eliminación del estacionamiento a 45º; lo mismo en calle Salta, entre Andrés Pazos y Victoria; y en calle Colón, entre Buenos Aires y Corrientes.

Similar beneficio tuvo -según se entiende en el municipio- Haber dejado intermitentes prácticamente todos los nuevos semáforos colocados en las últimas semanas en el casco céntrico –calles Alem, Gualeguaychú, San Juan, en distintas intersecciones–, ya que solo quedó en funcionamiento el ubicado en calles Urquiza y Buenos Aires. “Consideramos que debe funcionar por la necesidad del tránsito en ese lugar”, acotó.

Justamente, Amaya estuvo ayer por la  mañana en calle Gualeguaychú, haciendo un relevamiento, en el tramo entre calles 9 de Julio y Monte Caseros, donde el semáforo ya está intermitente. “Se observa que el tránsito es fluido, no se demora. Antes veíamos que con los semáforos, las colas eran de dos o tres cuadras. Buscamos por encima de todas las cosas, que el tránsito sea fluido, ágil, no que se demore. 

Por último, indicó que en cuanto al estacionamiento de motos, está en evaluación el traslado de la parada ubicada en Gualeguaychú y Peatonal San Martín, hacia un tramo superior, pasando San Martín hasta Chile, o entre Chile y Pellegrini.

“De ese modo podemos dejar liberada para la circulación a calle Gualeguaychú”, explicó Amaya.

Contenedores 

Entre otras medidas evaluadas por la nueva conducción de Servicios Públicos de la Municipalidad de Paraná se cuenta la regulación de instalación de contenedores o “volquetes” en la vía  pública.

Resulta evidente que dichos elementos se instalan en cualquier lugar, durante largos períodos, sin señalización adecuada y sin tener -en muchos casos- la pintura adecuada para permitir visualizarlo.

El 12 de setiembre de 2008 el joven Alan Efraín Bitz, de 20 años, perdió la vida al  chocar contra un contenedor que estaba ubicado en  División Los Andes al 700 –entre Santos Domínguez y Marcos Sastre– enfrente a la Unidad Penal Nº 1 de Paraná . En ese momento se debatió sobre la necesidad de regulación y control en la materia, pero pronto esa situación pasó al olvido.
 

Comentarios