La Provincia
Lunes 21 de Marzo de 2016

Con la bendición de los olivos se inició la Semana Mayor cristiana

En su homilía, Puiggari bregó porque sean días de oración, meditación y participación de fieles en las distintas celebraciones litúrgicas

En una jornada particular marcada por las inclemencias meteorológicas que impidieron la realización de las tradicionales procesiones previas a la misa, la grey católica comenzó a conmemorar la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo.

En la ceremonia central realizada en la catedral metropolitana, el arzobispo, Juan Alberto Puiggari, pidió a los fieles que esta semana que inicia, sea “de oración, penitencia, meditación” especialmente en este Año de la Misericordia que pidió el papa Francisco.

“Nuestra cultura, nuestro secularismo ha hecho de Semana Santa, días de turismo, recreación y descanso. Para nosotros los cristianos, es la Semana Mayor”, citó y bregó para que “haya un acompañamiento  de Jesús, del dolor y de la esperanza de la resurrección”, con la participación en las distintas ceremonias que se realizarán en la Diócesis.

No es la primera vez que el prelado hace esa referencia. Si bien en otras ocasiones se explayó en mayor profundidad sobre este fenómeno de nuestros días, en este caso la mención fue acotada pero necesaria, al considerar que se trata de un tiempo “de oportunidad para contemplar y configurar con los misterios de Jesús”.

Revisión interna

Luego de analizar la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo en palabras de Lucas, el prelado instó a los fieles a hacer una profunda revisión interna y aprovechar la oportunidad que ofrece la fecha. 

“Pascuas renueva”, meditó, y justamente, insistió para que haya una vocación de transformación del espíritu. “En cada uno de nosotros están esos personajes de la historia relatados: amamos y a pocos días ofendemos a Dios con nuestros pecados; un poco de Judas y un poco de Pilato está en nosotros. El pueblo de Jerusalén recibió a Cristo con alabanzas, y una semana después pidió por su crucifixión”, recordó.

Previo a la ceremonia litúrgica se realizó la tradicional bendición de los olivos, que conmemora la entrada triunfal de Jesús a Nazareth. Sin embargo, por las malas condiciones de tiempo en la capital provincial, en las distintas parroquias debieron suspenderse las procesiones programadas.

En la catedral metropolitana, Puiggari procedió a la bendición de ramos desde el ingreso al templo, que luego recorrió. Posteriormente, inició la celebración desde la misma entrada. 

Día de fe

En los próximos días habrá diversas ceremonias y liturgias, relacionadas cada una de ellas con el momento y día de la Semana Santa.

A las tradicionales misas, se añaden Vía Crucis –algunas parroquias  las organizan para niños–; misa de la cena del Señor; rezos, adoraciones, peregrinaciones y vigilias, como preparación espiritual para llegar al Domingo de Resurrección.

Entre las expresiones de religiosidad más notorias en estos días, resaltan el tradicional recorrido de las Siete Iglesias, que se realizará el viernes y que moviliza a los fieles por la ciudad; también tendrá su lugar  la tradicional Marcha Juvenil del Viernes Santo, que visita siete templos de la ciudad; y hasta el tradicional Gran Vía Crucis Viviente que todos los años organiza la Capilla Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, del Barrio Kilómetro 5 ½. Así, la semana que inicia es una de las más importantes para la fe católica. 

Cada día
* Domingo de Ramos: recuerda la entrada de Jesús en Jerusalén.
* Lunes: Jesús vuelve a Jerusalén y se dirige al templo.
* Martes: día en el que Jesús anuncia su muerte.
* Miércoles: recuerda el momento en el que Judas lo entrega.
* Jueves: se conmemora la Eucaristía en la Última Cena.
* Viernes: Jesús es torturado, carga la cruz y es crucificado.
* Sábado: Vigilia Pascual con la esperanza de la Resurrección.
* Domingo de Pascuas: día de Resurrección.

El Papa pidió por los inmigrantes

A horas de haber entrado en vigor el polémico acuerdo entre Turquía y la Unión Europea (UE) para limitar la llegada de migrantes al Viejo Continente, el papa Francisco comparó ayer a los refugiados con Jesucristo camino a la cruz y fustigó a los “no quieren asumir” su responsabilidad hacia ellos. 

“Pienso en tantos marginados, tantos refugiados... Tantos que no quieren asumir la responsabilidad sobre su destino”, criticó el pontífice durante su homilía en la Plaza San Pedro por la celebración de la misa el domingo de Ramos, que inaugura las festividades por la semana de Pascua. 

Las declaraciones de Francisco coincidieron con que entró en vigor el controvertido acuerdo por el cual Grecia devolverá masivamente migrantes a Turquía, incluyendo a sirios que escapan de la guerra en su país, para limitar la entrada de inmigrantes a Europa. 

Además, como parte de las celebraciones de la semana, el Jueves Santo Francisco lavará los pies de un grupo de 12 refugiados, hombres y mujeres, por primera vez luego de que el Papa argentino habilitara a comienzos de año la participación mixta en la tradicional celebración. 

En una plaza llena de olivos y flores, Francisco manifestó que de camino a la cruz, Jesús de Nazaret “experimenta en su propia piel también la indiferencia y nadie quiere asumir la responsabilidad de su destino”. 

Francisco recordó además que solo Jesús “salva del pecado, de la muerte, del miedo y de la tristeza” pero ha precisado que no “mediante potentes milagros” sino que bajó a la Tierra para vivir entre los hombres “como siervo y, por eso, se humilló”. Así, ha explicado con detalle el pasaje de la Pasión y muerte de Cristo al explicar que “sufre violencias atroces” así como “la condena indigna de las autoridades religiosas y políticas”. 

Luego, el pontífice rezó el habitual Ángelus con los fieles congregados en la Plaza de San Pedro, aunque no desde la tradicional ventana del Palacio Apostólico como suele hacer, sino desde el mismo lugar desde el que presidió la eucaristía, luego de recorrer la Plaza en papamóvil junto a cinco niños. “Hoy se celebra la XXXI Jornada Mundial de la Juventud, que tendrá su culminación a finales de julio con el gran encuentro mundial en Cracovia”, recordó el pontífice, que viajará al evento en medio de una gira por el país europeo del 27 al 31 de julio. “Mi saludo especial va para los jóvenes aquí presentes y se extiende a todos los jóvenes del mundo. Espero que puedan ir en gran número a Cracovia, la patria de san Juan Pablo II, iniciador de las Jornadas Mundiales de la Juventud”, invitó.

Comentarios