Ovacion
Miércoles 06 de Enero de 2016

Con espíritu joven para volver a pelear arriba

Atlético Neuquén, elenco de la divisional A, jugará el torneo de la Liga Paranaense con una base de juveniles.  

Lautaro López/Ovación
llopez@uno.com.ar

No hay tiempo de descanso en la institución del sur de la capital entrerriana, los jugadores ya tienen en mente la temporada liguista que se viene, con la esperanza de volver a dar la vuelta olímpica, como en la temporada 2014 o conseguir el boleto al Torneo Federal C del próximo año, con un grupo de experiencia y fuerza joven para dar pelea en los torneos locales. En la temporada 2015 tras los recambios en el primer equipo y apostar a los pibes, no se vieron buenos resultados, no fue fácil encontrar el camino nuevamente, pero el balance dejó muchas cosas positivas pensando en el porvenir futbolístico. El principal objetivo del ex-DT, Pablo Albornoz, fue darle minutos a los más chicos y empezar a diagramar un plantel con jugadores surgidos de la cantera de la institución.

Aún sin fecha definida del inicio del certamen local y con la incógnita de cómo se disputará el torneo en la temporada 2016 los jugadores del primer equipo Emanuel Bonilla, Nicolás Morley, Luciano Pioto, Federico Godoy, Enzo Chávez, Nicolás Benítez y Joel Barreto estuvieron en la Redacción de UNO para hablar de la temporada que se aproxima, con la ilusión intacta de volver a dar la vuelta olímpica e hicieron un balance de lo ocurrido en la temporada 2015 de la LPF, en la cual se reflejaron otros puntos, darle minutos a los jugadores de la cantera fue el principal objetivo de la institución.

“La idea es formar un nuevo Neuquén, empezar a darle más minutos a los más chicos, para ir reemplazando a algunos jugadores que ya terminaron con su etapa. Estamos agradecido al trabajo que hizo Pablo Albornoz, nos dio un lugar en el primer equipo. Nosotros respondimos dentro de la cancha a la oportunidad que él nos dio. El 2014 fue un claro ejemplo, salimos campeones con jugadores que tenían experiencia y sumando nuestro granito de arena”, expresó Emanuel Bonilla.

En cuanto a lo realizado en la temporada 2015, Nicolás Benítez, hizo un balance de los torneos disputados en la LPF: “Se cambió mucho en el primer equipo, hubo variantes y jugadores nuevos en el esquema. Se tuvieron que adaptar y eso costó mucho, se vio reflejado en los resultados. En lo personal creo que el grupo se sintió un poco triste por no conseguir clasificar a las siguientes instancias. Pero sabemos que se viene un gran año y que de los errores se aprende, tenemos mucho por mejorar. Nos dieron un lugar y estamos muy agradecidos al cuerpo técnico. A nosotros nos costó mucho mantener el ritmo durante el año, tuvimos un plantel muy corto, la temporada se hizo larga. Las lesiones y expulsados, en algunas fechas, dificultaron el armado del 11 titular para algunos partidos, nosotros hicimos lo que pudimos”.

El Pingüi espera volver a estar en lo alto de la LPF y Federico Godoy habló de lo que se espera para la temporada: “Queremos volver a dar la vuelta, es el principal objetivo, vamos a dejar todo por los colores que defendemos en cada partido. Estamos muy ansiosos por volver a entrenar lo antes posible. Sabemos que tenemos una buena base para dar pelea a cualquier equipo. Creo que la pretemporada comenzará en febrero. Pero de no darse el campeonato, buscaremos la clasificación el Federal C. Todo está dado para hacer una buena campaña, dependemos de nosotros, demostrar dentro del campo del juego que estamos a la altura de las circunstancias”.

En cuanto a los colores que los identifican, Luciano Pioto habló de lo que significa Neuquén para sus vidas: “Es un club de barrio, es una familia, nos llevamos bien fuera y dentro de la cancha. La calidad humana es muy importante, siempre alentándonos unos a otros y tratando de mejorar en lo grupal. No solo nos juntamos para jugar a la pelota, sino que siempre estamos organizando alguna comida, que sirve para la unidad del grupo. La mayoría de nosotros venimos jugando desde chicos en el club y vamos disfrutando paso a paso las oportunidades que nos da el deporte más lindo del mundo. Esperemos que todo esto se note en los resultados de lo que se viene, vamos por un sueño de todos nosotros, de volver a darle otra alegría a toda nuestra gente, familias y fanáticos del Pingüi”.

Por último, Nicolás Morley charló de la intimidad del plantel y la frase que quedará guardada en sus memorias para siempre: “Siempre el aliento de los experimentados, que nos dan un empujón anímico a la hora de salir a jugar cada encuentro. Que no dejemos de demostrar nuestras virtudes y tratemos de dejar todo dentro de la cancha. Nunca nos vamos a olvidar del famoso ‘esto es Neuquén’, de Pablo Albornoz”.


 

Comentarios