Ovacion
Miércoles 05 de Agosto de 2015

¿Con cuántos puntos se logra el ascenso directo?

La presente temporada de la Primera B Nacional amenaza con superar el récord de 79 marcado por Banfield.

Edgardo Comar/ Ovación
ecomar@uno.com.ar

Nadie lo va a reconocer públicamente, porque la palabra ascenso por ahora permanece vedada en Patronato más allá de su condición de único puntero en el Primera B Nacional. En una campaña sin precedentes para la categoría, el Rojinegro registra 54 puntos en 27 presentaciones. Restan 15 partidos por jugar, por lo que se puede llegar al final del campeonato con una cifra récord. Con la realidad descripta y más allá de que nadie lo grite a los cuatro vientos en la intimidad del Universo Santo se preguntan: ¿Con cuántos puntos se logra el ascenso directo?
Las comparaciones resultan tediosas, pero hoy el equipo que mayor puntuó en el segundo certamen más importante del país fue el Banfield de Matías Almeyda, que totalizó 79 unidades en 2013/2014. River logró su vuelta a la A, en el ciclo 2011/2012 con 74.
A priori la del Millo es una cifra que el Patrón podrá superar si mantiene la regularidad a la hora de sumar y si se tiene en cuenta que ocho de los 15 encuentros por cumplir tendrán lugar en el Presbítero Bartolomé Grella. Obteniendo el 100% de porotos que dispute en su casa el salto de categoría, si no está garantizado quedará muy cerca. Además es imposible imaginar que fuera de la capital entrerriana no se logre rescatar algo.
La performance de los que vienen corriendo de atrás también marcará el colchón de puntos indispensables para codearse con los más grandes en 2016.

Nadie se anima a efectuarla puertas para afuera, pero interiormente en Patrón plantean la incógnita: ¿Con cuántos puntos se logra el ascenso directo?

“No se jugó bien”
Los dos días de descanso que llegaron a su fin ayer con la vuelta a los entrenamientos de Patronato le vinieron muy bien a los jugadores después del gran desgaste realizado el sábado en una cancha amplia y pesada: “Terminamos reventados, muy cansados. La cancha estaba muy pesada, blanda. A eso hay que sumarle las horas de un largo viaje”, manifestó Carlos Quintana. Haciendo un balance del desarrollo del cotejo en el José María Minella, el defensor llegó a la conclusión de que: “El balance termina siendo un buen resultado porque no se jugó para nada bien. Nos queda la bronca que el empate de Unión llegó sobre el final. Pero también hay que reconocer que no se jugó bien; se defendió todo el partido. Repito, lo importante fue sumar habiendo jugado mal. Este es un equipo no acostumbrado a jugar mal. Le sacamos puntos a todos los que pelean arriba, jugando bien”, aseguró el defensor.
La necesidad de mejorar fue un rasgo que marcaron todos los protagonistas del Rojinegro después del paso por La Feliz: “Este plantel de Patronato tiene autocrítica. Sabe cuándo juega bien y cuándo juega mal. Sirve sumar, pero sabemos que hay muchas cosas por mejorar”, sostuvo el Pelado.
El zaguero se muestra cada vez más consolidado con el paso de los partidos, junto a Walter Andrade conforman una de las duplas de centrales más sólidas de la B Nacional: “Me siento muy cómodo con el Negro (por Andrade). Siempre intentamos minimizar los errores, pero que nos hayan convertido el sábado nos dolió porque hacía varios partidos que manteníamos el arco en cero”.

Prácticas
Patronato volvió ayer a los entrenamientos por la tarde en el predio La Capillita. Para hoy el cuerpo técnico que encabeza Iván Delfino dispuso el desarrollo de una doble jornada laboral en el mismo lugar. Por la mañana los futbolistas están citados a las 9.30 y por la tarde a las 16.30.

Se bajó
Darío Ortiz se fue de Sportivo Estudiantes

El entrenador platense presentó su renuncia ayer por la mañana, luego de la derrota sufrida el fin de semana en su estadio ante Douglas Haig de Pergamino por 2 a 1. Ortiz fue el artífice del ascenso del puntano al Nacional B. El flojo rendimiento del equipo en los últimos partidos produjo la dimisión. En las últimas horas de la tarde de la víspera se confirmó que Héctor Arzubialde lo reemplazará.

La bronca de Los Andes
Matías Linas jugó por primera vez como titular y marcó su primer tanto con la camiseta de Los Andes. El delantero expresó sus sensaciones tras el 2-2 en el Gallardón. “Nos vamos con bronca porque sentíamos que lo ganábamos, habíamos hecho todo y quedarnos con solo con este punto es una lástima. El último gol no lo esperábamos, por cómo fue, y encima ellos no estaban haciendo grandes méritos para empatarlo”, aseguró el jugador después del último empate ante Juventud Unida de Gualeguaychú.
Las sensaciones del atacante eran encontradas después de los 90 minutos: “Estoy contento por el gol, siempre se cruza la familia, los seres queridos y los compañeros que te apoyan todos los días. Fue virtud del Tucu (Soria) que desbordó bien y me dejó solo contra el arquero, dependía de mí”, enfatizó.
El reparto de puntos con el elenco entrerriano no dejó a nadie conforme en el conjunto que orienta tácticamente Fabián Nardoza: “Nos vamos con bronca porque sentíamos que lo ganábamos, habíamos hecho todo y quedarnos con solo con este punto es una lástima. El último gol no lo esperábamos, por cómo fue y encima ellos no estaban haciendo grandes méritos para empatarlo”, analizó.

De las cuestiones a mejorar, dijo: “Seguimos en la lucha y tenemos que corregir para estar mejor. El partido de la Copa es importante para continuar avanzando, y luego ir a Patronato a conseguir un triunfo”.



 

Comentarios