Policiales
Sábado 20 de Febrero de 2016

Con copias de las llaves entraron a una vivienda y los asaltaron

Los maniataron y les pusieron armas en la cabeza, el jueves en horas de la siesta, en calle Concordia, cerca del centro de Paraná

Fueron momentos de terror los que vivieron una pareja de personas mayores y su hija, en horas de la siesta del jueves en Paraná. Mientras almorzaban, tres sujetos ingresaron a su vivienda, los asaltaron a mano armada y se llevaron dinero y joyas. La Policía trabajó en el lugar y buscan pistas para dar con los delincuentes.

Habían pasado unos minutos de las 13, cuando Mario y Ermelinda, de 79 y 80 años, se encontraban almorzando en su vivienda de calle Concordia, cuando alguien abrió la puerta. Arriba, en una habitación, estaba la hija de ambos. Los visitantes mostraron sus armas de fuego y redujeron al matrimonio y la mujer, al tiempo que los amenazaban para que les entregaran los elementos de valor que tuvieran en la casa.

Según informó la Policía, los delincuentes portaban armas de puño, con la que les apuntaban a las víctimas y los hicieron tirarse al suelo. Después, dos de ellos (que estaban armados) los llevaron hasta una habitación, donde los maniataron con prendas de vestir. Mientras, el tercer asaltante que no portaba ningún arma se dedicó a revolver todos los rincones de la casa.

Durante todo el tiempo los insultaban, pero no los agredieron físicamente. Los delincuentes actuaron sin preocupación ni apuro alguno, ya que las víctimas calcularon que estuvieron en el interior de la vivienda alrededor de una hora.

El botín con el que lograron alzarse los ladrones fue de 12.000 pesos, algunos dólares y una importante cantidad de alhajas de oro. Se dieron a la fuga y dejaron a los tres familiares atados en una habitación de la planta baja.

Cuando por fin pudieron desatarse, llamaron a la Policía. El personal del 911 y de la comisaría primera se hizo presente en el lugar, y dieron intervención a los efectivos de Robos y Hurtos (Dirección Investigaciones), que se entrevistó con ellos y con posibles testigos de la zona. Luego se dio intervención a la Dirección Criminalística que trabajó en el lugar, buscando huellas y rastros de los delincuentes. El fiscal que intervino en el caso es Ignacio Aramberry.

Asimismo, se consultó a vecinos y comercios de la cuadra por la presencia de cámaras de vigilancia, con el fin de ubicar alguna grabación que haya registrado la llegada o la huida de los ladrones.

Lo que más llamó la atención a los investigadores, es que entraron con copias de las llaves de las puertas, tanto de la reja del frente como de la puerta principal de la vivienda.

Desde la Policía se indicó: “Estamos trabajando, pero todavía no tenemos sospechosos. Esperamos produciendo medidas judiciales que podrían arrojar novedades en las próximas horas”.

En diálogo con UNO, vecinos de la zona contaron que nadie se enteró del suceso hasta que llegaron los patrulleros al lugar. Un hombre manifestó que es muy raro que ocurra algo así, ya que nunca le pasó algo similar, y que la zona está “relativamente custodiada”, mientras que una mujer expresó que sí existen robos en la vía pública, principalmente arrebatos contra mujeres mayores, y que incluso hace poco sustrajeron una moto estacionada en la vereda.
Le robaron y lo golpearon
Un hombre que vive en la zona cercana a la Costanera de Paraná, salió de su casa en horas tempranas y fue interceptado por un grupo de jóvenes, en cercanías al hospital Escuela de Salud Mental. Lo tomaron a golpes de puño y patadas, para sacarle finalmente la billetera con dinero y medicamentos. Al momento de la denuncia, se explicó a la Policía de la comisaría cuarta que la billetera apareció tirada, sin dinero, frente a un kiosco de calle Ambrosetti.


 

Comentarios