Ventas navideñas
Viernes 04 de Noviembre de 2016

Con aumentos moderados, ya se consiguen productos navideños

En algunos artículos la suba fue del 5% y en otros del 20%. Comerciantes creen que no habrá incrementos notorios en diciembre

Algunos supermercados y almacenes en Paraná ya comenzaron a exhibir en sus góndolas determinados artículos navideños, como pan dulce, budines, garrapiñadas y en algunos casos también sidra, ananá fizz y otras variedades de bebidas que se acostumbran tomar en las Fiestas de diciembre.
Si bien algunos de los productos ya llegaron con un 20% de incremento promedio, aún se desconoce si habrá nuevos ajustes de precios a partir de diciembre, tal como ocurre habitualmente en diferentes rubros.
"Actualmente notamos que ha parado realmente la suba de precios en general no creo que haya nuevos incrementos en diciembre, porque no da para más. Si se aumenta hay que tener mucho cuidado, porque se va a planchar el consumo", señaló a UNO Marcelo Marchetta, propietario de un autoservicio de calle Alameda de la Federación, en la capital provincial.
Por su parte Jorge, quien trabaja en un supermercado de calle Churruarín, comentó: "Los precios de góndola dependen de los costos cuando compramos los productos a los proveedores. Ellos suelen avisar con tiempo las subas que se vienen; hasta ahora no han dicho nada".
En un contexto en que el gobierno nacional pugna por sostener los índices inflacionarios –que se estima en un 45,4% en 2016–, y donde la caída del consumo promedio es una constante en los últimos meses, sostener los precios de los productos que integran la canasta navideña significará un desafío para todos los sectores comprometidos en este proceso.

Precios
Marcelo Marchetta contó que en su comercio ya está vendiendo turrones y algunas variedades y marcas de pan dulce: "Lo que está entrando es sobre todo la línea Arcor y también de una fábrica local. Estos últimos son los más económicos y en una presentación de 750 gramos valen 30 pesos; en estos casos el aumento fue mínimo, de un 5% aproximadamente. En los de primeras marcas la suba fue de un 20%".
En referencia a los precios en que se puede conseguir este alimento tradicional en la actualidad, comentó: "El espectro es grande y no se concentran en un solo tipo, por eso hay variedad de valores. Por ejemplo, el pan dulce especial sale unos 100 pesos. Hay con muchas frutas, con almendras, con chocolate. Los almendrados son los más caros y superan los 100 pesos".
"La gente ya está comprando algunas cosas para Navidad, aunque no es común que lleven en cantidad para guardar en la alacena. Las ventas fuertes empiezan 10 o 15 días antes de Nochebuena", sostuvo.
En el supermercado de calle Churruarín también empezaron a comercializar estos productos, con precios similares. Uno de los artículos navideños más económicos que venden es un pan dulce de 400 gramos, marca Don Lorenzo, a 26 pesos. "Han entrado budines y turrones, que vinieron con un poco de aumento. Estamos esperando ver qué pasa con la sidra. Nosotros vendemos La Farruca y ahora está a 29 pesos", indicó Jorge, el encargado, quien a su vez contó: "La gente está llevando algo para guardar, pero cuando más se empieza a vender es a partir de fines de noviembre. Para esa fecha siempre tratamos de hacer alguna canasta navideña".
También en algunas sucursales de los supermercados que no son de origen local exhiben budines, turrones, garrapiñadas y pan dulce, sobre todo de primeras marcas. A modo de ejemplo, se puede conseguir un pan dulce con frutas marca Bagley o Arcor a un valor cercano a los 90 pesos, cuando en 2015 se lo podía adquirir entre 52 y 68 pesos. Algunos de tipo especial que vienen en caja oscilan los 160 pesos, 50 pesos más que en 2015. En tanto, uno de segunda marca se puede comprar a unos 38 pesos. Y las garrapiñadas y turrones rondan los 25 pesos.
Además, ya se exponen cajas navideñas con distinta calidad en sus productos y diversos valores. Por ejemplo, la caja más barata sale 169,99 pesos y trae un pan dulce con frutas, un budín de vainilla, garrapiñada, maní con chocolate y una sidra de segunda marca. La más costosa incluye un champán, un vino tinto, un pan dulce y un budín con frutas, una lata de durazno al natural, garrapiñada con chocolate y turrones, y su valor es de 469,99 pesos.

Comentarios