La Provincia
Sábado 31 de Diciembre de 2016

Con 92 años, enseña costura en el Mosconi

La solidaridad es una característica que tienen muchos entrerrianos. Y hay quienes la practican con vehemencia y de manera constante, como es el caso de Margarita Silva de Croux, una mujer de 92 años que a través del programa Paranin enseña costura a madres del barrio Mosconi, en la zona oeste de la capital provincial. De esta manera, ellas aprenden un oficio para tener una salida laboral y también pueden hacer su propia ropa y la de sus hijos, y no sacarla de la basura, como pasa en muchos casos.
Entusiasta y dedicada, no falta nunca al taller, al que va dos veces por semana: "Antes estaba en el comedor de la iglesia San Miguel y ayudo en Cáritas, pero a diferencia de otras instituciones, en Paranin se hace un trabajo completo, porque se atiende al niño y también se educa a la madre", dijo a UNO, en referencia a la labor de la ONG abocada a erradicar la desnutrición infantil en el país y que cuenta con una sede en Paraná desde hace ocho años.
"Estoy muy feliz. He llegado a los 92 años y medio y estoy encantada con el trabajo de Paranin", subrayó con una enorme sonrisa iluminando su rostro. A su vez, manifestó sus deseos para 2017: "Todas las noches doy gracias a Dios porque puedo desenvolverme sola, pero le pido que no me quite lo poco que me queda de vista. Es un milagro que con lo poco que veo pueda coser e ir a clase de pintura".
Margarita, que tiene 11 nietos y un bisnieto, dijo estar sorprendida por la distinción de UNO: "Creo que hay gente que hace mucho más que yo", dijo, en un gesto de gran humildad.

Comentarios