Policiales
Martes 10 de Febrero de 2015

Complicaron a los acusados de asesinar a un joven en un baile

Miguel Albornoz murió a los 23 años por una brutal paliza que recibió en una fiesta en el club Italiano de Diamante, hace cuatro años. Testigos señalaron a Juan Rivero y Jonathan Bejarano

Los familiares de Miguel Albornoz debieron esperar cuatro años para que juzguen a los dos acusados de asesinar a golpes al joven en un baile en Diamante. Ayer sentaron en el banquillo a Juan Ramón Rivero y Joanathan Bejarano, imputados por la paliza a la víctima en el club Italiano. Aunque uno de los acusados se desligó del hecho, testigos señalaron a ambos como los atacantes.

 

Aquella madrugada del 16 de enero de 2011, el salón del club estaba repleto de gente que bailaba apretada. Entre ellos estaban la víctima y los dos acusados, quienes habrían tenido problemas desde un tiempo atrás. Según la acusación, como a las 4.30 se cruzaron en el tablón que oficiaba de barra de bebidas: algunos dicen que hubo un intercambio de palabras, otros que solo fueron los golpes que recibió Albornoz. Lo cierto es que el joven cayó al suelo luego de una trompada y finalmente lo remataron de una patada en la cabeza.

 

Pocos habían advertido que había muerto, y encima minutos después se desató una batalla campal entre grupos en la calle. Un enfermera que participaba del baile intentó asistir a Albornoz, mientras un patovica llamó a la ambulancia que tardó en llegar. En el hospital constataron su muerte.

 

En el juicio que comenzó ayer por la mañana en la Sala 1 de la Cámara del Crimen, Rivero declaró ante el tribunal y se defendió de la acusación: afirmó que había ido a comprar una gaseosa y se cruzó con Albornoz quien lo insultó y luego se le fue encima, pero él se lo sacó de encima de un empujón y regresó a bailar con su esposa y amigos. Bejarano se abstuvo de declarar.

 


De los nueve testigos que declararon, hubo dos que fueron contundentes al señalar a los dos imputados en el hecho. Por un lado, un muchacho que esa noche había trabajado como seguridad en la fiesta, recordó que observó el altercado donde Albornoz tuvo un intercambio de palabras con Rivero, quien lo golpeó en el rostro y lo hizo caer a piso. Instantes después apareció Bejarano y le pegó una patada que lo desnucó. También una mujer que presenció el episodio contó que no había exisitido una discusión previa, sino que la víctima tenía en una mano una lata de cerveza y en la otra el dinero para pagar, en la barra, cuando fue atacado de atrás.

 


El debate continúa hoy con más testigos. El tribunal está integrado por José María Chemes, Elvio Garzón y Miguel Giorgio. El fiscal de Cámara es Rafael Cotorruelo y el querellante Guillermo Vartorelli. Rivero es defendido por Marciano Martínez y Bejarano es asistido por la defensora oficial Emiliana Cossi.

 

 

 

En dos semanas comienza el juicio por el homicidio del municipal Pedro Ruiz

 

 

Fuentes judiciales confirmaron a UNO que el 23 de febrero comienza el juicio por el homicidio del empleado municipal del Concejo Deliberante de Paraná, Pedro Ruiz.

 


La víctima murió producto de una puñalada en el cuello en el interior de su casa de Ituzaingó 80 de la capital provincial, el 8 de noviembre de 2010. En abril del año pasado el juez de Instrucción Gustavo Maldonado había dictado el procesamiento de la viuda Alejandra Clivio, de la hija de Ruiz y de los novios de ambas, Ramón Villalba y un menor, respectivamente.

 


Les imputan el delito de homicidio triplemente calificado por el vínculo, alevosía y el número de personas que participó del hecho, que tiene la pena de prisión perpetua.

 


Respecto de los dos menores (la hija y su novio) serán juzgados, pero la pena la fijará el Juzgado Penal de Niños y Adolescentes.
La causa tuvo un inesperado giro en setiembre de 2012 luego de que la Sala II ordenara anular los procesamientos a las cuatro personas porque estaban mal formulados. El juez enmendó el error, ya que les había endilgado que los cuatro por propia mano fueron quienes ejecutaron el hecho cuando en realidad debía individualizar qué hizo cada uno.

 


En dos semanas se inicia el debate, esperado por más de cuatro años.

 

 

Comentarios