Tarifazo
Jueves 02 de Febrero de 2017

Comparado con enero de 2016, el consumo de energía cayó el 7,2%

El martes fue el día con mayor demanda en lo que va del año, pero no alcanzó el pico del año pasado. Destacan un cambio cultural

Durante todo enero el consumo de energía eléctrica en Entre Ríos se redujo un 7,2 % en relación al mismo período de 2016. El dato fue suministrado a UNO por la empresa Energía de Entre Ríos SA (Enersa), que detalló que el consumo acumulado del mes pasado fue de 378.576 megavatios hora (MWh); en tanto que en enero de 2016 había sido de 408.141 MWh.

La mayor demanda se registró el martes, y fue de 14.974 MWh. En cuanto a la potencia –que se da en un día y hora determinados–, el pico en lo que va del año se produjo el lunes a las 14.45, y llegó a los 775 MWh. Sin embargo, fue menor al máximo histórico alcanzado el 12 de febrero del 2016 a las 15, que trepó a los 816 MWh.

Según la compañía, la reducción en el consumo puede deducirse de la confluencia de varios factores que conviven actualmente: el primero de ellos se debe a una cuestión climática. Si bien hace 10 días el Servicio Meteorológico Nacional había emitido una alerta amarilla por la ola de calor que hubo en la región, a diferencia de otros años las temperaturas sofocantes no fueron una constante el mes pasado y esto determinó que los usuarios pudieran prescindir del uso del aire acondicionado o al menos posibilitó usar con mayor moderación este artefacto, que es el que más gasto energético produce en la temporada estival debido a que es más utilizado en esta época.


***
Clima y economía


"La temperatura promedio en enero de 2017 fue de 2,5º menos que en enero de 2016", señalaron desde Enersa. A su vez, acotaron a modo de fundamentación de las estadísticas, que en lo que va del año, el verano está siendo menos intenso, con más lluvias y temperaturas más agradables"

También el factor económico fue determinante. Con el inicio de 2017 entró en vigencia un aumento suba del 15% de la tarifa eléctrica en la provincia, que no será el único: habrá otro del 8% en marzo y del 9% en mayo. Además, será trasladada a los usuarios la suba dispuesta por el gobierno nacional, porque se trata de un incremento del precio de la energía que la compañía compra en el mercado mayorista.

"En vistas de la consabida realidad tarifaria actual, los usuarios cuidan sus bolsillos y, por ende, consumen menos", afirmó un directivo de la empresa, ante la consulta de UNO.

La baja del consumo se debe además a un cambio cultural, según explicaron, que llevó a más personas a tomar conciencia sobre la importancia del uso racional de la energía.

"Poco a poco, la gente comprende que es necesario hacer un uso eficiente y racional de los artefactos eléctricos, tal como Enersa lo viene solicitando durante estos casi 12 años de vida, especialmente en horas de la siesta, que es cuando se produce el pico de consumo. Esto se vuelve más evidente en meses de alta demanda, como lo son los que comprenden la temporada estival", valoró Enersa.

Un punto que destacó la empresa que provee de energía al 70% de los hogares de Entre Ríos –el resto es abastecido por cooperativas zonales– fue que gracias a esta reducción en la demanda, sumado a las obras que se realizaron el último año para optimizar el suministro de energía a los hogares, no hubo ningún tipo de inconvenientes en el servicio en enero y no se registraron cortes de luz por este motivo.

La tendencia a la baja en el consumo de electricidad también se dio en Santa Fe, donde las autoridades de la Empresa Provincial de Energía (EPE) aseguraron que disminuyó un 7% el consumo el mes pasado, con respecto a igual período de 2016. Sus referentes coincidieron en que el "cambio cultural" en los usuarios es una de las causas fundamentales en esta predisposición, aunque reconocieron que "es imposible determinar si la merma se da a raíz de los ajustes tarifarios".


***
Mayor uso de lámparas LED y energía solar


Actualmente, seis de cada 10 focos que se compran son de luminarias LED, que deben su nombre a la sigla de la expresión inglesa light-emitting diode, que traducido significa "diodo emisor de luz". Estas luces gastan menos y desde que las tarifas de energía comenzaron a subir el año pasado, Dino, como tantos usuarios paranaenses, optó por esta alternativa y aseguró que "se nota la diferencia". Daniel es un comerciante de la Peatonal que también invirtió en un recambio de luces por esta modalidad y optimizó el gasto.

Hugo Iarce vende paneles y otros productos solares y aseguró que si bien son equipos costosos, la gente está invirtiendo para ahorrar. "Con las tarifas de la luz más caras, se amortiza más rápido la compra, en tres o cuatro años", aseveró.



***
Recursos de los usuarios para gastar menos


En un sondeo realizado por UNO, usuarios de la región que lograron ahorrar energía en los últimos meses, o al menos lo intentaron, aportaron sus testimonios.

Al respecto, Grace señaló: "Desenchufo todo electrodoméstico que no se usa y utilizo el aire solo en 24°. Algo ayuda". ????Por su parte Miriam sostuvo: "Nunca fui de derrochar luz y esto me sirve ahora. Mi casa tiene varias ventanas por lo que tengo mucha luz natural y ventilación, y eso contribuye".

Elina también opinó y dijo: "Trato de no malgastar. Uso el aire acondicionado lo necesario; lo prendo un rato y me aseguro de que todo el ambiente esté bien cerrado para que no se pierda el frío. En cuanto a las luces y ventiladores, presto más atención que no queden prendidos si no se necesitan. Es decir, tomé conciencia del gasto energético y cuido".

Natalia sumó su voz y afirmó: "Tratamos de tener solo una luz encendida y los ventiladores solamente a la hora del descanso. Nada se deja enchufado si no se va a usar".

También hubo quienes se esforzaron por gastar menos, pero no creen que al recibir la factura de la luz se note la diferencia. Tal fue el caso de Florencia, quien aseguró: "En casa prendimos el aire solo el 31 de diciembre. No por ahorradores sino porque no hace falta. Igual espero venga light la boleta".

"No hizo tanto calor, por lo tanto no encendimos el aire más de tres veces y a la siesta. Igual no sé cómo será el ahorro si subieron la tarifa", dijo Ariana. En tanto, Patricia opinó: "Nunca malgastamos la luz y no tenemos cómo bajar el consumo, a no ser dormir sin aire acondicionado, o lavar la ropa mano, o desenchufar la heladera. No sé de dónde ahorrar".

"Para ahorrar me fui todo enero a la casa de mi mamá", remató con humor Evangelina.


***
Números

378.576 megavatios hora (MWh) se consumieron el mes pasado.

-2,5º la reducción de la temperatura promedio, respecto a enero de 2016.


Comentarios