La Provincia
Sábado 14 de Mayo de 2016

Como en Misiones, entrerrianos realizan compras en Uruguay

Por las diferencias de precios, destacaron el cruce de los argentinos al país charrúa para adquirir ropa, electrónica y hasta nafta

Días atrás, desde Misiones se conoció que miles de argentinos cruzan la frontera hacia Paraguay y Brasil para cargar nafta y hacer compras. Si bien desde Entre Ríos el fenómeno no tiene esa magnitud, desde el país charrúa ya reconocieron incrementos en sus ventas por entrerrianos que cargan combustible, adquieren indumentaria y artículos electrónicos.

Con el aumento de los precios, inflación mediante, y el 30% o más de incremento en las estaciones de servicios, vecinos de algunas ciudades entrerrianas comenzaron a cruzarse a Uruguay solo para realizar compras. A eso se suma que en la otra orilla existen devoluciones para aquellos turistas que compran con tarjetas de crédito, entre otros descuentos que generaron precios atractivos.

Al momento, este cruce de frontera con el objetivo de adquirir un producto más barato, no es igual en todas las ciudades entrerrianas. Sin embargo, es desde Colón y localidades a su alrededor donde más se da esta situación.
En abril de 2013 el gobierno del entonces presidente José Mujica había puesto en marcha una medida llamada Cero Kilo. Fue para limitar las compras de productos en las ciudades entrerrianas que luego eran revendidas en las localidades charrúas, situación que perjudicaba al comercio uruguayo.
La diferencia de precios era tan grande que la compra para la reventa era diaria. Pero además era notorio y quedó registrado en las crónicas de entonces que los uruguayos cargaban nafta en las estaciones entrerrianas, iban al médico, adquirían repuestos de automotores y realizaban hasta salidas nocturnas entre otras actividades. Es que incluso, llegaban a estas tierras con dólares en medio del cepo cambiario.   

La frontera
Con el aumento actual de los precios se redujo la brecha entre ambas orillas, incluso en los combustibles. Esto generó que el gerente del Centro Comercial e Industrial de Paysandú, Luis Pedro Rodríguez, haya señalado días atrás a El Telégrafo que la presencia de argentinos contribuye a dinamizar rubros específicos.
Además sostuvo, optimista, que se configuró un mercado con tal característica que  provocó que algunos comercios del país vecino publiciten en medios de difusión entrerriana.

Los combustibles en Uruguay son los más caros de la región, y por lo tanto, cuestan más que en Argentina, pero hay una disposición tributaria para las ciudades de frontera que abarata el precio, y mucho más para los entrerrianos que compran con tarjeta de crédito.

“Creemos que, a nivel comercial, estamos en un hecho prácticamente histórico, porque en la coyuntura no se da seguido que tengamos una buena corriente comercial desde la vecina orilla que comprende determinados sectores. Ahora tienden a emparejarse los precios de la nafta, por lo que los argentinos, sobre todo los de ciudades fronterizas como Colón y Concepción del Uruguay, pueden venir, pasear, hacer compras de ropa, algún electrodoméstico y echan combustible”, destacó Rodríguez.

El gerente del Centro Comercial manifestó además que los argentinos llegan a Uruguay, sobre todo, los fines de semana largos. “También los fines de semana comunes se ve mucho movimiento sobre todo en la parte de vestimenta”, dijo,  y agregó: “Usan mucho, además, las tiendas que tienen el servicio de tax free, es decir la devolución del IVA en la frontera comprando con tarjeta. Eso rige para vestimenta y aparatos electrónicos, y está estipulado por Aduana”.
El “tax free” al que hizo referencia son los “free shop” que en las fronteras del lado uruguayo ofrecen artículos que tienen precios en dólares pero que, ya sin el descuento mencionado, son hasta más baratos que en suelo entrerriano. Tiene  incluso promociones en determinados productos cuyos costos finales se acercan al 25% del precio del mismo artículo comprado en Argentina.

Afecta al comercio
Esta situación que se da entre Colón y Paysandú también se observa, en menor medida, entre las demás ciudades entrerrianas y uruguayas.
Diego Lago es el presidente del Centro de Comercio, Industria y Servicios de Concordia. Contó a UNO que el cruce hacia Uruguay para cargar nafta no lo observa en gran medida, pero sí para comprar otros artículos, sobre todo aquellos que se pueden adquirir con descuentos.
Además dijo: “Tiempo atrás a ellos les convenía cargar nafta acá –por Concordia– y ya no se ve más eso. En la ciudad fronteriza incluso, tienen un rango de 10 kilómetros con precios preferenciales para los habitantes de esas ciudades”.
En definitiva, tanto en Entre Ríos como en otras provincias que limitan con países vecinos, comenzó a generarse el cruce de la frontera. Situación que, en diferentes medidas, siempre perjudica al comercio local.

La fiebre del combustible: 10 kilómetros de cola
Las diferencias en los precios de las naftas llegan a 5 pesos por litro entre Argentina y las ciudades limítrofes de Paraguay o Brasil. Esto generó el éxodo por algunas horas de miles de automovilistas  durante los fines de semana que se profundizó con los últimos aumentos establecidos en los combustibles. Así, miles de misioneros dejan su dinero fuera de sus localidades y desde esa provincia propusieron al gobierno nacional una reducción del precio del combustible.

Los registros hablan de colas de unos 10 kilómetros de autos para poder cruzar por la frontera misionera y de esperas de más de cuatro horas para lograr llenar un tanque. Esta situación se repite, sobre todo los sábados y domingos y se profundizaron luego del último incremento.
Tiempo atrás, como pasaba también en Entre Ríos con las uruguayas, las estaciones de Misiones se llenaban de patentes paraguayas o brasileñas. La inflación dio vuelta esta situación.

Ocurre que el litro de nafta súper, por ejemplo, cuesta en Brasil y Paraguay, hasta 5 pesos menos que en Misiones, lo que se traduce en un ahorro de casi  250 pesos en un tanque de 50 litros. En las naftas premium y gasoil, la diferencia es de 4 pesos por litro.
Varios informes dan cuenta de que en las ciudades fronterizas y cercanas, los sectores comerciales se han visto perjudicados y no solo en el rubro combustible; cámaras comerciales destacaron cómo los argentinos dejan su dinero en otros países en distintos rubros.

A partir de un estudio oficial, el gobernador de Misiones, Hugo Passalacqua, propuso a la Nación reinstalar una medida que data de 1996 y que estableció entonces una diferencia de precios menor en las naftas de las estaciones ubicadas en zonas fronterizas para aplacar las asimetrías internas y externas, hacer retroceder el precio del litro de combustible, evitar el cruce hacia otros países y aumentar las ventas.

En la provincia misionera, desde finales de abril y durante los primeros días de mayo, estiman que se redujo  un 28% la venta de naftas, y frente a esto el mandatario realizó una solicitud para que comprenda a todo el territorio provincial.

Comentarios