Lunes 07 de Noviembre de 2016

Cómo descargar música desde YouTube sin programas

Si una canción suena en tus parlantes, está dentro de tu dispositivo. Te contamos cómo guardarla en tu PC, celular o tablet para escucharla sin conexión cuando quieras.

Según estadísticas recientes, el principal sitio de escucha de música en el mundo es YouTube. Resulta paradójico pues se trata de una web que destacó por su propuesta audiovisual -y se la usa para escuchar música más que para ver vídeos musicales- pero si se sigue la evolución del hardware que usamos para reproducción, la clave no fue la radio sino la forma de transmitir datos: a grosso modo pasamos de los equipos con radio al mp3, del mp3 a los celulares y de los celulares a Internet. Radio, MP3 y celulares -entre otros dispositivos portátiles- tienen características similares a la hora de reproducir. ¿Dónde está el cambio? En el soporte de la transmisión y en la forma de reproducción: sacando soportes físicos -los únicos que permitían reproducción en demanda hasta el momento- primero la música se transmitía "por aire", luego pasó a transmitirse digitalmente en calidad de datos sin conexión, más tarde esta música sin conexión se incorporó en celulares, que luego incorporaron Internet, momento en el que estamos actualmente, aunque Spotify juega mucho con las reproducciones offline.

El auge del MP3 primero y luego la propagación del acceso la red, trajeron aparejada una masificación de la cultura de compartir: cada vez más personas se vuelcan a compartirla y lo hacen enviando MP3, videos o enlaces (a descargas y a contenido en demanda). La difusión de esta práctica -y lo inherente a la humanidad que resulta el compartir algo que consideramos bello o agradable- justifica preguntarse por la vigencia de la legislación al respecto. Poner a la policía al servicio de las discográficas -en su mayoría extranjeras- no parece tan urgente como en otras cuestiones, y al mismo tiempo, resulta extraño que acusemos de delincuente a alguien por bajarse una canción y no por reproducirla online. Además hay un detalle: todo lo que suena en tu computadora, está dentro de ella, caso contrario no hay forma de que se esté reproduciendo, por lo que el matiz es en qué lugar de nuestro disco rígido se encuentra y si podemos reproducirla nuevamente sin pedírsela a un servidor.

Por otra parte, el compartir, no sólo es tan antiguo como la humanidad, sino que compartir cultura -específicamente- no es nada nuevo: desde tiempos remotos hemos compartido cintas, discos, CDs, DVDs, libros, películas y un sin fin de otras producciones culturales sabiendo incluso que lo más probable es que no volvamos a verlas. No conozco a ninguna persona que haya solicitado autorización del teniente de los derechos de copia (copyright) para prestar un disco o compartir una canción en su muro, ni mucho menos una que la haya recibido.

Lo diferente en nuestros tiempos es la facilidad con que puede compartirse un material, que las copias son idénticas -con excepciones- a la obra original y que el costo de reproducción es bajísimo. Una obra de teatro se comparte mirándola en conjunto, igual que una pintura, una canción se reproduce en un navegador pero se replica en un muro de Facebook. Somos millones de usuarios compartiendo, los contenidos se reproducen individualmente pero se disfrutan en conjunto. ¿Cerraron las editoriales por la aparición de los ebooks o de la lectura en la web? ¿Cerraron las fábricas de escaleras por la aparición de la escalera mecánica? Compartir cultura no mata el arte sino que potencia la relación entre público y artistas y apuntala la difusión de las obras y producciones que actualmente, y gracias a este contexto, no necesita de intermediarios. Lo que la mata es el esquema vetusto de comercialización prohibitiva de las industrias que se niegan a aceptar que las reglas de juego han cambiado, cosa que por el contrario han comprendido muy bien desarrollos como YouTube y Spotify.

Gracias a plataformas como YouTube y nuestra capacidad de compartir hoy es posible 'salvar' material que ya no es posible conseguir en ninguna batea ni estantería y que no está en carpeta de nadie reeditar, por lo que está condenado a desaparecer en el tiempo.

Dada la discusión -e invitándote a participar en los comentarios o a través de Twitter y Facebook - te presentamos una alternativa para que puedas tener la música que escuchás en YouTube -o cualquier otro material de la plataforma- siempre a mano y cuando quieras. Tené en cuenta que el hecho de que se pueda hacer esto sin problemas técnicos no modifica la legislación sobre derechos de copia y derechos de autor de ningún país.

¿Cómo bajar música desde YouTube?

Existen muchas webs para esto, pero un abrumador porcentaje de ellas adolece de las mismas prácticas abusivas con los usuarios: addware, cúmulos de publicidad, enlaces engañosos, links confusos que te obligan a clicar en publicidad por error (y recibir millones de ventanas emergentes) y similares. La variable para decidirse entre uno y otro, por lo general, es la espera de un turno de descarga disponible y la calidad en que permite bajar cada uno. Sobre esto hay que decir que YouTube no destaca por la calidad de su audio -como sí Spotify y Goear-, pero resulta bastante aceptable.

Teniendo en cuenta esas variables la que logra una mejor performance respecto a velocidad de descarga, calidad y tiempo de espera para descargar es SaveFromNet, aunque hay muchas, si tenés una preferida, te invitamos a contarnos de cuál se trata.

SaveFromNet es bastante sencilla y permite cuatro formas diferentes para hacer la descarga:

  1. Instalar su extensión (algo que no recomendamos salvo que puedas ver el código con el que está hecha).
  2. Colocar el dominio de SaveFromNet antes del enlace de la canción que queremos bajar (ej: http://savefrom.net/https://www.youtube.com/watch?v=farC1rCZGZE)
  3. Colocar 'ss' (en minúscula) delante de YouTube en el enlace de la canción (ej: ssyoutube.com/watch?v=farC1rCZGZE)
  4. Ingresar a la web del proyecto y pegar el enlace de la canción que queremos descargar en la barra que el sitio dispone para eso.

musica.jpg
Los piratas roban barcos y matan personas. Los usuarios compartimos cultura.
Los piratas roban barcos y matan personas. Los usuarios compartimos cultura.

Salvo en la primer alternativa terminaremos en la web del proyecto. Una vez dentro damos click en 'Descargar' y elegimos el formato en que queramos hacerlo. Lo genial de SaveFromNet es la cantidad de formatos en que podés descargar, ya que te va a permitir ocupar menos espacio o utilizar formatos nativos de smartphone, aunque con una pérdida de calidad producto de la compresión.

Esta web es compatible con muchísimos servicios multimedia en demanda, entre los más utilizados están YouTube, Vimeo, Facebook, NTV, TVIgle, Daylimotion, VK y muchas otras.

Dale una probadita y contanos cómo te fue.

¡Happy Hacking!

Comentarios