A Fondo
Sábado 11 de Julio de 2015

Comienza la locura de las vacaciones



Sebastián Benítez/De la Redacción de UNO
sbenitez@uno.com.ar

El lunes comienzan las ansiadas vacaciones de invierno 2015. Con seguridad la capital entrerriana estará rebalsada de niños y adolescentes sacudidos por la locura de las dos semanas de receso escolar invernal. Serán miles de chicos de todas las edades que se volcarán a las calles de la región, los patios de comidas rápidas, los cines, las plazas, los teatros, los artesanos y los parques de la ciudad.

Las carteleras se llenan de espectáculos infantiles de calidad y costos diferentes, aprovechando el cobro de algunos aguinaldos de los padres. Los vendedores explotarán la influencia de los chicos en la decisión de compra de toda la familia para imponer sus productos. El consumo estará en su mejor versión.

Pero gran parte de la concentración de estos pequeños traviesos estará en los cines de la capital entrerriana y Santa Fe. La locura de la película de los Minions está en pleno auge. Es un film estadounidense de animación que fue estrenado el 2 de julio en todo el país y que agota las entradas en los cines desde hace días. En el famoso cine de Santa Fe las funciones están totalmente agotadas y en la ciudad de Paraná se puede encontrar algo, pero es un trabajo muy duro para los padres. Hay otra película con un poco menos de locura por estar hace un tiempo ya en cartel; es Intensamente, otro producto de Estados Unidos, pero con un mensaje claro: cómo entender a los chicos. Entretenido para los mayores.
La película de los Minions será la obligación para todos los chicos, que no aceptarán un no por respuesta.
Pero para estas vacaciones habrá otras variantes, por suerte para los papás. Los parques estarán colmados para un día de paseo. Eco de las vacaciones, resonará ya a mediados de agosto ese otro invento de los comerciantes que es el Día del Niño, época en la cual finaliza esta locura de invierno. El problema de muchos de estos chicos es que buscan no aburrirse en estos días. Los juguetes pierden rápidamente su encanto, los programas de televisión no motivan lo suficiente como para terminar de verlos en su totalidad, y se cae en un zapping compulsivo, Internet no convence del todo, los amiguitos son meros compañeros de consumo con quienes no se comparte ni siquiera una conversación. Los padres tendrán que estar atentos para entretener a los niños.
Por suerte para ellos habrá actividades como espectáculos y la clásica cita de los artesanos. Pero a los chicos poco les importa, salvo que contengan alguna imagen de los Minions. Serán dos semanas largas para que los chicos tengan su merecido descanso de la etapa escolar, pero los padres tendrán días largos para afrontar con sus pequeños amados y que esas jornadas no sean aburridas.
No está mal que los padres tengan, durante las vacaciones, cantidad de opciones para llevar a sus chicos de paseo en los diferentes lugares de la región. Pero también dejar un mensaje de que no todo se puede consumir, que hay cosas más importantes y que el tiempo que pasan solos en casa jugando con mamá o papá es más valioso que el invertido en ver el espectáculo de la vedette de turno devenida en conductora infantil. Pero cada uno es dueño de sus actos y en qué quiere invertir tiempo y dinero, más cuando están los hijos.

Comentarios