La Provincia
Lunes 01 de Febrero de 2016

Comerciantes expectantes por un repunte tras un mes adverso

Tras 13 meses en alza, las ventas minoristas bajaron un 2,2%. Esperan revertir la tendencia este mes con ofertas por fechas especiales

Fueron 13 meses consecutivos con saldo positivo para las ventas en el comercio minorista. Sin embargo, en enero se quebró la racha y las unidades vendidas con respecto a igual mes del 2015 cayeron un 2,3%. El sondeo, realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), contempla la tendencia general de todas las provincias. Entre Ríos no escapa a esta realidad: en términos generales, los comerciantes locales coinciden en que fue un mes “flojo” y esperan que la curva descendente se revierta a lo largo de febrero, atentos a fechas especiales que logran incentivar una mayor demanda, al menos en algunos rubros. En este sentido, el Día de los Enamorados, que se celebra el 14, genera expectativas para algunos sectores; al igual que el inicio del ciclo lectivo, que incrementa la demanda en otros.

La CAME analizó la retracción durante el primer mes del año y atribuyó la baja en las ventas a una serie de factores “que explican la caída”: el organismo explicó en su informe que se notó un “menor poder adquisitivo de muchas familias frente a la menor demanda de empleo”, y señaló que también influyó “la aceleración de precios que se viene produciendo desde fines de noviembre en muchos bienes y servicios”.

El organismo afirmó además que “la fuga de turistas hacia Brasil, aprovechando la ventaja cambiaria de ese país, y a Chile, donde Migraciones registró un 30% más de argentinos que el año pasado, provocó un menor consumo especialmente en las ciudades de veraneo”.

En Paraná, las opiniones concordaron: Daniel, propietario de un comercio de indumentaria, comentó que a pesar de las rebajas del período estival, que alcanzaron un 30% de descuento, no se vendió lo esperado. “Los mayoristas están mandando ya la mercadería de la nueva temporada, así que veremos qué pasa. Esperemos que la tendencia se revierta”, comentó. 

Por su parte Alejandro, empleado de un supermercado barrial, aseguró: “La gente se cuida más en las compras. Lleva lo necesario y opta por pequeñas cantidades. Se abastece para el día a día. Incluso se vio más tarjeta de crédito para comprar comida”. Y Andrés, dueño de un almacén donde además se venden picadas y comidas elaboradas, afirmó: “Enero fue malo en ambos rubros, tanto en despensa como en picadas, pizzas y demás. Soy de preguntarle a los vendedores y coinciden con esto”.  

Frente a un panorama de menor consumo, según la CAME, la financiación fue un aliciente para que el impacto no fuera mayor, pero no fue suficiente. “El programa Ahora 12, los descuentos ofrecidos por algunas tarjetas de crédito, y las promociones que lanzaron muchos comercios para darle fluidez a la venta, ayudaron a contener la caída, pero no alcanzó, porque muchas familias se encontraron sin liquidez y con sus tarjetas sin límite, y eso frenó los planes de consumo”, señalaron desde la entidad.

Rubros afectados

De los 20 rubros relevados por la CAME, 17 finalizaron en baja –es decir, el 85%– y solo tres en alza, contrastando completamente con diciembre, cuando prácticamente todos los rubros crecieron, con la excepción de neumáticos. Entre los más afectados, se ubicó el rubro Indumentaria, donde la cantidad de unidades vendidas cayeron 2,7% anual, a pesar de que ese rubro creció 2,1% en Reyes. Hubo menos promociones y descuentos y eso desalentó la compra. Además, las familias se mostraron muy prudentes a la hora de endeudarse con tarjetas, por los límites saturados, y evitaron incluso las cuotas. Lo que también restó demanda fue la venta ilegal en la vía pública, que se vio mucho en zonas de veraneo sin controles.

En Electrodomésticos y artículos electrónicos, las cantidades vendidas en el mes cayeron 4,8% anual. Esto se dio por un menor poder adquisitivo de las familias y por las tarjetas desbordadas. Los comercios consultados señalaron que las compras grandes se realizaron con más de una tarjeta y en algunos casos no se pudo concretar la venta por falta de fondos o tarjeta denegada. A eso se sumó que en la segunda quincena del mes, se vendió muy poco.

Alimentos y bebidas también finalizó con una caída de 2,5%, que se notó más en los comercios de las ciudades turísticas. Incidió la menor oferta de productos del sistema Precios Cuidados. Aun así, el público buscó ofertas, evitó productos accesorios, y se orientó a segundas y terceras marcas para sostener su canasta de consumo. 

Los que lograron mantener la tendencia en alza

En general, según lo reflejan el análisis de la CAME y las opiniones de los comerciantes, la demanda se mantuvo muy tranquila durante todo el mes, con la excepción de la semana de Reyes, que fue bastante buena para los rubros que participaron de esa fecha y finalizó con un alza promedio de 2% frente a Reyes 2015. 

En este marco, un rubro que escapó a la tendencia decreciente de enero fue el de Jugueterías y Artículos de librería, donde las cantidades vendidas crecieron 2,2% frente a enero 2015, y para Reyes específicamente finalizaron con un alza de 3,8% frente a Reyes 2015. Lo que más se vendió fueron juegos para la playa, inflables, autitos, muñecas, muñecos, set de cocinas para las nenas, pistas y juegos de mesa para todas las edades. 

A su vez, muchos comercios comenzaron a promocionar desde la primera quincena del mes los artículos de librería, y las familias aprovecharon a comprar para beneficiarse de algunas promociones interesantes, buscando mejores precios y evitar al mismo tiempo pagar luego valores mayores. 

Pasados esos días, el público comprador desapareció de las calles y avenidas comerciales. “Mucha gente miraba, consultaba, pero dudaba al concretar la compra. En ese escenario, muchos vendedores ilegales aprovecharon para vender en vía pública mercaderías de imitación con precios más económicos, perjudicando al comercio minorista”, expresaron desde la CAME.

Cabe recordar que el organismo lucha de manera constante por erradicar este flagelo en todo el país.

Detalles de la noticia

* 2,7% es el porcentaje que cayeron las unidades vendidas en el rubro Indumentaria. Hubo menos promociones y la gente evitó utilizar las tarjetas de crédito para no endeudarse más.
* 4,8% bajaron las ventas en  Electrodomésticos y artículos electrónicos. Comerciantes consultados por la CAME dijeron que muchas compras no se pudieron hacer por falta de fondos en tarjetas.
* 2,5% es lo que descendieron las ventas en Alimentos y bebidas. Esto se notó más en los comercios de las ciudades turísticas, y también incidió la menor oferta de productos del sistema Precios Cuidados.

Comentarios