Policiales
Lunes 10 de Agosto de 2015

Comenzó un juicio contra una organización narco que operaba en Gualeguaychú

Seis personas están acusadas de integrar una banda dedicada a la venta de cocaína. Entre los imputados están el proveedor de la droga, el transportista y los administradores de los distintos puntos de venta, quienes están vinculados familiar y afectivamente. 

Este lunes comenzó un juicio ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Paraná contra una organización narcocriminal dedicada a la comercialización de estupefacientes. Se trata de seis imputados, que llegaron al debate detenidos. 
Martín Ludueña está acusado de "organizador" de la banda dedicada al comercio de cocaína (artículo 7° de la ley 23.737), y Miguel Braun, su hijo Exequiel Braun, Cecilia Gómez y Olga Sosa están imputados por comercio de estupefacientes agravado por la intervención de más de 3 personas (artículo 5° inciso "c" de al ley 23.737 en relación al art. 11 inciso "c" de la misma ley). Finalmente, Diego Barreto llegó al juicio acusado por transporte de estupefaciente. 
En el juicio están citados a declarar más de 40 testigos, divididos entre funcionarios de gendarmería, testigos civiles y peritos. En representación del Ministerio Público Fiscal actúa el fiscal general José Ignacio Candioti.
De acuerdo a la investigación, los acusados se dedicaban a la venta de cocaína desde distintos domicilios de Gualeguaychú. Entre los imputados se encuentra el principal responsable de la organización, Pablo Martín Ludueña, que vivía en la localidad bonaerense de Avellaneda.
“Fue una investigación profunda realizada por Gendarmería nacional en los primeros meses de 2013”, comentó Candioti al sitio Fiscales de la Procuración, y agregó: “Esto permitió descubrir, mediante escuchas telefónicas, seguimientos y filmaciones, que Miguel Braun y su hijo Exequiel, junto a la abogada Elena Gómez, pareja del padre, se conectaban con Ludueña en Buenos Aires para que les consiguiera cocaína”.
Todo comenzó cuando un testigo de un juicio por el crimen de un joven en Gualeguay puso en conocimiento del tribunal la posible comisión de delitos relacionados con la venta de droga en la casa de Olga Sosa, ex pareja de Miguel Ángel Braun y madre de Miguel Exequiel, en Gualeguaychú.
El representante del Ministerio Público Fiscal indicó que trata de demostrar ante los jueces Lilia Carnero, Roberto López Arango y Noemí Berros que Braun, su hijo y Gómez le entregaban el dinero personalmente a Ludueña y éste luego se encargaba de conseguir la droga, trasladarla hacia Gualeguaychú y diseñar la logística para que la operación sucediera todos los meses. El transporte, indicó el fiscal general, se realizaba por medio de Diego Barreto.
Los imputados fueron detenidos el 2 de noviembre de 2013, cuando se hicieron los procedimientos y se encontró a Barreto transportando más de 3 kilos de cocaína. Además, se halló un kilo de ese estupefaciente en el domicilio de la abogada. Por su parte, a Ludueña se le encontró 100.000 pesos y más de 12.000 dólares en su poder, a la vez que se le secuestró de su domicilio un Mini Cooper, un Peogeot 308 Feline y una moto de alta cilindrada. Mientras que en Gualeguaychú, en la casa de Sosa, se secuestraron 121 bolsitas de nylon que contenían cocaína, ocultas dentro de una cartera guardada en un ropero.
Asimismo, como Ludueña negaba ser quien aparecía en las escuchas, el fiscal Candioti solicitó una pericia de voz, lo que fue concedido por el Tribunal Oral y se espera su resultado.
Está estipulado que el juicio se prolongue a lo largo de toda la semana.

Comentarios