Policiales
Miércoles 12 de Agosto de 2015

Comenzó el juicio contra nueve policías acusados de torturar a menores de Rosario del Tala

Las víctimas denunciaron que fueron detenidos y llevados a un descampado en el que se hizo un simulacro de fusilamiento. También fueron torturados con una picana.  

El juicio oral contra nueve efectivos policiales de la Departamental Tala se inició este lunes y coninúa en la jornada de este martes.
Los policías están acusados de torturar a dos adolescentes de 14 y 15 años, hecho ocurrido en julio de 2012, en Rosario del Tala.
En ese momento las víctimas denunciaron que fueron detenidos, llevados a un descampado en el que se hizo un simulacro de fusilamiento. También fueron torturados con una picana.
Por el hecho, hay nueve funcionarios policiales imputados por los delitos de privación ilegítima de la libertad con abuso funcional, vejaciones en acto de servicio y apremios ilegales, tratándose de Neri Magallan, Walter Flores, Rodrigo Vidal, Marcelo Millezzi, Ludmila Soto, Héctor Mori, Claudio Monroy, Gustavo Fornerón y Pablo Segovia, todos en actividad, los que son representados por el doctor Claudio Manfroni.
La causa recayó en manos del fiscal Samuel Elbio Rojkin, pero actualmente lleva adelante la acusación la doctora Albertina Chichi, en tanto que las víctimas son representadas por los abogados querellantes Rubén Pagliotto e Iván Vernego, publica 03442.com.

Los hechos
En aquel entonces una de las víctimas estaba en un descampado con una motosierra haciendo leña. En un momento dado se acercó un auto con tres policías de civil, los que al parecer, sin explicaciones le dijeron que lo tenían que detener, lo esposaron y lo cargaron con el único fundamento de que “había una orden” de detención, porque estaba sospechado de haberse robado elementos de una escuela.
Durante el viaje los agentes detuvieron el auto, bajaron al menor para luego simular dispararle en la cabeza y lo llevaron a una comisaría. Allí estaba su compañero, también acusado por el mismo hecho y ante la falta de información, los agentes comenzaron con golpes de puño, patadas y quemaduras de cigarrillos. Después los soltaron.
Luego hubo una segunda detención en la casa en donde vivían los chicos, pero esta vez con la idea de hacer un careo con un tercer joven sospechado por el mismo hecho. Tampoco surgieron datos y el malestar de los policías se profundizó.
Según la acusación, los uniformados los llevaron a media noche al arroyo de Tala a golpes y punta de pistola, también los picanearon. De acuerdo a los relatos, hubo una tercera detención. Los jóvenes en esta ocasión fueron llevados al basurero municipal y colocados frente a un paredón mientras gatillaban sus armas

El juicio
Tras algunas postergaciones, a tres años de los hechos, la causa llegó a juicio oral, ante el Tribunal integrado por los jueces, Fabián López Moras, Alberto Seró y Mariano Martínez, estando presentes los nueve imputados, su defensor, la Querella y la fiscal, quien fue acompañada por el fiscal Coordinador, doctor Fernando Lombardi.
Durante la primera jornada se realizó la apertura y presentación de las partes, así como de los acusados, teniéndose prevista la proyección de videos de las Cámara Gesell por la que pasaron los jóvenes denunciantes en aquella oportunidad.
El juicio continúa hasta el viernes, oportunidad de los alegatos de las partes.
 

Comentarios