La Provincia
Viernes 29 de Julio de 2016

Colonia Hoker: el pueblo que se resistió al olvido y hoy progresa

El pueblo tiene alrededor de 120 habitantes. Con el apoyo de una ONG impulsaron el turismo rural y consiguieron prosperar

Contrario a lo que pasa con muchos pueblos de Entre Ríos, donde los más jóvenes se van a las grandes ciudades en busca de oportunidades, en Colonia Hoker hoy se quedan y apuestan a forjar un porvenir en el sitio que los vio nacer.

El pequeño poblado, en el que viven unas 120 personas, está situado a 12 kilómetros de Villa Elisa y a 40 kilómetros de Colón. Con calles de tierra y ripio, y siestas que se respetan a rajatabla, se resistió al olvido cuando sus habitantes encontraron que podían progresar a través del turismo rural.

La oferta está basada en la tranquilidad del lugar, el contacto con la naturaleza y un viaje al pasado a través de los viejos almacenes que conservan su fisonomía desde hace más de 100 años y son atendidos por la tercera o cuarta generación de cada familia. Allí se pueden encontrar productos regionales que suman atributos, como vinos pateros, licores, dulces, quesos, salames y miel.

Muy cerca, el arroyo Mármol y una acogedora playa coronan la propuesta en la temporada estival. "Es un arroyo de vertiente donde la gente se puede bañar, porque es playito; y disfrutar del canto de los pájaros y de hermosas arboledas", contó a UNO el presidente de la junta de gobierno, José Luis Favre.

"Colonia Hoker nació hace 113 años, de la mano de inmigrantes franceses y suizos. Hay una escuela Primaria que va a cumplir 125 años y una iglesia; policía no tenemos desde hace más de una década", comentó Adriana Pralong, propietaria de una de las posadas del pueblo, erigida en una vieja casona que también cumplió un siglo. A su vez, señaló: "Hasta hace unos 18 años vivía solamente gente mayor; los jóvenes se iban porque no había mucho por hacer. A partir de la propuesta de Don Leandro, que fue el primer punto turístico que hubo, el pueblo empezó a crecer y hacerse conocido. Las personas más jóvenes empezaron a quedarse o a volver para instalarse, porque ahora sí hay opciones".

"Soy una de la hijas de don Leandro", agregó con orgullo, y contó que el emblemático almacén que atienden sus padres cuenta también con un comedor de platos típicos de campo. "La gente que viene acá busca naturaleza y turismo rural. Es un público muy especial, de todas las edades; hay familias con nenes chiquitos, matrimonios grandes, parejas solas", dijo.

Además de estas alternativas, otros atractivos suman proposiciones para atraer a los turistas: mujeres que formaron un taller de tejido y hoy ofrecen sus artesanías; una academia de baile que invita al disfrute de la danza y en carnaval irrumpe con la magia del ritmo y la alegría típica de esta fecha; fábricas de dulces caseros y otros manjares; y una vieja carpintería, donde los herederos del oficio rescatan la memoria y la impronta que le dio su fundador, hace más de medio siglo.


***
Impulso

Hace un año, referentes de la ONG Responde –una organización sin fines de lucro que busca potenciar los recursos económicos, culturales y sociales de pueblos de Argentina con menos de 2.000 habitantes– llegaron a Colonia Hoker para brindar apoyo y asesoramiento a sus habitantes. "Nos encontramos con muchos emprendedores con un conciencia muy fuerte acerca de que el turismo podía ser el camino para el progreso del pueblo. Empezamos a pensar en un proyecto para potenciar sus capacidades, para que sus emprendimientos tengan sustentabilidad. Se trabajó en torno a cómo calcular el precio y entender mejor la dinámica de un producto, por ejemplo. Pero ademas surgió de ellos mismos la iniciativa de generar una identidad comunitaria", indicó a UNO Agustín Bastanchuri, director ejecutivo de la ONG Responde.

En conjunto con la gente del pueblo, diseñaron una página de Internet para promocionar las virtudes del lugar e invitar a más personas a conocerlo. La dirección es www.coloniahoker.wordpress.com y allí se pueden conocer cada una de las iniciativas turísticas.

Por otra parte, a fines del año pasado organizaron una feria, donde cada uno de ellos pudo exponer sus productos y compartir la experiencia, y piensan reeditarla en diciembre. Este año proyectan una nueva etapa de trabajo y hoy llegarán nuevamente los representantes de Responde para reunirse con los vecinos de Colonia Hoker y continuar desarrollando sus fortalezas.


***
Trabajo conjunto para potenciar las propuestas


El objetivo de la ONG Responde es promover el desarrollo en los pueblos rurales, generar oportunidades, mejorar su calidad de vida y reducir los desequilibrios territoriales de la Argentina. "En sus 16 años de vida, ya trabajó en más de 100 localidades de todo el país", explican los mentores del proyecto. "La primera etapa del programa en 2015 fue muy estimulante. Encontramos en Colonia Hoker una comunidad receptiva, pujante y con enorme espíritu emprendedor, dispuesta a abrir sus puertas al turismo y con ganas de desarrollo. Este año queremos darle continuidad al trabajo ya que quedaron confirmadas plenamente las capacidades y potencialidades de esta comunidad", señaló Agustín Bastanchuri, coordinador ejecutivo de Responde.
Sus referentes vuelven hoy al pueblo para seguir trabajando hasta noviembre en base a tres ejes principales. Uno es potenciar emprendedores, continuando con las capacitaciones para acelerar su crecimiento, aumentar su escala de producción y promover la sustentabilidad de los emprendimientos en el tiempo. Otro eje está basado en el desarrollo de la identidad comunitaria, a través de la página web y otras actividades. Y el tercero es el posicionamiento de Colonia Hoker, incluyendo a la localidad como oferta turística en la zona, incrementando su posicionamiento para aumentar los visitantes al pueblo y la demanda de productos y servicios locales; además de fomentar la inclusión del destino y su información en los circuitos provinciales; vinculación de los polos turísticos de Colón y Villa Elisa.

Comentarios