Ovacion
Jueves 29 de Diciembre de 2016

Clivio tuvo la mira bien calibrada y quiere más

Tiro con arco. Pasó un gran 2016, ya que terminó primero en el Ranking Argentino de Cadetes. Ahora se vienen viajes internacionales.

Alejo Clivio alcanzó buenas producciones a lo largo de 2016 de la mano del tiro con arco. Entre otras destacadas actuaciones, fue segundo en la Copa Argentina de Cadetes y Juveniles que se desarrolló en Luján y terminó tercero en la Final Nacional que pasó por Santo Tomé. La suma de los puntos alcanzados en estas competencias permitieron que el paranaense de 16 años se quedara con el primer escalón del ranking Argentino de Cadetes. Al buen arquero le sobran los motivos para brindar con alegría por lo que pasó y además comenzar a pensar en el 2017, un año que estará plagado, entre otras, de competencias internacionales. Ayer el juvenil habló con Ovación.


— ¿Qué balance hacés?
— Este año fue muy importante, más que nada porque pude hacer mi primer viaje internacional a Costa Rica. En cuanto a la temporada de salón logré quedar campeón regional en lo que es la zona del Litoral y eso me clasificó para un Nacional en Esquel. Ahí quedé tercero en individuales y entramos con otro compañero en tirada por equipo Seniors, que es la categoría más alta y quedamos segundos.


— Estás primero en el Ranking.
— Es la primera vez, desde que estoy en arquería, que se implementa un ranking para Cadetes y Juveniles el cual está conformado por la Copa Argentina y la Final Nacional. En la Copa Argentina quedé segundo y en la Final Nacional fui tercero haciendo buenos puntos. La sumatoria de la clasificatoria me dejó primero en el Ranking Argentino.


— ¿Qué significa eso para vos?
— Es muy importante y la verdad no me lo esperaba. La meta siempre estaba, pero si te ponés a ver yo tiré tres tiradas en finales de aire libre en mi vida. En la primera fui octavo, último, en la segunda fui sexto, ni aparecí, y ahora aparezco primero en el Ranking Argentino. Es sorpresivo.


— Hubo un gran crecimiento.
— A lo largo del año tuve muchas concentraciones con el búlgaro Ivan Yotov además de la ayuda de mi entrenador y de Junior Bolaños. Él y Daniel Acosta fueron claves en el crecimiento en cuanto al puntaje.


— ¿Qué te enseñó el búlgaro?
— Con él hice entrenamientos intensivos. Te das cuenta de que si querés conseguir cosas importantes tenés que entrenar fuerte. La verdad que nos moríamos. Llegábamos a las 9, parábamos para comer y luego seguíamos tirando.


— ¿Acá se entrena bien, pero en Buenos Aires se da el salto de calidad?
— A la tercera concentración fue me entrenador y eso también fue de gran ayuda porque se trabajó en conjunto. Yo iba a clínicas, pero mi entrenador no. Entonces cuando se interiorizó fue todo más fácil y se sabe cómo trabajar para alcanzar más nivel.


— ¿Qué te dejó Costa Rica?
— Aprendí muchísimo, no solo por lo que viví yo sino por lo que vi de mis compañeros. Había nivel, pero yo pensé que no iba a estar a la altura. Sin embargo no fue tanta la diferencia y llegué al cuarto puesto.


— ¿Qué se viene ahora?
— Hay muchos viajes internacionales. Te nombro los países. Vamos México, Guatemala, Colombia, estaremos en Rosario en el Mundial y Puerto Rico después.


— ¿Cuál es la idea?
— Para clasificar a esos viajes tenemos dos evaluatorios a principios del año y ya en enero nos vamos a poner a entrenar. Mi idea es buscar el podio, pero me conformo con dejar todo.


— Dedicatoria.
— Quiero agradecer especialmente a Diario UNO por el apoyo, a mi entrenador Daniel Acosta y a toda mi familia.



Comentarios