La Provincia
Sábado 04 de Abril de 2015

Citricultores rechazan el subsidio que les ofrecieron ante la falta de mercados

“No queremos cortar la ruta, ni perjudicar a nadie, pero urgente necesitamos respuestas”, aseveró el titular de Fecier, Dante Grigolatto.

El presidente de la Federación del Citrus de Entre Ríos (Fecier) Dante Grigolatto, agradeció las gestiones encaradas desde el Ministerio de Producción de Entre Ríos buscando obtener un subsidio para el sector, pero consideró a la oferta de “irrisoria” y que “no viene a solucionar nada”. A ello sumó que la promesa “dista muchísimo de lo que necesita hoy la citricultura, nosotros pedimos en total unos 650 millones de pesos para poder levantar la cosecha de este año y nos ofrecieron 30 millones”.

 

El representante de los productores señaló a Diario Río Uruguay que tras las negociaciones con el Ministerio de Agricultura de la Nación y la Jefatura de Gabinete el subsidio ofrecido rondó los 30 millones de pesos. “Nosotros solicitamos alrededor de 650 millones de pesos para que las (firmas) exportadoras pudieran sacar ese 25% y 30% que Argentina necesita exportar”.

 

En ese marco, Grigolatto consideró que los 30 millones “es un número irrisorio” y detalló que se lo manifestó en el diálogo mantenido con el ministro de la Producción, Roberto Schunk. “Entiendo que él tiene las mejores intenciones de solucionar este problema, pero nosotros no queremos vivir de un subsidio. Lo que queremos son políticas a largo plazo para que el sector vuelva a ser rentable”, afirmó.

 

La Argentina produce unas 800.000 toneladas de naranjas y otras 400.000 de mandarinas. Pero como el mercado interno no absorbe ese volumen, es clave lo que suceda con la exportación, influenciada por la crisis en la Unión Europea y Rusia.
“Lo que se pretende es profundizar (la protesta)  hasta que lleguen las soluciones, y hasta que no nos sentemos con quien tengamos que hacerlo”, expuso Grigolatto.

 

“No queremos cortar la ruta, ni perjudicar a nadie, pero urgente necesitamos respuestas”, enfatizó el productor, ampliando: “En breve tiempo se viene la cosecha de las nuevas variedades de exportación y el sector citrícola está parado. No hay movimiento económico en la ciudad y esto es porque los trabajadores de la fruta no trabajamos”.

 

El presidente de la Fecier subrayó: “Ciudades como Chajarí o Concordia crecieron gracias al trabajo de la gente y tenemos que volver a imponer eso. Lo que hay que devolverle a la citricultura y la fruticultura nacional es rentabilidad”.

Comentarios