Espectaculos
Martes 23 de Junio de 2015

Cine en el Círculo Odontológico

Mañana proyectarán La mirada del hijo, un filme del rumano Calin Netzer. Será en Corrientes 218

Mañana, en una nueva función del ciclo de cine del Círculo Odontológico de Paraná, se proyectará La mirada del hijo, filme del joven realizador rumano Calin Peter Netzer. Como siempre, la cita es en el auditorio de la institución, Corrientes 218, a las 20.45, con acceso libre y gratuito.

Cornelia, la protagonista de este áspero drama, una arquitecta y escenógrafa, casada con un médico y estrechamente vinculada con todos los personajes que importan en la política, los negocios, el arte y la cultura de su ciudad, está lejos de vivir en plenitud los beneficios que le ha concedido la vida. Se entenderá por qué apenas se la escuche en la escena inicial, cuando en charla con una amiga sólo exponga los constantes reclamos que le genera la conducta de su hijo, único y cuarentón. Mujer de fuerte personalidad, autoritaria y manipuladora, ejerce sobre su entorno y sobre sí misma un control sin desmayos.  

Su hijo es quien más ha sufrido la asfixia de un excesivo amor maternal. La relación entre los dos es, como mínimo, conflictiva, y mucho más desde que Barbu se ha unido a una mujer que a ella le resulta intolerable. Para Cornelia no parece existir otra forma de relación humana que la que supone un combate por el poder.

Y esa naturaleza -quizá réplica metafórica del estado que los rumanos padecieron en carne propia durante la larga noche de Ceaucescu- se manifestará a pleno cuando sobreviene un drama inesperado: su hijo queda involucrado en un accidente automovilístico. Ella apelará a sus contactos, a su dinero y a su poder para mantenerlo fuera de la cárcel.

En apariencia, el asunto central del film es la enfermiza relación madre-hijo; en tanto, el subrayado contraste entre la clase empobrecida y la soberbia inescrupulosa de los protagonistas, solo un apunte circunstancial. El film apunta siempre a una misma cuestión: la del poder y su decisivo papel en las relaciones interpersonales.

La nerviosa cámara de Andrei Butica y el guión colmado de apuntes incisivos y diálogos filosos no lo pierden nunca de vista, incluso en el final catártico e intensamente dramático. Es en ese sentido que el film de Netzer, se muestra a la altura de las obras admirables a que el cine rumano nos ha acostumbrado en la última década.

Como es habitual, al ser ésta la última función del mes, se sorteará entre los presentes la película exhibida. Para el próximo encuentro, el 8 de julio, se anuncia el filme Las acacias multipremiada película argentina, del director Pablo Giorgelli.

 

Comentarios