A Fondo
Sábado 10 de Enero de 2015

Cinco ideas para tener relaciones en vacaciones

Playa, sol, brisa marina... todos ingredientes que logran que nuestros motores sexuales se calienten. Te dejamos los mejores trucos sexuales para que pruebes en la playa.

Las vacaciones son ideales para experimentar cosas nuevas: destinos, comidas, tragos y por qué no, trucos sexuales. Con el tiempo libre de nuestro lado, el mar o el río se transforman en escenarios perfectos para dejar volar la imaginación en materia sexual. Te contamos algunos truquitos para que pongas en práctica con tu pareja.

Preparar el terreno

Si durante tu vida diaria no tenés tiempo de seducir a tu pareja, en las vacaciones no tenés excusas. Cuando estén en la playa, pedile sensualmente que te ponga protector solar en todo el cuerpo, también podés preguntarle de manera muy sugerente si le gusta cómo te queda el traje de baño, o podés animarte a más y susurrarle en el oído lo que te gustaría que te haga cuando lleguen al hotel. Otra gran oportunidad de seducir a tu pareja es cuando salen a la noche: bésense más de lo usual, hablen de temas sexuales y miralo de manera provocadora durante la cena. Tené en cuenta que cuanto más prepares el terreno, más explosivo será el encuentro sexual.

Ganas de innovar

La rutina que sufrimos en la ciudad también se cuela en nuestra vida sexual. Las mismas posiciones, el mismo momento del día, los mismos movimientos en la previa. Por eso, las vacaciones son ideales para innovar. Si la posición que más practican es el misionero, pongan como regla que será la que menos hagan. Prueben nuevas poses que les generen sensaciones distintas. Recuerden: el tiempo está a su favor. Aprovéchenlo.

Aprovechar la sensualidad del agua

Así sea que veraneen en la playa o en las montañas, el mar y el río ofrecen grandes oportunidades para encender la pasión entre los dos. Métanse juntos al mar y abrácense, tóquense debajo del agua disimuladamente y presionen contra el cuerpo del otro algunas partes estratégicas. No te recomendamos que llegues demasiado lejos porque te podrían ver y sería un papelón, pero si la adrenalina de que te descubran te excita aún más te animás, seguro la vas a pasar genial. Sin embargo, tené en cuenta que el agua dificulta la lubricación.

A la ducha, de a dos

Cuando lleguen cansados y acalorados de la playa, proponele a tu pareja un baño juntos. Sacate la ropa frente a él de manera sensual, hasta le podés hacer un mini striptease si te animás. Una vez que estén en la ducha, pedile de forma provocadora que te pase el jabón por todo el cuerpo, y luego hacéselo vos a él. Nada mejor que la ducha para hacerle una buena sesión de sexo oral a tu pareja. Lo vas a volver loco de placer.

Al mal tiempo, mucho sexo

Si tienen la mala fortuna de que el clima no sea el óptimo para ir a la playa, una buena idea es encerrarse en el cuarto de hotel y tener una jornada intensa de sexo. Al fin de cuentas, no existe mejor plan que estar los dos desnudos y pasar horas y horas con el hombre que amás. ¿O preferís ir a caminar por el centro de la ciudad? La idea para aprovechar al máximo de las vacaciones es que prueben cosas nuevas y que se olviden del tiempo. No hay nada mejor para garantizar una buena sesión de sexo que estar despreocupada y relejada.

Fuente: Infonews.com

Comentarios